VIDEITOS MANDAN

Loading...

lunes, 27 de junio de 2016

domingo, 26 de junio de 2016

BREXIT Y EL STALINGRADO ITALIANO



Para entender mejor la potencia de las fuerzas que impulsan el huracán ‘brexit’, es útil recordar lo que pasó en 1994 en Sesto San Giovanni, un suburbio al norte de Milán. En sus años de apogeo económico, la zona se llenó de fábricas, obreros y combativos sindicatos comunistas. Tanto que se hizo famoso como el ‘Stalingrado de Italia’. Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta 1994, cada vez que había una elección local, regional, nacional o europea donde los habitantes de Sesto/Stalingrado tenían la oportunidad de votar, más del 80 % lo hacía por el partido comunista o por su candidato. 

Esto cambió en 1994, cuando en el Stalingrado de Italia ocurrió un terremoto político tan inesperado como el de ‘brexit’. Era un año más de la crisis que afectó duramente al sector industrial italiano. Ese también fue el año en que Silvio Berlusconi, aliado con los partidos de derecha, se lanza como candidato, enfrentando directamente a la izquierda y —muy específicamente— a los partidos de origen comunista. Más del 80 % de los habitantes de Sesto San Giovanni votaron por Berlusconi.

La crisis económica, la corrupción de los políticos y la desesperanza llevaron a los votantes comunistas a darle una patada a la mesa y votar por alguien que simbolizaba la antítesis de sus candidatos tradicionales. Pero fuera de darles una oportunidad de protestar contra todo y contra todos los políticos ‘de siempre’ a través de su voto, fue muy poco lo que los habitantes del Stalingrado italiana lograron ayudando a Berlusconi a llegar al poder. El empresario, convertido en primer ministro, ni produjo el “nuevo milagro italiano” con el cual había ilusionado a sus electores, ni mejoró las condiciones de los trabajadores ni hizo mucho contra la corrupción, otra de sus promesas que llevooo a tantos a creer en él. En muchos sentidos elegir a Silvio Berlusconi como primer ministro fue un autogol que se marcaron los italianos, (¡cuatro veces!).

Los británicos acaban de hacer lo mismo

Quizás el ejemplo más temprano y más ilustrativo del autogol británico nos lo ha ofrecido el gobierno local del condado de Cornualles, en el sureste de Inglaterra. El 56,5 de quienes votaron en Cornualles lo hicieron a favor de ‘brexit’, lo que quiere decir que allí el entusiasmo con la ruptura con Europa es mayor que el promedio del Reino Unido.

Pero la celebración de esa victoria les duró poco. La misma mañana en que se supo el resultado favorable a la salida de Inglaterra de la Unión Europea, el consejo de Cornualles emitió un llamado urgente exigiendo que se les garanticen los 60 millones de libras al año que durante 10 años ha recibido de Europa. Y Cornualles no será el único caso de autogol. Una sorprendente estadística revela que las regiones del Reino Unido que más exportan a Europa fueron las más proclives a votar a favor de ‘brexit’. 

Cabe suponer que en esas zonas será donde más puestos de trabajo se perderán al disminuir las exportaciones. Otro triste ejemplo lo ofrece la doctora Anita Sharma: “He dedicado mi carrera a la investigación sobre cáncer, que ha sido posible gracias a los fondos de la Unión Europea. Espero que los que votaron a favor de ‘brexit’ entiendan la devastación que esto va a causar en la medicina”.

La respuesta más común a este tipo de observaciones es que el voto a favor de ‘brexit’ fue más motivado por el temor al ‘exceso’ de inmigrantes, y su impacto social y cultural, que por cálculos económicos. Sin embargo, otra paradoja que revelan las estadísticas es que el temor a la inmigración es más anticipatorio que real. Las áreas donde más concreta y real es la experiencia con los inmigrantes votaron a favor de permanecer en la Unión Europea.

“Recuperemos el control” es el eslogan que hábilmente utilizó la campaña a favor del ‘brexit’. Esta es la ilusión —retomar un presunto control perdido— que se vendió bien en el Reino Unido y se va a vender bien en otros países de Europa por la cohorte de ‘terribles simplificadores’, demagogos y oportunistas que hoy proliferan en el continente. Los devastadores resultados de esta búsqueda de “control” tardaron solo horas en aparecer en Inglaterra. Entre otros, el más dramático es que la devaluación de la moneda que tumbó la libra esterlina a niveles de 1985 ya ha hecho contraer drásticamente la economía británica.

“Recuperar el control” les está resultando prohibitivamente costoso a los británicos. Y más aún porque es una ilusión falsa. En el mundo de hoy el control que prometen los demagogos no existe. Quizás esta sea una de las muchas lecciones que dejará el ‘brexit’. Otra lección —que está por verse— es si las sociedades aprenden de los errores que otros cometen.

El extraño caso del abogado peruano perseguido por la muerte


POLÉMICA POR CONTRATACIÓN DE NUEVO PERSONAL EDIL EN TRUJILLO


Una nueva polémica se genera en la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), en torno a la contratación de personal bajo la modalidad de locación de servicios, para el puesto de “coordinador de seguridad para apoyo en la Gerencia Municipal”, los mismos que se encargarían de realizar actividades de inteligencia y contra inteligencia en coordinación con la Gerencia de Seguridad Ciudadana, según información publicada en el diario El Comercio y UCV Satelital.

La polémica aumenta más, justamente por el punto en mención en el que especifica que una de las funciones del locador será “coordinar con la Gerencia de Seguridad Ciudadana actividades de inteligencia y contra inteligencia para garantizar la seguridad de la Gerencia Municipal”, acción que, según el gerente municipal Ismael Iglesias León, no se realiza y ha sido modificada a través de una adenda.

EL CONTRATO. De acuerdo a la información recabada, las contrataciones se iniciaron en enero del año pasado y en las mismas, el funcionario municipal es quien solicita y autoriza la contratación de Luis Antonio Rabanal Pretel, para realizar este tipo de servicios por un plazo de 45 días.

Tal como se muestra en el contrato N° 023-2015-MPT-SGA, a través del memorándum 235-2015 con fecha 14 de enero del 2015, la Gerencia Municipal solicita al personal y en base al anterior documento, autoriza la contratación del coordinador.

Asimismo, se hace referencia al cuadro comparativo de cotizaciones de la Subgerencia de Abastecimiento del 30 de enero del 2014 en el que se determina como proveedor del servicio a Rabanal Pretel por un monto de S/ 4,000.00.

EL PUNTO. En la cláusula tercera del contrato, se especifican las actividades que realizará el locador.

Allí se indica que el coordinador deberá dar “apoyo a la identificación del personal que visita la Gerencia Municipal” y “acompañar al gerente en las diferentes actividades a realizarse dentro y fuera de la municipalidad, brindándole seguridad ante cualquier eventualidad”.

Empero, respecto al punto en controversia de “coordinar con la Gerencia de Seguridad Ciudadana actividades de inteligencia y contra inteligencia para garantizar la seguridad de la Gerencia municipal”, el gerente municipal refiere que dichas actividades fueron modificadas a través de la adenda.

“Lo que pasa es que hay una adenda que rectifica ese documento, ese fue un error del año pasado en la redacción. En la municipalidad no se realizan actividades de inteligencia ni contra inteligencia pues es una labor de los órganos de inteligencia y la municipalidad no es un órgano de inteligencia”, enfatizó.

Además, explicó que de acuerdo a ley, los miembros en retiro de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú, pueden apoyar en labores de Seguridad Ciudadana.

“Existe la ley que permite a los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional trabajar en el gobierno nacional, gobiernos regionales y gobiernos locales en apoyo a la seguridad nacional o seguridad ciudadana. Los que se mencionan han sido de la Fuerza Aérea y también hay algunos policías en retiro que por ejemplo trabajan en el Coprosec, como es el caso del secretario técnico, y eso en función a que la ley lo permite”, declaró.

REACCIONES. El abogado Carlos Becerra Sánchez, promotor de la revocatoria contra Elidio Espinoza, compartió la información en su cuenta de Facebook y refiere que la contratación no está dentro del marco legal y que además realizan un seguimiento a la oposición de la gestión del alcalde de Trujillo.

“Estamos hablando de contratos en los que no ha habido proceso de selección, son contratos a dedo y están al margen de la ley y del régimen CAS. Además solo se reportan a la gerencia municipal. La labor de contra inteligencia significa también infiltración, es decir no solo estamos hablando de la posibilidad de que se trate de personal que trabaja de manera abierta sino también encubierta y, lo que me resulta más preocupante, es que se podrían estar elaborando informes de seguimiento a regidores de osposición, dirigentes sindicales, periodistas y la pregunta es ¿quién recibe toda esa información?”, precisó.

En tanto, el analista político Miguel Rodríguez Albán manifestó que las labores de inteligencia solo se pueden realizar si se encuentran enmarcadas dentro de un Plan de Seguridad Ciudadana.

“La municipalidad no puede dedicarse a esas labores, sin embargo, si es parte de un plan de seguridad ciudadana que está en el marco de dicho servicio en Trujillo podría ser. La inteligencia tiene dentro de su punto de acción la labor militar y policial, no se ha precisado como competencia de las municipalidades”, explicó.

NO EXISTE. Luis Sánchez Arteaga, regidor provincial, informó que existen irregularidades en la contratación de este personal, dado que los puestos no están consignados dentro del cuadro orgánico de municipalidades.

“Este es un hecho gravísimo porque para empezar esos cargos no existen en el cuadro orgánico de la municipalidad. Las labores de inteligencia y contra inteligencia no existe en una municipalidad. Habría que preguntarle al gerente municipal el monto por el que han sido contratados y por cuánto tiempo van a estar. Aquí también tiene que pronunciarse el alcalde sobre por qué se han creado estos puestos y los fines”, indicó.

El gerente municipal se comprometió a entregar los documentos de la adenda mañana para deslindar suspicacias en torno a este tema.

sábado, 25 de junio de 2016

viernes, 24 de junio de 2016

Case campaña RAE - Lengua madre solo hay una

Al BCP le costó cara la reunión de Dionisio Romero con Montesinos


La reunión que sostuvieron en secreto el ex presidente del Banco de Crédito del Perú (BCP) Dionisio Romero Seminario y el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos, en el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), le costará caro a uno de los principales bancos del país.

El BCP declaró como deducible del pago del Impuesto a la Renta por la defensa legal de Romero en un juicio que se le siguió por haber sostenido un encuentro conMontesinos, a quien le pidió que interfiriera en un proceso en beneficio del banco.

La Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) interpuso demanda contra el BCP porque el encuentro de Romero con Montesinos se consumó en un ámbito ilegal para conseguir un beneficio económico a favor del banco que presidía.

La Sunat ganó en la Corte Superior de Justicia de Lima, por lo que la defensa del BCP interpuso una casación. Sin embargo, la Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema finalmente falló a favor de la Sunat. El BCP deberá pagar impuestos por más de 12 millones de soles.
El BCP aceptó el fallo.

“La demanda Contencioso Administrativa interpuesta por el BCP ante el Poder Judicial en el año 2011, contra las Resoluciones de la Sunat que denegaron al Banco la posibilidad de deducir como gasto tributario ciertos gastos incurridos en la defensa judicial de su Presidente del Directorio (Dionisio Romero) en los años 2004, 2005 y 2006, ha sido declarada infundada y el BCP, como siempre, es respetuoso de las decisiones tomadas en última instancia por el Poder Judicial, más allá de no estar de acuerdo con el contenido y sentido de la misma”, señaló una fuente oficial del banco.

El argumento de la defensa del BCP, que estuvo a cargo del abogado Juan Monroy Gálvez, fue que Dionisio Romero se reunió con Montesinos para que interviniera en un proceso judicial que interesaba al banco, y que la gestión resultó exitosa porque la entidad obtuvo un beneficio de 15 millones de dólares. Por lo tanto, se justificaba que el BCP pagara a los abogados que defendieron a Romero por haberse entrevistado con Montesinos.

La defensa de la Sunat se sustentó en que una gestión ilegal –la cita de Romero conMontesinos– no es deducible de impuestos, más aún si como resultado de dicho encuentro clandestino produjo beneficios al banco al margen de la ley.
Mala práctica

Increíblemente, la defensa del BCP alegó que Dionisio Romero actuó como “gestor de negocios”, no obstante que Montesinos se suponía no tenía ninguna injerencia. No era su función.

Pero el abogado del BCP Juan Monroy justificó la actividad ilegal de Montesinos: “En ese entonces era el asesor principal del presidente (Fujimori) y, obviamente, era una persona muy involucrada en los destinos de las decisiones del Poder Judicial. (…)Montesinos hace lo que tiene que hacer, y sabemos que lo hacía muy bien”, dijo.

La Corte Suprema rechazó la argumentación de Monroy.

Señaló que recurrir a un funcionario como Montesinos al margen del sistema judicialpara obtener un beneficio económico contravenía las normas que obligaban a someterse a las decisiones del Poder Judicial.

El histórico fallo de la Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema, que preside Janet Tello Gilardi, implica un mensaje para aquellos empresarios que recurren a mecanismos al margen de la ley para conseguir sus objetivos económicos.
Lo que ganó el bcp con Montesinos

El abogado del BCP, Juan Monroy Gálvez, señaló que Dionisio Romero tuvo una actuación que favoreció económicamente al banco, lo que efectivamente sucedió porque, debido a la intervención de Montesinos, ganó US$ 15 millones.

Para la Corte Suprema, en otras palabras, el BCP y Romero recurrieron a un canal indebido para conseguir un objetivo crematístico.

Lo que cuestionaron los vocales supremos es que el BCP, para salvar un negocio de US$ 15 millones, tuvo que buscar el apoyo de Vladimiro Montesinos, por intermedio de Dionisio Romero.

Como se demostró en el juicio, finalmente el BCP consiguió lo que quiso luego de la cita Romero-Montesinos, un acuerdo que violentó las normas legales.

Durante el juicio los magistrados le preguntaron al abogado del BCP si debido al encuentro entre Romero y Montesinos el BCP ganó dinero, y el letrado Juan Monroy respondió que sí.

domingo, 19 de junio de 2016

EL PERÚ A SALVO



La ajustada victoria de Pedro Pablo Kuczynski en las elecciones presidenciales del 5 de junio ha salvado al Perú de una catástrofe: el retorno al poder de la mafia fujimorista que, en los años de la dictadura de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos, robó, torturó y asesinó con una ferocidad sin precedentes y, probablemente, la instalación del primer narcoEstado en América Latina.

La victoria de Keiko Fujimori parecía irremediable hace unas pocas semanas, cuando se descubrió que el secretario general y millonario financista de su campaña y su partido, Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, estaba siendo investigado por la DEA por lavado de activos; se recordó entonces que la policía había descubierto un alijo de unos cien kilos de cocaína en un depósito de una empresa de Kenji, hermano de Keiko y con pretensiones a sucederla. 

El fujimorismo, asustado, intentó una operación sucia; el dirigente de Fuerza Popular y candidato a una vicepresidencia, José Chlimper, filtró a un canal de televisión cercano al fujimorismo una grabación manipulada para desinflar el escándalo; el ser descubierto, lo multiplicó. Muchos presuntos votantes de Keiko, que ingenuamente se habían tragado su propaganda de que sacando el Ejército a las calles a combatir a los delincuentes y restableciendo la pena de muerte habría seguridad en el Perú, cambiaron su voto.

Pero, el hecho decisivo, para rectificar la tendencia y asegurarle a Kuczynski la victoria, fue la decisión de Verónika Mendoza, la líder de la coalición de izquierda del Frente Amplio, de anunciar que votaría por aquél y de pedir a sus partidarios que la imitaran. Hay que decirlo de manera inequívoca: la izquierda, actuando de esta manera responsable —algo con escasos precedentes en la historia reciente del Perú—, salvó la democracia y ha asegurado la continuación de una política que, desde la caída de la dictadura en el año 2000, ha traído al país un notable progreso económico y el fortalecimiento gradual de las instituciones y costumbres democráticas.

El nuevo Gobierno no va a tener la vida fácil con un Parlamento en el que el fujimorismo controla la mayoría de los escaños; pero Kuczynski es un hombre flexible y un buen negociador, capaz de encontrar aliados entre los adversarios para las buenas leyes y reformas de que consta su programa de gobierno. Hay que señalar, por otra parte, que, al igual que Mauricio Macri en Argentina, cuenta con un equipo de colaboradores de primer nivel, en el que figuran técnicos y profesionales destacados que hasta ahora se habían resistido a hacer política y que lo han hecho sólo para impedir que el Perú se hundiera una vez más en el despotismo político y la ruina económica. De otro lado, es seguro que su prestigio internacional en el mundo financiero seguirá atrayendo las inversiones que, desde hace dieciséis años, han venido apuntalando la economía peruana, la que, recordemos, es una de las que ha crecido más rápido en toda la región.

La victoria de Pedro Pablo Kuczynski trasciende las fronteras peruanas; se inscribe también en el contexto latinoamericano como un nuevo paso contra el populismo y de regeneración de la democracia, del que son jalones el voto boliviano en contra de los intentos reeleccionistas de Evo Morales, la derrota del peronismo en Argentina, la destitución de Dilma Rousseff y el desplome del mito de Lula en Brasil, la aplastante victoria de la oposición a Maduro en las elecciones parlamentarias en Venezuela y el ejemplo de un régimen como el de Uruguay, donde una izquierda de origen muy radical en el poder no sólo garantiza el funcionamiento de la democracia sino practica una política económica moderna, de economía de mercado, que no es incompatible con un avanzado empeño social. Quizás cabría señalar también el caso mexicano, donde las recientes elecciones parciales han desmentido las predicciones de que el líder populista Andrés Manuel López Obrador y su partido serían poco menos que plebiscitados; en verdad el ganador de los comicios ha sido el Partido Acción Nacional, con lo que el futuro democrático de México no parece amenazado.

¿Qué ocurrirá ahora con el fujimorismo? ¿Seguirá subsistiendo como siniestro emblema de la tradición incivil de las dictaduras terroristas y cleptómanas que ensombrece el pasado peruano? Mi esperanza es que esta nueva derrota inicie el mismo proceso de descomposición en el que fueron desapareciendo todas las coletas políticas que han dejado las dictaduras: el sanchecerrismo, el odriísmo, el velasquismo. Todas ellas fueron artificiales supervivencias de los regímenes autoritarios, que poco a poco, se extinguieron sin pena ni gloria. El fujimorismo ha tenido una vida más larga sólo porque contaba con los recursos gigantescos que obtuvo del saqueo vertiginoso de los fondos públicos, de los que Fujimori y Montesinos disponían a su antojo. Ellos le permitieron, en esta campaña, empapelar con propaganda el Perú de arriba abajo, y repartir baratijas y hasta dinero en las regiones más empobrecidas. Pero no se trata de un partido que tenga ideas, ni programas, sólo unas credenciales golpistas y delictuosas, es decir, la negación misma del Perú digno, justo, próspero y moderno que, en estas elecciones, se ha impuesto poco menos que de milagro a un retroceso a la barbarie.

Acabo de pasar unas semanas en la República Dominicana, Chile, Argentina y Brasil y vengo a Europa mucho más animado. Los problemas latinoamericanos siguen siendo enormes, pero los progresos son también inmensos. En todos esos países la democracia funciona y las crisis que padecen no la ponen en peligro; por el contrario, y pienso sobre todo en Brasil, creo que tienden a regenerarla, a limpiarla de la corrupción, a permitirle que funcione de verdad. En ese sentido, la victoria de Pedro Pablo Kuczynski en el Perú es otro pasito que da América Latina en la buena dirección.

¿Es ingenuo ver en todos estos hechos recientes una tendencia que parece extenderse por América Latina a favor de la legalidad, la libertad, la coexistencia pacífica y un rechazo de la demagogia, el populismo irresponsable y las utopías colectivistas y estatistas? Como la historia no está escrita, siempre puede haber marcha atrás. Pero creo que, haciendo las sumas y las restas, hay razones para ser optimistas en América Latina. Estamos lejos del ideal, por supuesto; pero estamos muchísimo mejor que hace veinte años, cuando la democracia parecía encogerse por todas partes y el llamado “socialismo del siglo XXI” del comandante Chávez seducía a tantos incautos. ¿Qué queda de él, ahora? Una Venezuela en ruinas, donde la mayoría de la gente se muere de hambre, de falta de medicinas, de inseguridad callejera, y donde una pequeña pandilla encaramada en el poder da golpes de ciego a diestra y siniestra, cada vez más aislada, ante un pueblo que ha despertado de la seducción populista y revolucionaria y sólo aspira ahora a recobrar la libertad y la legalidad.

Babasónicos - Sin Mi Diablo