VIDEITOS MANDAN

Loading...

miércoles, 23 de julio de 2014

FIN DEL EXPEDIENTE SECRETO CRAZY HORSE X


El ex presidente Alan García aclaró las dudas que existían sobre sus credenciales académicas. A través de su cuenta de Twitter, el líder aprista aseguró que posee los títulos de abogado, y de magíster. Sin embargo, precisó que únicamente siguió cursos de doctorado, mas no posee el título correspondiente.

El ex mandatario calificó de "tonterías" las versiones que señalan, incluso, que no poseen el título de abogado por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).

La revelación de que no es doctor es una sorpresa, pues Alan García ha sido llamado "doctor" en innumerables ocasiones. Incluso en ceremonias oficiales. Es más, el Instituto de Gobierno de la Universidad San Martín de Porres (USMP), que él dirige, lo presenta como tal: Dr. Alan García Pérez.

Sin embargo, en su hoja de vida de candidato, que presentó en el 2006 al Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Alan García admite que es abogado titulado de la UNMSM.


No obstante, precisó entonces que los cursos de doctorado que siguió en las universidades de la Sorbona, Francia (1974-1977), y de la Complutense, España (1972-1974) no tienen certificación.

Esta precisión, al parecer, salvaría a García de que el JNE emprenda acciones legales en su contra.

EL DATO

La maestría que tiene Alan García es la de Economía, Comercio y Finanzas Internacionales de la USMP. Según ha dicho el mismo García la obtuvo en el 2004, pero no la acreditó en su hoja de vida del 2006.

Para el presidente de la Comisión de Educación del Congreso, Daniel Mora, Alan García no podría dirigir el Instituto de Gobierno de la USMP.

Alan García ha dicho que cumple con la ley.

NOGHERA- ULTRASHOW

domingo, 20 de julio de 2014

EL CANDIDATO IDEAL


Por Johnson Centeno.-

Todo hace suponer que las próximas elecciones en Trujillo y La Libertad estarán marcadas en su mayoría por la mediocridad, la guerra sucia, y la intromisión del hampa y el narcotráfico en las listas electorales. Frente a ello, un periodismo acobardado, convenido, y un marasmo institucional que no se ha visto nunca: el tráfico de tierras en Chavimochic, por ejemplo, es sólo la punta del iceberg de una situación que estuvo en las narices de las autoridades desde el primer momento, y que ahora desenrolla un conjunto de personajes de diverso orden.

En este contexto singular, desempolvo un artículo escrito hace algunos años con la esperanza de que ayude, de alguna forma, a elegir mejor a las próximas autoridades políticas que nos gobiernen.

Todo proceso eleccionario que implique renovar, a través del sufragio popular, los cuadros dirigentes de quienes detentan el poder es de vital importancia para cualquier sociedad que aspire seguir los cauces democráticos. Además de los lineamientos o programas de gobierno, y la ética de quienes potencialmente pueden aplicarlos, debería, también, tomarse igual importancia a otros factores personales que les dan autoridad suficiente para llevar a cabo un programa de gobierno y no morir —políticamente— en el intento. Nos proponemos citar algunos.

Primero, conciencia de ser personaje público

La vida de un candidato estará expuesta inevitablemente a la evaluación del pueblo. El significado de este concepto pasa por asumir el compromiso de ‘sojuzgarse’ ante la opinión pública en asuntos relevantes de Estado hasta incluso en aquellos pedestres o casquivanos. Coadyuva en esta tarea el sano ejercicio periodístico sobre su limitada privacidad, amistades, familias, y formas de comportamiento una vez en el cargo y aún fuera de él. Naturalmente que es de igual modo deseable un proceder equilibrado y objetivo de parte de los medios de comunicación. En el plano internacional, valga traer a colación el caso del malogrado ministro laborista Ron Davis que, tras el destape de su homosexualidad, fue arrastrado su cuerpo por una prensa excitada y escandalosamente británica (Nuevas Inquisiciones. Piedra de Toque. MVLL, Caretas N° 1542). 

Segundo, intuición política

Tiene que ver directamente con la aplicación oportuna de los programas para alcanzar los objetivos propuestos. Y es que es insuficiente contar con un plan atractivo para los electores, pues se hace necesario una suerte de olfato que pinte al político como un visionario capaz de emprender la más audaz empresa en forma eficiente. Sirve, además, para descubrir a colaboradores oscuros y mal intencionados que buscan tozudamente el provecho propio, y que a menudo hormiguean las tiendas políticas.

Tercero, probada honestidad

Sin duda la mejor carta de presentación para cualquier candidato. Max Weber refería que “los que actúan en política luchan por el poder, bien para servir otros fines, ideales o egoístas, o bien como poder por el poder, es decir para disfrutar de la sensación que proporciona el poder” (La política como vocación. En: Ensayos de Sociología”, 1972). Con esto, el tratadista germano asume que la política bien puede servir para tareas nobles y dignas, además de necesarias, en beneficio de los más, pero desliza también la posibilidad de que este poder corrompa y se prostituya. Tal vez por ello volvió a decir que “hacer política es pactar con el mismo diablo”.

La cuestión deontológica, aun cuando la moral puede perfilarse de varias formas, no obstante, debería ser uno de los soportes de la actividad política, pues actuar sin normas morales no es amoral sino inmoral. Por ello la integridad de un candidato, muchas veces, resulta determinante a la hora de su elección. Debe asumirse que tan delicado atributo se mantenga antes, durante y después de ostentar el cargo y alcance a los principales funcionarios. A su vez, cabe mencionar el ideal del comportamiento ético entre quienes hacen la política al momento de confrontar sus ideas, y no dar por sentado aquello de que “la ley de la política es hacer al otro lo peor antes de que te lo haga a ti” (El mundo de Maquiavelo. Alan García. 1995, p.129).

Cuarto, Sensibilidad Social

Cuesta imaginarse a un candidato sin la debida disposición por recoger los reclamos, esperanzas y creencias de quienes le otorgarán su voto en las urnas. Tener esta aptitud importa conocer sus más elementales exigencias de vida, sin impostaciones ni poses hipócritas. Al final, la política “pretende conseguir objetivos valederos para toda la comunidad, mediante el ejercicio del poder público organizado” (Pablo Lucas Verdú citado por F. Miro Quesada Rada en su Introducción a la Ciencia Política, 1994, p. 31). No encuentro en realidad motor más efectivo para el desarrollo de las naciones que la relación sostenida entre gobernantes y gobernados a través de idóneos ‘vasos comunicantes’ que hagan posible una oportuna correspondencia entre lo que se quiere y lo que se puede hacer. 

Finalmente, gran nivel de inteligencia.

No es un desvarío mencionar este atributo como ideal para cualquier candidato, pues de lo contrario su capacidad se vería sensiblemente menguada tanto en su relación con el pueblo, grupos de poder y tiendas opositoras. Además, poseer un apreciable nivel de razón permitirá articular exitosamente la conjunción costo-beneficio en la administración de la cosa pública. Es más, si asumimos seriamente aquello de la ‘inteligencia emocional’ encontraremos a Goleman advirtiendo, no sin razón, de los peligros que acechan a aquellos que no logran dominarla. Así entendido, ¿debería entonces exigirse mayores requisitos, por ejemplo, para ser elegido congresista o presidente de la república? ¿Serían acaso, estos otros requisitos, garantía suficiente para tener una casta política de empuje, eficiente y honrada? Nuestras dos últimas constituciones requerían para estos cargos una edad determinada, ser peruano de nacimiento y gozar del derecho de sufragio. Puede entonces, en efecto, un analfabeto ser elegido congresista o llegar a ser jefe de Estado y personificar a la nación. 

Encontramos, en forma incidental, una iniciativa parlamentaria por la que se pretendía que, además de los requerimientos arriba enunciados, el candidato al congreso o Presidente de la República tenga “buena salud física y mental” (La reforma constitucional que el Perú necesita. Torres Vallejo, p. 31). 

Y es que tal vez no resulte tan descabellada la idea de exigir a los políticos y gobernantes someterse a una completa evaluación del trabajo de su mente y tener un cabal conocimiento de su funcionamiento cerebral, pues así se evitarían crasos errores en el ejercicio inconsciente del poder. A la postre, en gran medida, son ellos responsables de la vida presente y futura del país.


LA RED DE CONTACTOS ORELLANA

domingo, 13 de julio de 2014

ALEMANIA CONQUISTA AMÉRICA


Por TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN.-

Alemania rompió con la maldición europea en América. Goztemarcó el gol, cuán Iniesta, en la prórroga. Los germanos dominaron y ganaron por su tesón. Es el cuarto título del país, el primero en América.

Puyol, en nombre de España, entregó el trofeo de la Copa del Mundoveinte minutos antes de la gran final. La selección española dejaba el mayor galardón de su historia al borde del césped de Maracaná, para coronar al sucesor del equipo de Vicente del Bosque. Segundos después, Alemania anunciaba que Kramer sustituía a Khedira, lesionado durante el calentamiento, en la alineación. El que no estaba tocado era el fútbol germano. Los hombres de Joachim Lowdominaron el partido desde el pitido inicial de Rizzoli. Y Argentina avisó de su táctica, el contragolpe, en un disparo cruzado de Higuaín.Las pautas estaban marcadas desde el primer segundo. Conseguir el primer gol era el reto fundamental de dos escuadras con tácticas opuestas.

Lo tuvo Higuaín en sus botas, solo ante Neuer, en una mala cesión con la cabeza de Kroos, que debió pensar que Gonzalo sería su próximo compañero en el Madrid. Fue la mejor oportunidad de la final. El ex madridista, hoy jugador del Nápoles, disparó mal, desviado, para lamento de Mascherano y Messi. Argentina llegaba con robos de balón y desperdiciar una ocasión así, en el partido de su vida, era para mesarse los cabellos. Es lo que hizo Gonzalo. Los alemanes mandaban territorialmente y la guerra de guerrillas solo sería efectiva si se golpeaba con dureza en los momentos clave.

Kramer se quedó fuera de combate en un choque con el ex madridista Garay, que le golpeó con un hombro en la cara, y la entrada de Schurrle intensificó la ofensiva germánica. El partido se definía siempre por el mismo sendero. Los hombres de Joachim Lowcontrolaban el balón y sufrían para encontrar los huecos. Los pupilos de Sabella tenían la premisa de no recibir un gol, se cerraban con un sistema casi militar y atacaban a ráfagas, en tromba, en cada caza de la «vieja», que diría Di Stéfano. Maracaná vivía una final inédita y con dos equipos que no se peleaban por el mando, sino que utilizaban estrategias diferentes, complementarias.

Messi desaprovechó una contra ideal, tres contra tres, al estrellar enHummels un pase a Higuaín, pues Lavezzi rozaba el fuera de juego. Schweinsteiger generó la primera oportunidad de peligro del conjunto europeo en un tiro que Romero despejó con dificultad.Leo tuvo otra opción de oro en un regate a Neuer, sin ángulo, con un centro-tiro que Boateng despejó bajo palos. El intercambio era de infarto.

Ozil tiró mal, al borde del área, en la mejor fase de fútbol de Alemania, que comenzaba a imponer su físico. Howedes estrelló un cabezazo espectacular en un poste, colofón de un saque de esquina botado magistralmente por Kroos. Argentina aguantaba, a la espera de Messi.

Sabella introdujo al Kun, en lugar de Lavezzi, para poseer más clase en el contragolpe. La albiceleste ofreció sus mejores momentos de fútbol. Messi lanzó fuera, un chut excesivamente cruzado, en una clara ocasión de marcar. Y se agarró al muslo. Parecía tocado.Sabella le miró con preocupación. Lionel siguió en el campo. No se quejó. Era la final que había soñado desde pequeño. El sol lucía en el Cristo de Corcovado en la final más histórica de los Mundiales, que vivía su tercera confrontación ante el Jesús de Río de Janeiro.

El cansancio se hizo notar. El calor triunfó sobre los futbolistas. Y el duelo se transformó en un reparto constante de ataques y respuestas, con Alemania partida en dos y Argentina en busca de las arrancadas de Leo, Higuaín y Agüero. Se buscaba más el error enemigo que la virtud propia. Cada vez era más evidente que un detalle de distinción individual decidiría la Copa del Mundo. Y era patente que el vencedor, fuera quien fuera, recogería el trofeo, pero no heredaría el trono real del fútbol. La comparación del nuevo campeón con el nivel ofrecido por España hace cuatro años era odiosa.

Alemania volvió a apretar en su deseo de evitar una prórroga y un espectador saltó al campo a dar un beso a Howedes. Fue reducido por un miembro de seguridad con un puñetazo en la mandíbula. Se acabó el beso. El partido continuaba, no hubo interrupción, y Lowsentó a Klose, el máximo goleador histórico de los Mundiales. El veterano artillero se llevó una ovación estruendosa en Maracaná. Entró Gotze con la intención de recuperar la técnica y la precisión en el pase, perdidas en el conjunto germano desde hacia una hora. Dio tres centros magníficos y los europeos rondaron el gol, sin acierto en los remates. Ese desacierto condenó a todos a la prórroga. La octava en este campeonato. Récord mundial.

Gotze tuvo el balón en sus pies y dio una asistencia perfecta aSchurrle, cuyo disparo se estrelló en las manos de Romero. La respuesta fue un «gorro» que Palacios hizo sobre Neuer, tras un fallo garrafal de Hummels, pero el balón se marchó fuera. El Mundial se dirimía en un golpe letal, en un segundo, en un toque de calidad. Ambos conjuntos lo sabían.

Rizzoli empañó su actuación arbitral al no mostrar la segunda cartulina amarilla al Kun, que dio un golpe con la mano aSchweinsteiger en la cara. Sangrante, el centrocampista retornó al césped. Mandaban de nuevo los hombres de Low. Y Gotze anotó el tanto decisivo al detener con el pecho un balón medido de Schurrle y cruzar una volea que sorprendió al guardameta argentino. Alemania conquistó su cuarto título y rompió con la maldición de Europa en América.


PISKO

MADRE MÍA!!


TONY CICORIA

jueves, 10 de julio de 2014

miércoles, 9 de julio de 2014

domingo, 6 de julio de 2014

ECUADOR: CUANDO LA LIBERTAD DE PRENSA MOLESTA AL PODER


Lo que acaba de suceder en Ecuador con el cierre del diario Hoy es un indicador, posiblemente el de características más desdichadas, de cómo funcionan las cosas en determinados espacios. La pérdida es grave, pero mucho más es lo que implica. De lo que se trata este episodio es de un concepto sobre el poder, sobre su ejercicio y lo que se pretende modelar en el formato que debería ser de una república moderna.

En Ecuador –como en las otras naciones de la progresía reformista sudamericana, de modo particular la Venezuela que legó Hugo Chávez--, rige una ley de prensa que opera como una efectiva mordaza.

La norma avalada hace un año por el Congreso donde el oficialismo tiene mayoría, acorrala a los medios limitándoles el financiamiento e imponiendo, a la vez, una estricta autocensura que es lo que cercenó la edición papel de Hoy. Esa herramienta incluye un manojo de picardías autoritarias tomadas de los recetarios clásicos del control de la información y con resonancias de las formas en que las dictaduras militares entendían ellos también estas cosas.

En Ecuador no es posible que los periodistas investiguen y publiquen sus hallazgos, ni difundan documentos que obtengan de fuentes propias. Lo contrario hace pasible al medio de multas y juicios que lastran su patrimonio. Nadie en la función pública, por lo tanto, es observado como se debería. No se podría allí informar sobre corrupción como se hizo con esfuerzos en Argentina, o pesquisar y revelar las mentiras oficiales.

En Ecuador, el caso Amado Boudou no existiría en los diarios o las radios independientes. De ese modo la ley es mordaza pero también un blindaje preventivo: lo que no se sabe no existe.

El presidente Rafael Correa ha hecho un estilo de tratar de difamadora a la prensa y denunciarla por no informar sobre cuestiones que le importa destacar al gobiernoaunque no se trate de hechos trascendentes. “Nos roban el derecho a estar informados”, proclama en sus mensajes sabatinos que difunde un enorme aparato de propaganda oficialista. Pero la preocupación de las autoridades locales o de sus colegas donde estas prácticas censuradoras se han hecho comunes, no es la ausencia de elogios en la prensa. El fondo es la simple necesidad de evitar que se revelen informaciones incómodas. Ese riesgo lo confrontaría el poder si se multiplicaran los medios insumisos que no es precisamente el propósito.

Un ejemplo interesante de estas máscaras lo acaba de exhibir el diario británico The Guardian. Esta semana publicó un documento confidencial del gobierno ecuatoriano que revela la intención, hasta ahora negada, de explotar los campos petroleros en el parque nacional Yasuni, uno de los sitios en el planeta con mayor diversidad natural y hogar de comunidades indígenas. Hay dos puntos interesantes en esa noticia. Uno es el dato de que Ecuador había planteado al mundo no operar en ese territorio en aras de la defensa del medio ambiente, pero a cambio de recibir una compensación internacional por ese gesto. El gobierno, sin embargo, apenas consiguió 0,37% del objetivo que se había propuesto y la iniciativa fue archiva. El otro punto es aún más relevante. 

Lo que The Guardian obtuvo es un documento que indica que ya desde 2010 el gobierno preparaba la instalación de plantas de energía para perforar en ese sitio protegido. Es decir, señala perplejo el diario de Londres: “lo hizo al mismo tiempo que enarbolaba ese proyecto de alto perfil ecológico que prometía no explotar el sitio ...”. La razón del ardid, habría sido evitar el eventual drenaje de votos que se hubiera producido de conocerse las verdaderas intenciones (ver http://www.theguardian.com/environment/2014/jul/02/ecuador-power-plant-yasuni-national-park-documents). Sin mordaza eso se hubiera sabido bien antes de que la gente votara.
 
La idea profunda en este armado dominante es la suposición de que le asiste al Estado el derecho a controlar lo que la gente mira, lee, su forma de vivir, lo que adquiere o le será vedado por medio de cepos cambiarios o de otro tipo. Es un modo de bastardear la importancia que sí debería tener un Estado seriamente involucrado. En aquel camino las instituciones republicanas no pueden ser fuertes porque limitarían el control que el líder pretende ejercer sobre su grey. Ese es el concepto del que hablamos, que define una república lisiada donde las mayorías son creadas con patrimonialismo y cuando votan lo hacen para avalar.

Es una forma de vasallaje que tiene del otro lado una forma de monarquía.

El experimento chavista es el más depurado ejemplo de este ejercicio y el que logró un control social casi absoluto. En Venezuela, los medios insumisos son minoritarios y están acorralados por maniobras que llegan hasta el escamoteo del papel, pero también bajo la espada de una legislación que incluso los ha demandado por incluir fotografías de calamidades naturales porque crean “zozobra” a la población. El modelo gubernativo creado por Chávez pone al caudillo por encima del resto de las estructuras, evitando controles y reduciendo a un carácter de escribanía al Congreso o a una oficina subsidiaria del Ejecutivo al Poder Judicial.

El caso de Venezuela es aún más aberrante que el de Ecuador o Bolivia porque el país, al revés de esos ejemplos, vive una bancarrota y está en manos de un gobierno cuyos balbuceos comprometen a todos. Pero no se permite que la prensa detalle esos riesgos incluyendo los alcances del inevitable ajuste que caerá sobre la gente. Mientras, la maquinaria oficial relata paraísos donde hay desiertos. Existe una coherencia perversa en esto. Las monarquías son estructuras totalizadores, no esperan la opinión de los pueblos y menos la sospecha o la crítica.

El anuncio de Nicolás Maduro, el fallido sucesor de Chávez, sobre la llegada de un economista cubano educado en la URSS para asesorarlo como un hechicero sobre la devastadora crisis que devora a su país, es una pieza perfecta de este laberinto que va del relato absurdo a la realidad. El invitado es un ex amigo del Che, sin predicamento hoy en la isla, pero con imagen suficiente para apuntalar en el ocaso la leyenda de la revolución mientras el gobierno, oculto de las noticias, prepara clandestinamente el peor de los jarabes para huir del abismo.


TIM KRUL ES EL NUEVO RICHARD TEX

jueves, 3 de julio de 2014

domingo, 29 de junio de 2014

NO ME ROBEN LA AUTONOMÍA


 Por Johnson Centeno

Tras ser aprobada entre gallos y medianoche, la universidad peruana cuenta ya con un nuevo armazón jurídico que —en teoría— le permitiría lograr un desarrollo acorde con los modernos esquemas internacionales en cuestiones de gestión, producción de nuevos conocimientos, y eficiencia instructiva. Las críticas arrecian especialmente en el tema de la autonomía, que en la práctica se ha convertido en una combi donde entra de todo, y al fondo todavía hay sitio.

La autonomía no es otra cosa que la potestad que tiene una entidad para regirse mediante normas y órganos de gobierno propios. Pero la autonomía que reclama la ANR es aquella potestad que le ha permitido santificar toda laya de instituciones educativas que han convertido la formación superior en un barco a la deriva, con piratas y forajidos que se han levantado el patrimonio universitario, multiplicado la trafa por cien, e institucionalizado la maña y la sobonería en las oficinas rectorales.

En nombre de la autonomía la mediocridad se ha vuelto moneda corriente en los pasillos universitarios, en el relajo de las humanidades, el antiasombro en la filosofía y la menudencia en las ciencias exactas. En su nombre puedes obtener el título de abogado a distancia, por internet, incluso estudiando desde la cárcel. Te cuesta pero es seguro, y si quieres puedes obtener el título “en la Universidad de tu confianza”. Del alma de la toga apenas quedan los calzoncillos.

La autonomía ha sido el caldo de cultivo para que los grupos extremistas vuelvan a tejer su manto de sombras en algunas universidades públicas, con la complicidad —no encuentro otra palabra— de las mismas autoridades que se hacen de la vista gorda siempre que le aseguren un cupo en la próxima elección.

Gracias a la autonomía se ha consagrado un nuevo tipo pseudouniversitario, vendedores de sebo de culebra, entrenados en dirigir revueltas, formar cuadros, y venderse al próximo rector a cambio de canonjías y puestos de trabajo, que los mantienen a ellos y a sus familias. Son los estudiantes eternos con sonrisa de hiena que controlan profesores y estudiantes, que frente a cualquier cambio en las reglas de juego saltan y se revuelcan en “su autonomía”, que es la autonomía del embauque, de la supervivencia y la prostitución política.

Como en los viejos tiempos marxistas, la autonomía ha provocado un retroceso en los estudios de postgrado, donde uno ya no sabe si va a estudiar o a perder el tiempo; donde la metodología es un discurso elemental, y donde tus ganas de investigar se funden en la biografía de los profesores, en sus anécdotas o discursos religiosos. La nueva ley los pone de patas arriba, fuerza la investigación docente a cambio de dinero y obliga a que los recursos se reinviertan en la producción de conocimiento propio y no en una caja de resonancia de lo que otros escriben o piensan, como hacen con estulticia los que dicen liberales.

La ciencia es la razón de ser de la Universidad por si alguno lo ha olvidado, y esto supone cuestionar la disciplina, desmenuzarla, criticarla y hacerla mejor. En ello, la formación docente exige las mejores condiciones para su desarrollo. Así como el alumno no deja de formarse, el docente no debe dejar de mejorar sus métodos y técnicas, con el fin de inculcar en los alumnos la disciplina investigativa, su aplicación a casos reales, y a su propia vida.

La nueva ley tiene muchos ajustes por resolver, y es de muy mal gusto ponerle fecha de caducidad solo porque afecta tu chamba o es la oportunidad de darle palo al gobierno. Las universidades peruanas no tienen lugar en las evaluaciones más serias, pues sus indicadores no satisfacen las mediciones mundiales de productividad científica e impacto de sus investigaciones. Tras treinta años de vigencia de la ley anterior, hay mucho que debatir todavía, pero que no se empiece lanzando las piedras. Que haya lugar para la autocrítica.


ROBBEN

ZUMBAO

sábado, 28 de junio de 2014

viernes, 27 de junio de 2014

PRISIÓN PREVENTIVA PARA FERRER CALDERÓN


Diez meses de prisión preventiva dictó la jueza Norma Carbajal López contra un exfiscal acusado de apropiarse de 14 mil 850 soles, dinero proveniente de reparaciones civiles dadas por diferentes acusados de 54 casos que tuvieron lugar los años 2011, 2012 y 2013.

Se trata de Diego Alonso de Jesús Ferrer Calderón, sobre quien ya pesa una orden de ubicación y captura.

SE APROVECHÓ. El antes mencionado habría cometido dicho delito, tipificado como peculado doloso, en su condición de Fiscal Adjunto Provincial Titular adscrito a la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Trujillo.

El exfiscal recibía los pagos, que en su mayoría eran por el delito de conducción en estado de ebriedad, y no los depositaba en el Banco de La Nación conforme al procedimiento, en las audiencias de principio de oportunidad. Es más, en otros casos particulares se quedaba con el dinero de las reparaciones y para ocultar su falta no notificaba a los agraviados.

jueves, 26 de junio de 2014

miércoles, 25 de junio de 2014

DENUNCIAN ACOSO SEXUAL EN RENIEC


Tres trabajadores del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) de Trujillo denunciaron ser víctimas de hostilización laboral y acoso sexual. El acusado es nada más y nada menos que el propio jefe de dicha entidad, Francisco Paredes Núñez.

En tal sentido, los empleados Karla Hinostroza La Torre, Freddy Cerna Zevallos y Edward Estela La Rosa afirmaron, mediante cartas notariales remitidas al despacho del propio Francisco Paredes, y denunciaron a éste de hacerle proposiciones de tipo sexual a la primera y de dificultar las labores de los otros dos firmantes.

"TE ESPERÉ 2 AÑOS".. Karla Hinostroza, en la primera misiva, pide que "cesen las insinuaciones de carácter sexual de las que he sido objeto por parte del jefe regional (de Reniec) Trujillo".

La carta notarial contiene expresiones tales como: "Te esperé dos años y tú jamás me hiciste caso, no te voy a indicar nada tú ya sabes cuáles son mis intenciones (...). Así que espero que me llames para comer, a tomar algo, acá está mi número...", atribuyéndolas a Francisco Paredes.

¿UNA 'SALIDITA'? Por su parte, el obrero Cerna Zevallos argumentó en su propia carta que Paredes le pidió que "saque amigas de Reniec, no importando su condición de solteras o casadas, con la finalidad de libar licor".

En ese sentido, exigió que el jefe del ente público se abstenga de "coactarme a que le busque 'amigas', invitarme a libar licor y menos gritarme en mi centro laboral", segúnse lee en el documento.

La tercera notarial, de Edward Estela, pide el cese del "hostilización", tal cual la menciona.

DEFENSA. Por las acusaciones de Karla Hinostroza, Francisco Diómedes dijo: "Basta tener dos dedos de frente para ver que los que está acusando debe de probarlo. Ella tendrá que probar lo que dice", enfatizó.

En tanto, sobre lo argumentado por Cerna Zevallos, el titular del Reniec en Trujillo aseveró que es casi lo mismo que lo que presentó Hinostroza.

"Inmediatamente, luego de unos días que me enviaron los documentos, yo les respondí con cartas notariales", dijo.

"Les pedí -siguió- explicaciones; incluso hubo hasta dos testigos acá. A cada uno de ellos les di cinco días para que se rectifiquen o se ratifiquen, y por lo menos han pasado 30 días y hasta ahora no lo han hecho. Entonces, he pedido los actuados para derivarlos a las instancias que ameriten", expresó.

En esa línea, no descartó entablar una denuncia penal contra los mencionados trabajadores.