VIDEITOS MANDAN

Loading...

lunes, 30 de julio de 2007

TE ODIO CON TODO MI AMOR




Por: Dante Ramos/ Johnson Centeno


Rondando los anaqueles de esta oficina, me detengo en algunas de las portadas de ‘Caretas’, o en algunas de esas ediciones pasadas de ‘Oiga’ del vasco Paco Igartua –una leyenda entre leyendas del periodismo nacional-, de cómo se pasaron todo un quinquenio advirtiendo sobre lo que un presidente traería en desvaríos económicos para el Perú. Un titular al azar lo dice todo: “Para que después nunca digan que nunca lo advertimos”. Tremendo. A tres columnas desarrolla la magnética idea de los desmanejos políticos que desataría la no política financiera aprista comandada por ese hechizo ensayo de economista al guerrazo llamado… Alan García.

Tuve que regresarme a Trujillo, a casa de mi madre. Sofía se quedó allá mientras vendía el auto, y hacía hasta lo imposible por reunir dinero para la operación de mamá Gladis, mi suegra. Mi cuñado había aprovechado su buen momento, y había emigrado a Canadá en busca de mejores vientos. No le iba tan mal, pero tenía órdenes expresas de no regresar. Mamá Gladis –pensábamos- se moriría de verdad si lo sabe de regreso. “Estamos hasta el cuello con este gobierno”, le escribía en sus cartas semanales. “Los apristas se llenan los bolsillos mientras el pueblo se muere de hambre, carajo”. Aunque no queríamos admitirlo, toda esa sarta de pillos y aprovechados le jodían el alma. Intentamos que no viera televisión, pero nos amenazó con huelga de hambre si le privábamos de sus noticieros. En los dos años que venía conociéndola, había podido advertirle una tibia ojeriza contra los apristas, primero, y una clara y evidente diatriba, después.

Si Pablo Macera hubiera sido leído mil veces al cubo en su apocalíptica advertencia que rezaba “el Perù no podrá entrar al siglo 21 sin pasar antes por la traumática experiencia de sobrellevar un gobierno aprista” (entrevista del ‘84 en la revista Actualidad Económica), hubiéramos al menos soportado mejor todo el vendaval subsecuente. Aunque Macera –peruano al fin y al cabo- jamás imaginó que su alucinante profecía sería exagerada hasta los extremos de la hipérbole. Paquetazos, balconazos y colas por el pan, leche y otros comestibles del día a día, abonaron los 5 años que duro el primer gobierno alanista. Pero el odio posterior que se desató a manos de Alan degeneraron cuando atropelló el sistema financiero y el principio de la propiedad privada al intentar estatizar la banca. La revista “Sì” dirigida por el chato César Hildebrandt informó que en el momento en que Garcìa hablaba del tema puso sobre la mesa de la presidencia parlamentaria un hato de papeles en blanco. No existía el dichoso proyecto de ley proestatizante, y éste se hizo entre gallos y medianoche delante del Portal de Desamparados –patio trasero del Palacio pizarrista y local que antiguamente era la estación del ferrocarril-. Los fervientes chirridos del ferrocarril caminante a la sierra central adornaban cerebros y cavilaciones de parlamentarios estrambóticos como Carlos Enrique Melgar, que se echó a pensar quiméricas magias algebraicas de lo legal comulgando con un lexicón aberrante y atroz para lograr presentar un proyecto más o menos decente. Una vez que el odio se hubo desatado ya no hubo quien lo detuviese. Alan se había hecho acreedor -eso sí-, de la más tenaz oposición a su persona, a su proyecto político y a su partido. Todo seria arrastrado por tamaño embeleco presentado.

Siempre supe que ella era especial, distinta a todas las mujeres que había conocido. En aquel bar, ella se confundía entre las risas de sus amigas, pero brillaba para mí. “Se ve que tienes gustos bien peruanos”, me dijo Manolo aquella vez. Él de frente se fijaba en el culo de las mujeres, en las tetas y en todo lo que tuvieran de rimbombante. Mejor si eran rubias o lo parecían. Manolo era mi jefe en la oficina, y confieso que a veces me daba asco los fines que buscaba con las mujeres. Le dije que una chica me gustaba por lo que pudiera descubrir dentro de ella. Claro que me gustaban bonitas, como a todo el mundo, pero no me atraían sino tenían algo en su mirada, un gesto especial, un no sé qué que me hiciera perseguirlas. Manolo siempre iba a ese bar como si fuéramos al chongo, y le sobraban las palabras para pulsar a las mujeres. Una vez estuvimos tan borrachos que se nos acercaron dos maricones. Yo me mataba de la risa. Creo que esa noche Manolo tuvo su primera experiencia homosexual, pero yo nunca se lo he recordado. Sofía se dio cuenta que yo la miraba y coqueteaba de una manera elegante aunque distraída. No sé cómo me acerque y le dije que era la chica más hermosa del bar, que hace muchos viernes que no veía a una chica tan hermosa. Sus amigas rieron, pero ella me miró seriamente cómo diciendo este fresco de dónde miércoles ha salido. Pero su mirada, para mi suerte, no era de soberbia o desagrado. Luego me sonrió, y sus hoyuelos de niña me dejaron invitarle una copa, y luego dos. Así empezó todo. Pasamos la noche en un hotel haciendo el amor, conversando, riendo, contándonos cosas, descubriéndonos. Ella a ratos nerviosa, yo con agua en las manos. Al despertar ella se puso a llorar, y ya no la pude apartar de mi corazón.

El diario “Expreso” llenó sus cajuelas de contabilidad con un aviso pagado a toda puja por una secta ultracatòlica llamada “Tradiciòn, Familia y Propiedad” que en su desplegado prometía cortarle la cabeza a Garcia alguna vez “por haberse atrevido a transgredir el orden sacro de la propiedad privada”. Agregaba que después de la estatizaciòn vendría “la expropiación de los diarios, de bienes raíces y que nos quedaríamos sin nada”. Tan alegre texto no se cumplió por ventura. Pero lo que siguió después fue una galopante inflaciòn y una inseguridad total en las calles, comisarías y cuarteles. Todo estaba desarticulándose.

Manolo me acompañó a pedirla en matrimonio. Teníamos seis meses juntos y nunca tuvimos serios problemas como pareja, salvo uno que otro distanciamiento obligado por la costumbre. Sofía era asistente de una psicóloga, amiga de una de sus tías. Doña Gladis- su mamá- ya me tenía cierto cariño así que la cosa fue un poco protocolar. Mas bien tuvo reparos con la presencia de Manolo, pues le parecía –esto nos lo contaría más tarde- demasiado femenino. En algún momento llegó a pensar que yo pudiera ser medio maricón, nos confesó entre risas. Nos casamos a los tres meses. Yo dejé el departamento para vivir en su casa, con ella, para ahorrar máximo dos años, según nuestro acuerdo, y luego independizarnos y encargar nuestro primer hijo. Felipe, su hermano, había terminado sus clases de inglés, y estaba a punto de viajar a Canadá, a trabajar en un hotel carísimo, donde también estaba el hijo de uno de sus vecinos. Su cuarto era el más amplio de la casa, con mucho espacio para poder ir comprando nuestras cosas, poco a poco, como lo habíamos planeado. A mi madre nunca le gustó ese matrimonio. Desconfiaba de las mujeres de la capital, y por las fotos que yo le enviaba, me decía que debía de conocerla mejor, que me hubiera esperado un tiempo, que de repente resultaba una de esas chicas movidas que dicen que hay por allá.

Difundida la muy sabia medida estatizante de seguros y bancos por mítines y viajes a provincias, nació en muchos empresarios y adlateres una temporada de odios semejante a la narrada en “1984” de George Orwell. La acezante semana del odio que el régimen totalitario de Ingsoc primaba en las mentes y sentires de sus atentos ciudadanos fue sustituida en el Perú por años de años de odios encontrados contra la figura rechoncha del ex presidente social demócrata. Uno de los que más acuso recibo de ello fue su eterno y ferviente perseguidor, el diputado Fernando Olivera Vega. No tanto por haber sido en un momento esposo de la hija de un banquero, lo cual lo empujaba a tomar partido en contra de García con terco desamor para no llamarlo odio llano y directo.

Olivera recoge en sí el cultivo de una personalidad atravesada por una semilla paternal y filial tanto en su padre como en su hermano ligados a un Apra auroral que colocaba bombas al lado de un Armando Villanueva y que conspiraba en las madrugadas velasquistas como su hermano. He allí la explicación profunda del porqué Olivera persigue tanto a García. No es una colgada mediática de un tipo sin poder frente a un sujeto con poder más orgánico. Es un impulso familiar de queja desengañada frente al hecho de haber acurrucado en el gobierno o en la cúpula partidaria a los amigos de García más que a los dirigentes de un partido jerarquizado.

Se inspira don Fernando en perseguir con todo a García. Subconcientemente García no respondió a las expectativas cifradas en él por el padre de Olivera. Vieja guardia que le llaman. He allí por qué se trazaron tantos y tantos papeles investigando, tantas comisiones Kroll o informes Lark para encontrar algún desaguisado contable que ilumine los vericuetos del perseguidor y de su perseguido.

La jefa de Sofi se fue a Francia, a seguir un postgrado en su especialidad, así que mi mujer estuvo desempleada por buen tiempo, hasta que se asoció a una de sus primas en el negocio de la ropa, y pronto invirtió casi todo nuestro capital en una boutiq propia, en un local del centro de Lima. Una de sus amigas era diseñadora, así que comenzaron a trabajar juntas, planeando diseños propios, con algunos motivos peruanos que entonces –según me contaban- se vendían a buen precio en el mercado de fuera. Tuvimos una discusión por el giro internacional que quería darle al negocio, y sobre todo porque nuestros ahorros se empezaban a esfumar en una serie de insumos y pequeñas maquinas de confección. Doña Gladis no se metía en nuestros asuntos, pero apoyaba todas las decisiones de Sofía. “La plata está hecha para que circule, hijitos”, decía. Yo ganaba un sueldo regular como asistente de Manolo en el Estudio, pero cada vez el trabajo era más envolvente, y yo lo hacía casi todo. Hace mucho que no nos reuníamos los viernes para salir, pues Manolo frecuentemente viajaba para ver los casos de clientes en diferentes provincias.

Doña Gladis fue en su momento una simpatizante aprista, más por sus amistades que por sus convicciones ideológicas, que no sé si las tenía. Su esposo había sido un aprista encumbrado, y ella lo acompañaba a sus reuniones y tertulias. Incluso estuvo preso, pues he visto una foto suya, abrazando a doña Gladis, justo después de dejar la prisión y unos meses antes de morir. En esas andanzas fue que conoció al muchacho Alan, que entonces vivía en Las Torres de San Borja. Una vez me contó que allí, todas las tardes, grises palomillas se reunían para hacerle la vida imposible. Resulta que se ponían a jugar pelota en lugar de irse al parque más cercano o haciendo una chanchita entre todos para alquilar por horas una canchita de futbol de algún colegio privado. Los portazos eran agudizados, los vecinos soportaban ello y como no habìa serenazgo las lunas rotas caían por doquier. Hasta que un buen día García premunido de un cuchillo de cocina los carajeó, retuvo una pelota que cayó en su patio, y ajustició como un asesino el balón de un tajo arrojándoselos a la cara. Ellos siguieron fastidiando. Y García empezó a ganarse el odio en el barrio pelotero. El decomiso de pelotas era continuo, los tajos igual y el odio peor. No era la primera vez que desataría odios y escozores de brotes prontamente infantiles o casi sin importancia. No señor. Aún así Alan le pareció simpático, y hasta lo apoyó cuando se sorprendió verlo candidatear a la presidencia de la República.

Cuando sacaron a Manolo y a otros dos abogados del Estudio, la mayoría comenzó a temblar. Se habían perdido casos fuertes de algunas mineras, y mucho se hablaba que había sido por descuidos en la defensa. Los socios del Estudio habían arreglado con los jueces en provincias, pero el petitorio de dos de los casos estaban mal fundamentados. Ambos llevaban la firma de Manolo Egusquiza. Los otros casos fuertes si bien se habían ganado, se denunciaban en la prensa, y el Estudio estaba perdiendo su imagen. Manolo y yo nos quedamos en la calle de la noche a la mañana, y a mí no me dejaron entrar ni para recoger mis códigos. Al otro día Manolo pudo rescatar algunos de mis libros, y noté su preocupación pues –aprovechando los anuncios de sus salida- le habían robado varios números de sus revistas Play Boy, y algunas de sus películas porno.

Con García la juventud peruana aprendió una sola cosa de un solo queco. Que las palabras sino se traducen en hechos tangibles se las lleva el tiempo al miserable “basurero de la historia”, dixit los camaradas marxistas – leninistas. Con García la gente se cansó de la oratoria fácil y deslumbrante. Y también nos cansamos del voluntarismo. Que no lo es todo. Porque el entorno cuenta siempre. El voluntarismo es deleznable, despreciado por màs autoayuda que nos ponga al día. Y fue en 1986 que García no logró encontrar puerto bajo su nomenklatura socialdemócrata por un hecho que hasta ahora lo condena. En junio de ese año se realizó en Lima el encuentro de la Internacional Socialista. Los presos senderistas internos en El Frontón, la isla que servía de fábrica ideológica de Sendero Luminoso optaron por sublevarse bajo la figura premonitoria de un motín a bordo. Alan no dudo mucho para debelar el asunto y olvidando el marco internacional que ocupaba sus linderos entró a sangre y fuego a la isla penitenciaria acabando con todos los amotinados rendidos. Obtuvo la repulsa de la izquierda mundial, asegurándose el odio de la tribu senderista. Dueña esta tribu de los odios màs infernales lo que logró el debelamiento fue la exacerbación al máximo de las distancias entre un partido de base popular como el APRA y otro movimiento sanguinario como Sendero. Dirigentes de base, autoridades regionales, alcaldes y regidores fueron las sucesivas víctimas de la gran temporada de iras desatadas, cóleras y enojos que surgieron por la masacre de ¿un socialdemócrata?

Y todo se fue de pronto al carajo. La boutiq comenzó a tambalearse junto con nuestros ahorros, y la galopante inflación echó por tierra los sueños de Sofi de exportar sus propias confecciones. El auto de segunda que compramos, con el logo de la boutiq que le mandamos pintar, apenas pudimos pagarlo, y no había gasolina para echarlo andar, así resolvimos venderlo, pero no encontrábamos nuevo comprador. Yo intenté ingresar al Poder Judicial, motivado por un amigo de la Universidad, pero nunca clasifiqué por no tener el carnet aprista. Doña Gladis imploró a uno de sus amigos magistrados –Sofi me contó que lloró en su oficina- para que me contrataran, pero la espera se fue diluyendo hasta la indignidad. Me puse a vender libros de la editora BLG, recomendado por la señora Balvina Lecca, otra amiga de doña Gladis, pero también la editora entró en crisis y terminó editando varias veces un único libro de un tal Mixán. Esas noches ya casi no hacíamos el amor, y ya no nos aventurábamos en hoteles de cualquier precio, a escuchar a las otras perejas jadear, riéndonos de sus placeres. Mi madre me decía que tenía problemas con algunos inquilinos, y que era mejor que viniera por unos días porque había unos estudiantes piuranos bien frescos que a veces le faltaban el respeto. Las cosas también escaseaban por allá, pero menos mal que don Wilmer- el viejito de la bodega- siempre le separaba algunas cositas para recogerlas por las noches. Todo esto me deprimió horrores. Perdí como 12 kilos, y comenzamos a tener peleas con Sofi, que se había metido de estilista en una peluquería. Su madre se fracturó la cadera saliendo de una iglesia, y tuvimos que gastar en sus medicinas y en la operación. Yo comencé a cocinar por primera vez en mi vida, y le llevaba la comida en tapers al hospital, pues Sofi no se despegaba de ella y andaba como una zombie. Vendí mis ternos y mis corbatas a estudiantes de Derecho y vecinos. Manolo había entrado de asistente al Ministerio Público, gracias a un Fiscal con fama de gay, y pudo hacerme un préstamo que nunca terminé de pagar. La plata escaseaba y si la había no valía para nada. Asi que tuve que regresarme a Trujillo, la cuna del APRA, ese monstruo que engulló los sueños de miles de peruanos y peruanas, y jodió al país desde todos sus extremos. Mi madre tenía buena salud, pero el estress de los días comenzaba a afectarla, y lloraba casi por cualquier cosa. Sofi me decía que era bueno que llore pues así se desahogaba, pero a mi me partía el corazón de escuchar sus lamentos. Sofí me reclamaba que la había abandonado, que habíamos jurado permanecer juntos pase lo que pase, desde esa noche de viernes que hicimos el amor, etc. Sofi me hablaba de odio. Yo nunca había escuchado esa palabra en su boca, por eso me afectó tanto. Le respondí que también la odiaba, y se puso a llorar en el teléfono. Luego ya no me llamó a la casa, y me colgaba cuando yo lo hacía. Pasaron semanas y meses sin saber uno del otro, hasta que le escribí una carta breve, preguntándole por doña Gladis, por la casa, por el auto, por nuestros sueños. Y al final le puse un postdata: “Te odio con todo mi amor”.

Aquí en Trujillo todos necesitaban un abogado, y uno que venía de Lima tenía un prestigio agregado. Me instalé en el Estudio Malpica Risco, un dinosaurio de la defensa, siempre más preocupado por el análisis político y la tertulia, antes que por sus propios casos. Fue en su Estudio que empecé a leer muchas revistas y periódicos, y a empaparme de nuestra pobreza política, y a polemizar con los viejos abogados que visitaban el Estudio, muchos de ellos apristas, para contar sus ‘proezas’ en los tribunales.

García en 1979, según releo en la revista Caretas –que no está muy amarilla ni apolillada-, desempeñaba su tiempo libre para la política como dinámico y servicial secretario de campaña de Armando Villanueva, candidato presidencial del Partido Aprista. Dicho puesto debería haber sido ocupado por el legitimo sucesor de Haya de la Torre, Andrés Townsend Ezcurra. García cabalgaba de punto en punto del país para atizar la campaña del representante de las “izquierdas demócraticas”. Hasta que un día encontró la horma de sus zapatos. Ciertamente en el Perú se llama a esto “el pararte los machos o el parale”, cuando uno anda soberbio por las esquinas. Resulta que la viuda del “cachorro” Manuel Seoane –un antiguo líder del APRA- Doña Elena Tavara, apodada ´´el Etna´´ por su carácter explosivo y de pocas pulgas, preguntó a García por algunos detalles partidarios. Alan contesto de mala manera. Ella repuso “tú no puedes venir a tratarme así aquí. Cuando ni nacías el “Cachorro” arriesgaba su vida”. García se la dió de gallito de pico y “el Etna” ni corta ni perezosa le respondió con un sonoro cachetadón. Hay una foto de Caretas que captura en una placa a García resoplando por los labios, del mechòn caótico de cabellos sobre la frente y ojos totalmente azareados, casi llorosos.

He allí un odio de la tercera edad femenina.

No era la primera vez que García afloraba odios calientes. En cierta ocasión Haya de la Torre le dijo algo que lo desestabilizó. En los coloquios realizados en el Aula Magna del partido, Garcìa dirigió un discurso que arrancó el aplauso masivo de los concurrentes. García se acercó al Jefe. Esperando una felicitación encontró evasión en la mirada de Haya seguida de media vuelta inmediata. No contento lo busca y dice: “Maestro, qué le pareció mi discurso”. “Estuviste fatal, quisiste el aplauso rápido, y es que no quieres hacer pensar a las bases que te escuchan. Eres un demagogo”. Y es que Haya no se andaba con remilgos. Como pisciano era más frío que las aguas del Ártico. García contrariado enrojeció sus ojos, frunciò su boca. Sus amigos o curiosos iniciaron entonces ese celo contra el que no los dejaba avanzar. Saben muy bien que por algún flanco García es desmenuzable.

Alguna vez cuando la periodista Josefina Townsend pisaba los zòcalos del local aprista en la Av. Alfonso Ugarte se encontrò cara a cara con Villanueva y su guardia dorada y les dijo de frente: “Gansters”.

Entre esa línea de guardias de corps estaba Alan García . Ya desde ese tiempo estaba identificándose con las huestes de choque de lo que seria su futuro gobierno. Lo que pasa es que la Townsend sabía muy bien –como se lo confirmaron amigos de su padre Andrés- que el triunfo de Villanueva en elecciones internas había sido obtenido vía secuestro de ánforas, haciendo el cambio de cedulas, etc. Y uno de los responsables directos había sido García y su tropa.

Denostado por propios y extraños como el más corrupto, insensible y desmoralizante gobierno el alanismo recluta para sí ejemplos terribles cuando se desliza en episodios como los sucedidos en el área de seguridad interna. Se contaban informes de inteligencia que ubicaban con semanas de anticipaciòn del ataque de las filas senderistas o emerretistas a las comisarías del ande o de la selva y el gobierno era incapaz de activar mìnimas capacidades logísticas de respuesta. Cuanto odio se habrá incubado en los heridos sobrevivientes, discapacitados, en las jóvenes viudas y en los desesperanzados hijos enterados más tarde de esos olvidos exprofesos de un Ministerio del Interior dado al dopaje sensualista y perverso.

Geminiano voluble como él solo, García sabe una cosa de sí mismo. Al igual que el trovero argentino –hoy desideologizado militante de evángelica fe- Facundo Cabral de él se puede decir por sus canciones: “Que lo amas o lo odias, pero nunca le serás indiferente”. En eso García se conoce y mueve. Es su propia travesía.

La de un sentimiento secular y milenario.

lunes, 23 de julio de 2007

CENSURAN REVISTA POR VIÑETA DE PRINCIPES DE ASTURIAS



“A instancias del ministerio fiscal, el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo ordenó ayer el secuestro cautelar de la revista satírica El Jueves por un supuesto delito de injurias a la Corona. El número secuestrado publica una viñeta con el dibujo de una caricatura de los príncipes de Asturias en la que se les representa en trance de mantener relaciones sexuales a cuenta de los supuestos beneficios derivados de la reciente decisión del Gobierno de entregar 2.500 euros a los padres de cada recién nacido en España. El principal objetivo de la viñeta era ironizar sobre la medida natalista del Gobierno, pero hacerlo mediante las figuras del príncipe heredero don Felipe y de su esposa doña Letizia ha sido considerado por el ministerio fiscal "claramente denigrante, objetivamente infamante y posiblemente delictivo".


La libertad de expresión contra el derecho al honor. El conflicto entre estos dos derechos fundamentales -que se repite cada vez que se denuncian los contenidos de un medio de comunicación- tiene una frontera muy difusa que, según los expertos, debe analizarse caso a caso. EL PAÍS ha enviado el auto del juez Juan Del Olmo y la polémica portada de El Jueves a varios juristas para que den su opinión sobre este asunto”.


VER MAS NOTAS

LOS 25 AÑOS DE AVENIDA LARCO


Esta semana se cumplieron 25 años de esa maravillosa canción de Frágil, la mejor banda progresiva del Perú. Fue por esa canción que conocí al grupo de Tavo, y algún tiempo lo seguimos en sus producciones. Eran finales de los 80. El apogeo de Frágil fue en un tiempo de cole, terrorismo y toques de queda. La década del descubrimiento, como a veces la llamo. Pink Floyd, Yes, Queen, ACDC, Deep Purple, Maiden, J. Priest, etc., y en el Perú, Frágil. Putalacagada. Sus canciones siempre han tenido la mística de los vientos, los sintetizadores y las guitarras acústicas. No necesitábamos más para ser felices, excepto sexo (o ‘manuela’), y a veces hierba. Siempre he creído que Av. Larco es – a pesar de ser bien pop- una canción misteriosa, cargado de un no sé qué que se te mete en las venas, y a puesto que Andrés Dulude –su compositor- se la canjeó al diablo alguna vez que paseaba por la avenida. La leyenda que era una de las canciones menos apreciada por la banda no es tan cierta, pues el tema le dio el nombre a su primer LP, y hasta grabaron un video para apoyar su producción. Hoy los chicos de Frágil son unos tíos, y no han vuelto a repetir su éxito de los ochenta, y menos con una canción emblemática. Una luz reflejaba/ la modelo mirando a la nada/ hoy es viernes sangriento/ aquí pronto habrá movimiento...

Hola a todos,


PAÍS DE HUELGAS. Apuesto que esta semana Caballo Loco debe haber sentido lo que Toledo en su primer año de gobierno; mínimo un ‘deja vu’ de los últimos años de su primer periodo, cuando eran “joven y falto de experiencia”. Si bien estamos años luz de aquellas revueltas e incertidumbres, los disturbios en el centro y sur del Perú nos han mostrado facciones de apartados políticos con buenos motivos (por lo menos así lo ha entendido el gobierno en diversas instancias, de ahí una serie de medidas de emergencia que rozan en populismo, según analistas bien) para salir a las calles y dejar salir sus más celadas protestas, gruñidos y berreos. En la cabeza del león el SUTEP, ese grupete prehistóricos de dirigentes marxistas, con más piedras bajo la manga que ánimos reivindicativos. Ni que decir del cabecilla Huaynalaya. Arequipa, Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Puno y Ucayali estuvieron después de tiempo en las portadas estelares. El epicentro de los reclamos rebalsó la Ley Magisterial, y dio paso al tema de los sueldos, privatizaciones, municipalizaciones, copamientos partidarios, revocatorias, ajustes de precios, Mantillismo, Chavismo, Acuñismo, el calzón de la abuelita, y todo lo que fuera posible meter en la bolsa del caos y el descontento. Ni la más esforzada sesión de hipnotismo presidencial pudo acallar los reclamos que alcanzaban a oírse demasiado cerca de Palacio, y las encuestas, oh, las encuestas. 35% de aprobación, señor presidente, el índice más bajo en lo que va del gobierno. Válgame Dios… Pilar, pásame el litio! Y todo en un marco de cifras auspiciosas, pues según publicaciones gobiernistas en el primer trimestre la demanda interna creció en 10.2%, en el segundo 10.1%, y se espera que durante el año crezca en total un 9%. Los créditos de consumo bordearon los S/. 20 mil millones, la venta de vehículos nuevos aumentó en 53%. Además, según el Ministerio de Trabajo, el crecimiento del empleo en Trujillo supera el 20%, y mi amigo L. C. Muente, con el sueldo que gana, ya tiene su tarjeta Plaza Vea Platinium. ¿Qué ocurrió entonces?, ¿por qué se articuló tan fácil esta ola de protestas si estamos tan bien, supuestamente? Dos cosas. El gobierno, puede verse de lejos, carece de una agenda social que privilegie al más común de los ciudadanos, que ha sido el principal sujeto de ofertas electorales de este APRA que conocemos, más con taras derechistas que socialdemócratas. Y de otro lado, no hay una estrategia comunicacional adecuada para todos los vientos. La omniprescencia presidencial llena páginas pero no estómagos. Recibe palmas empresariales, pero el chorreo no llega a los conos y, a pesar que el gobierno cuenta con una de las Ministras –Mercedez Araoz- más ricas de todos los tiempos, el resto no anda funcionando del todo bien (se salvan Educación, Vivienda y creo que Producción). Administran pero no son proactivos. Por ejemplo “el Gobierno Central ha anunciado que este año espera gastar 9 mil millones de soles en inversión pública gracias a los cambios del SNIP, y esta entidad ha anunciado la aprobación de cerca de 7 mil proyectos, listos para ser ejecutados”, pero esto no se difunde. El Cholo también tuvo el mismo problema, pero no se animó a tener un vocero oficial para evitar que le hicieran más sombras que las que ya le hacían. Sobraba con el chupamedias de Ferrero. No creo que Alan inaugure la figura americana del vocero profesional para detalles y anuncios de su gobierno (además sería muy aburrido, ya uno como que se ha acostumbrado a escuchar las idioteces apristas), pero sería bueno que contrate a una Consultora que le diseñe un programa comunicacional permanente. Aquí un editorial capitalino. “De manera leve –pero destacable– se empieza a apreciar una disminución de los brutales enfrentamientos vistos hace días. Aspiramos a que el punto de ebullición derive en una moderación de la temperatura social. Por cierto el Perú es un país impredecible y no sabemos qué pueda suceder en el futuro; no obstante, y pese a esta primera arremetida desestabilizadora –que está al margen de ciertos legítimos reclamos–, las aguas comienzan a regresar a su nivel. En la región Ucayali continúa la tregua de treinta y cinco días acordada con la comisión gubernamental que visitó Purús. Todo indica que Apurímac entrará en razón y que el gobierno acelerará la inversión en una importante carretera para esa región. En Arequipa el presidente del Consejo de Ministros ha sido escuchado –y él también ha sido oído– por las autoridades regionales, llegando –producto de este encuentro– a acuerdos iniciales promisorios y positivos. En Puno, el ruido proviene más que nada del confrontacional presidente de esa región. Tan sólo si dicha autoridad tuviera disposición al diálogo y a las formas democráticas, de seguro su pueblo obtendría beneficios inmediatos. La cúpula politizada del SUTEP ya muestra signos de fatiga y desconcierto. Más allá de enfrentarse a los escolares, al gobierno y a todo el país con una huelga “clasista y combativa”. Los pobladores de las regiones del sur y los docentes opuestos al paro o a la movilización violenta, son muchos más que los revoltosos. Creemos que el gobierno no sólo tiene el derecho sino el deber de estructurar una estrategia comunicacional y un mensaje claro –dirigido a ellos– a favor de la redistribución y promoción de la inversión. Y ello no puede hacerse cándidamente sino aislando a las cúpulas intolerantes de sus bases. Con mensajes firmes el Estado debe mantener a raya a los miembros de Puka Llacta (Pueblo Rojo), Patria Roja, a los agitadores del otrora PUM y “Pueblo en Marcha”, hoy metidos en diversas ONG rurales”.




URIBE Y RONCAGLIOLO. Okis, okis, sacaron a Uribe para contentar a la tribuna (muchos se han opuesto, como el divertido ‘Chema’ Salcedo, desde RPP), y han puesto a Chemo del Solar para entrenar a los muchachos, mientras la dirigencia sigue enquistada en sus cargos repartiéndose miles de dólares. Otra vez se rompe la continuidad, han dicho los entendidos, y el mismo ‘Ñol’ Solano (que hace política en sus ratos libres), subraya que repetimos el torpe ciclo en el fútbol peruano. No sé si Chemo mejore las cosas, pero me dicen vía mail que tiene un buen know How de su paso por España y Chile. No sé más ni deseo saber más porque no sé nada de fútbol ni quiero saberlo (en cambio mi sobrino está conviertiéndose en un entendido de temer, caracho). En fin. Extañaremos las huachaferias del ‘diamante negro’, sus poses, sus experimentos, y esa pseudofilosofía que desconcertaba a los periodistas limeños (equilibrio táctico, flancos multifuncionales, estrategias de diversificación ponderada y otras huevadas). Ya sobre algunas de sus cualidades había escrito Santiago Roncagliolo, joven escritor peruano afincado en Madrid, contra quien Beto Ortíz se despachó esta semana, diciendo que no le gustaba y que había sido sobre estimado. Santiago tenía un blog muy visitado, pero hace poco ha encargado su administración a la “Oficina del autor”, que publica sus escritos aparecidos en El País (esta semana murió el dueño de PRISA, amén) y otras publicaciones. Santiago, autor del premiado Abril Rojo, además, ha incursionado con algún éxito en la opinión política y el ensayo, según leo en su blog. Pero a mi me gustan más sus cuentos. Esta es su crónica de una de las visitas del equipo peruano, con Urible, claro, a España. EL ARTE DE PERDER CON ELEGANCIA. “Julio César Uribe es, sin duda, el hombre más elegante de esta noche. Desde que emerge de los camerinos del Miniestadi de Barcelona, su traje rigurosamente negro resalta por su sobriedad entre las camisetas amarillas del equipo ecuatoriano y las rojiblancas de los peruanos. Mientras camina hacia su asiento parsimoniosamente, el brillo dorado de su camisa, su reloj de oro y el broche reluciente de su solapa dan fe de su sobrenombre: el Diamante Negro. El entrenador peruano tiene razones para estar más nervioso de lo que aparenta. Éste es su último ensayo antes de la copa América, y le llega en un momento difícil. Le acaban de rebajar el sueldo en un tercio tras comprobar que, durante la gira japonesa del equipo, pasó más de una noche en una discoteca y luego mintió para ocultarlo. Además, un partido contra Ecuador nunca es fácil. Muchos peruanos aún piensan que no importa perder con cualquier país, pero Ecuador es una cuestión de honor. Y viceversa. Sin embargo, Uribe observa el partido con flema inglesa, sin levantarse del asiento, sin gritar. El terreno neutral juega a su favor. En Cataluña, bajo la mirada vigilante del Tibidabo, todo tiene el aire distendido de un torneo interbarrios. El Miniestadi no se ha llenado, y entre los fans de ambos equipos reina un clima de concordia. Incluso los piques entre ambas barras –que se llaman mutuamente “monos” y “gallinas”- tiene un aire de cachondeo familiar. Muchos hinchas rivales han venido juntos al partido. En la barra de Perú incluso hay un ecuatoriano con su esposa peruana y su niña española. Para los asistentes, el partido cumple la función de un campo ferial. En la puerta hay un grupo de ecuatorianos pidiendo firmas para la asamblea constituyente del presidente Correa. Otros venden a diez euros camisetas con la leyenda “¡Viva el Perú Carajo!”. Una señora ha llevado una pancarta que dice “saludos a mis hermanitos y a la familia Vargas”. Incluso hay un grupo de bolivianos con una pancarta de protesta por las restricciones de la FIFA a los estadios a más de 2500 m. sobre el nivel del mar. El clima de esta noche dice: di lo que quieras, sé lo que eres, pásala bien. Pero la simpatía sólo dura lo que tarda en romperse el empate. Con el primer gol de Ecuador, el monstruo despierta. La explosión en la barra ecuatoriana es sólo comparable a la glaciación de la peruana. “Y lloran los peruanos” gritan del lado amarillo del estadio. Pero los peruanos atónitos ni siquiera atinan a llorar. Tras su segundo gol, los ecuatorianos ya saben que pueden hacer escarnio de los perdedores. Y los perdedores ya saben a quién van a culpar. Pitazo final. Los ecuatorianos reciben la copa apresuradamente y se marchan. Los jugadores peruanos los siguen. Sólo queda un hombre en la cancha: Julio César Uribe, sin perder la compostura, resiste en el banquillo la lluvia de latas, botellas y bolsas de papas fritas que cae desde la tribuna peruana. Los hinchas rabiosos insultan a su madre y le gritan que dé la cara para que se la puedan romper a gusto. Pero el rostro del diamante negro es inexpresivo, aristocrático y digno. Así debe haberse visto María Antonieta camino de la guillotina. Los mossos d’esquadra protegen al entrenador con sus escudos, pero él se niega a dar el espectáculo de abandonar la cancha bajo escolta. Sólo cuando el cuerpo de seguridad disuelve a los revoltosos de la grada, Uribe se levanta tranquilamente y se dirige al camerino. En la soledad del estadio vacío, quedan los diez ocupantes del palco oficial, que le aplauden animosamente. Son el personal del consulado peruano. Uribe les agradece con un suave gesto de la mano antes de desaparecer en el subterráneo. Tras él, por unos instantes, permanece en el aire el halo de luz que emana de su reloj”.




CÓMO TRANSFORMAR UNA NOTICIA EMPRESARIAL EN PERIODÍSTICA? “Esta es la misión de la oficina de prensa que, por definición, tiene la misión de filtrar los acontecimientos empresariales, seleccionar los aspectos más importantes y, cuando es posible, transformarlos en noticias apetecibles para los periodistas y, por lo tanto, para el público. Un ejemplo reciente de esta función es la actividad desarrollada por Dialettika relativa a la adquisición por parte de una agencia de publicidad cliente de un presupuesto de comunicación.A partir de las declaraciones de los AD de la agencia (Publicis) y de la empresa cliente de la agencia (Palmera), se ha escrito un comunicado de prensa institucional dirigido a conseguir titulares económicos y de comunicación. He aquí las dos declaraciones en base a las cuales ha sido construida la noticia. “Hemos dado vida a una verdadera task force para afianzar la dirección de la empresa en un complejo proyecto de refundación de la marca -afirma Luca Morvilli, administrador delegado de Publicis- comentando la recientísima adquisición de la marca Tonno Palmera”. A partir del próximo mes –añade Morvilli comenzaremos a construir la nueva marca equity de Palmera. Nuestra colaboración, por tanto, se extenderá también al petfood Peetreet”. “Palmera marca líder de las grandes tradiciones se apoya sobre un posicionamiento fuerte y se caracteriza hoy por una grandísima notoriedad. Justo desde aquí –comenta Vincenzo Picone, administrador delegado de Palmera- se deberá partir para aprovechar plenamente la potencialidad ya dentro de la marca a través de un proceso complejo y global de refundación de la marca que llevará a la redefinición de la marca equity, del packaging, de la política hacia el consumidor. ¿El objetivo? Ser siempre más protagonista del mercado alcanzando posiciones de lidership. Un objetivo tan ambicioso que tiene que ser necesariamente alcanzado con la elección de un socio, Publicis, con capacidad de expresar además de una indiscutible profesionalidad, grandes capacidades de innovación”. Este cuidadoso trabajo de selección y de comunicación ha llevado a una óptima redemption en términos de gabinete de prensa. Es obvio que cuando una noticia viene recogida en varios medios, la empresa se beneficia en términos de pura notoriedad, en credibilidad y en imagen, en cuanto no autoreferenciante como la publicidad. Por eso la disponibilidad de una noticia de un cierto relieve es considerada como un criterio de recurso natural y como tal aprovechable con gran sabiduría confiándose a una oficina de prensa profesional y con una optima reputación”.



* * * * * * * * * * * * * * * * *


Caray, el chato Acuña no le aguanta ni una al Caballero del Zodiaco y aprovecha cada ocasión para golpearle donde más le duele: en la gestión de sus varios periodos municipales, donde se instaló cómodamente la modorra, la suciedad y los malos manejos. Dicen que estos golpes sicológico no dejan dormir tranquilo al ex burgomaestre, pues nunca antes alguien se había atrevido a decirle tamañas cosas en su cara de pava pelada. “Murgia ha apañado y encubierto malas conductas funcionales e irregularidades durante su prolongada gestión municipal, pues en vez de hacer los descargos a los que tiene derecho, opta por pretender calificar mi gestión”, refirió Acuña. Ha estado 16 años en el poder -dijo- y llevó a Trujillo a estar por debajo del desarrollo de otras ciudades como Chiclayo y Piura. Acuña reiteró sobre las “serias irregularidades” que han recaído sobre el ex Comité Especial de Promoción de la Inversión Privada (CEPIP), “hay gastos innecesarios y excesivos”, acotó. Lo que pasa -sostuvo- es que José Murgia nunca se preocupó como alcalde de supervisar la labor de sus funcionarios y los dejó a su libre albedrío para que hagan y deshagan lo que tenían que hacer, y “los resultados lo estamos viendo ahora, como obras sobrevaluadas y licitaciones mal hechas”, refirió. “Que se mire al espejo (Murgia) y se pregunte qué esta haciendo por la región La Libertad; esa debe ser su preocupación”, finalizó Acuña”. Aucchhh..!




A pesar que conocíamos el trascendido desde hace unas semanas, estos días se confirmó que la doctora Yolanda Falcón, representante de la Defensoría del Pueblo en Ciudad Travesti, deja el cargo tras buenos años de entrega y dedicación. En Correo-Trujillo le dedicaron una ‘chiquita’ con mala leche diciendo que “ya era hora de que se vaya porque últimamente no se sentía su presencia. Que malos”. Nos hubiera gustado tenerla en el programa pero no nos respondió la invitación pues seguramente estuvo muy ocupada. No sabemos quién ocupará su lugar, pero dudo que quien la reemplace le de ese ‘charm’ al cargo que sólo ‘Yoli’ supo impregnar, pues muchos años estuvo voceada como la mejor vestida de Trujillo, algo que siempre le dió un valor agregado a la Defensoría. La vamos a extrañar…




Otro de los funcionarios que se despide de la ciudad es el carismático Celso Díaz Carmelino, quien estuvo al frente de la Oficina de INDECOPI, y gran amigo –junto con sus “Indecopi boys”- del programa. Este joven abogado, nos consta, le dio mucha actividad a la oficina de El Recreo luego que los sacaron de la UPAO, y ha sabido valorar el trabajo de los chicos y chicas de la institución en las incontables campañas contra la informalidad y la pirateria, a pesar de sus limitados recursos. La nota que me envían reza “El INDECOPI agradece los servicios prestados por el señor Celso Díaz Carmelino, quien durante su gestión logró impulsar marcas colectivas en la región La Libertad como: plátano del Molino, piña de Poroto, membrillo de Sinsicap, artesanías de Pacasmayo y vino de Cascas. Asimismo, el señor Díaz realizó un importante trabajo de prevención y fiscalización en los servicios de transportes, centros educativos particulares y empresas inmobiliarias, que dieron lugar a multas impuestas y acciones correctivas en beneficio de los consumidores de la región”. Buena suerte y un abrazo.




Asuuu… Creo el tema no pasará de moda por mucho tiempo. Ya son 27 los plagios! que se le cuentan a Bryce, y más vale que revisen sus escritos no vaya a ser que a Ud. también lo haya copiado. Vivas ha dicho sobre estas cuentas “Tan pasmosa serialidad obliga a superar el concepto de plagio, que es muy matemático porque llama a la suma y la acumulación, y emplear el de impostura, que es más filosófico, más bonito, más a tono con Alfredo Bryce… No recuerdo para nada, en esas intervenciones que siempre nos hacían reír, a un brillante intelectual de nuestro tiempo, informadísimo y metomentodo, como Mario Vargas Llosa. Precisamente, muchos han señalado que el afán de emular a MVLL estaría en el origen o sería el principal acicate de la impostura de Bryce como articulista”. Ups. Iván Thays sigue defendiendo con uñas y dientes a su ‘maestro’, y publica lo que diría a Bryce si éste le pidiera un consejo: “Lo que realmente es difícil, tan difícil como trepar el Himalaya para quienes sólo saben usar un tenedor, es escribir Un mundo para Julius o crear a un personaje incombustible como Martín Romaña. No estoy de acuerdo, con los que quieren que Bryce pida disculpas, perdón y excomunión. Lo que quieren es ver humillado, vencido, a una persona a la que siempre han envidiado, como si eso los hiciera mejores personas. Si Bryce me pidiera consejo ahora mismo, le diría que de ninguna manera pida perdón, que pase la página y le calle la boca a todos con estupendas novelas, que para eso está en este mundo y no para ser la piñata de personas sin talento”. Asuuu…




La otra vez equivoqué un dígito de los número de Alarcón, así que ahora cito los correctos (ojo, para correcciones, prólogos, asesorías, tertulias, direcciones de revistas, declamaciones en idioma extranjero, pinceladas, etc): “9992097 o bien ( en segunda instancia) 9853398”. Okis, maestro ;-)



Hasta el próximo domingo…


Johnson Centeno

lunes, 16 de julio de 2007

CORRALITO


Vilma pasaba por una chica común en la universidad. No era muy alta, un tanto gruesa, de tetas moderadas y un espectacular trasero que el salón conocía muy bien. Digo común porque, salvo su poderoso culo, toda ella no representaba gran cosa. Nos hicimos amigos porque siempre la encontraba saliendo de clase. Tenía su pensión en Monserrate a donde la acompañaba cada vez que nos topábamos. A veces nos quedábamos conversando horas de horas. No tenía muchas amigas. Las mujeres la aislaban sistemáticamente. Seguro porque envidiaban esas dos nalgas que ella manejaba tan bien. Y los hombre la seguían fácil. Se me pegó fuerte, Vilmita, en los primeros ciclos. Bastaba que me viera en el salón para pedirme cualquier cosa, un lapicero, un cuaderno, plata, o murmurarme cualquier huevada que acostumbran las mujeres. A mí me caía bien, pero no me gustaba cuando –ya entrados en confianza, me presentaba ante cualquiera como su enamorado, su novio, su esposo, su amante o cualquier otra banal cojudez que se le ocurriera. Pero era de aquellas a quien uno perdona casi cualquier cosa con sólo mirarle el culo. Más de una vez llegué a tenerle ganas, y claro que me corrí pensando en ella. Varias veces. En una pequeña casa de dos pisos ella era la única mujer, el resto de pensionistas eran sus primos chimbotanos.
—Armi, te he visto de la manito con Vilmita—, me decía gracioso el Gordo. ¿Te la estás tirando, no?
—Nada Gordo, es sólo una amiga.
—Yara huevón, bien que te estás comiendo su culito y te haces el loco. Cuidado flaco, ta’ que es chimbotana. Tú sabes que esas hembritas son bravas.
—Es tranquilaza Gordo, franco.
En más de una ocasión, Vilmita, me insinuaba que me quedara a dormir en su pensión, pero no me aseguraba si sería junto a ella. Le gustaba ponerme arrecho. Además, estaban su primos. Coquetaba siempre así, y se me ponía dura de sólo pensarlo. Recuerdo haber amanecido varias veces mojado, pensando en las cosas que un mortal podría hacer una noche junto a ese culo. Y es que conmigo pasaba lo que podría ocurrir con cualquiera: reducir una germita silvestre a un rimbombante culo de apreciable calibre. Así eramos los hombres en la U.
Un día después de un examen fuimos a su pensión a conversar un rato, y me dijo que le prestara un cuaderno para que se ponga al día. Sacó papitas y gaseosas.
—¿Te acueras de anoche?
—Qué cosa..
—Anoche pues, la hamburguesa.
—Ah, sí, ¿qué no te gustó?
—Sí, sí, estaba rica.. Tonto, me refiero a la servilleta.
Yo me hacía el idiota pero sabía por dónde iba esta mujer.
—Ah la servilleta, sí sí—, le dije.
—Apuesto que siempre le escribes eso a todas las chicas.
—No, no es cierto, fue especial para ti…
—Mentiroso, seguro que la sabes de memoria ya… de quién es ¿ah?…
—No, no es un poema, es un pensamiento que se me ocurrió para ti… ¿Está bonito, no?
—Está lindo, precioso, a ver a ver léemelo.
Saca de su billetera una servilleta de flores, escrito con lapicero azul y se acerca a mí.
—No, no, pucha, tengo quiero ir al baño, Vilmi, por fa…
Siempre me ponía así con ella cuando se ponía muy tierna. A veces me proponía seguirle el juego para llegar a mayores, pero… creo que me asustaba. No era su tremendo poto que se menajaba, era… no sé qué diablos era. En el baño me echaba un poco de agua al pelo y me limpiaba la cara. Ese día no estaban sus primos en la casa. Nos quedamos hasta la tarde, en que la dejé muy cerca de su pensión para que tome su almuerzo. La volví a ver en la noche trayéndole el cuaderno que me había pedido. Se había puesto linda y parecía que iba a salir. Me llevó a su cuarto y puso algo de música. Sentí una fragancia agradable, de mujer. Su cama bien tendida, su ropa en un pequeño ropero armable. Algunos de sus pantalones doblados sobre unas sillas. Me fijé en ese blanco que a veces usaba, que ya era célebre porque en una clase donde debía exponer, se la paso escribiendo en la pizarra, y todos quedamos prendidos de sus formas, y del traiángulo del calzón que se le notaba. El profe, para disimular su arrechura, se ganaba desde atrás y la miraba imperturbable. Expuso como cinco minutos, lo demás lo escribió. Pensé que si el Gordo estuviera aquí seguro que se robaría ese pantalón y buscaría también los calzones que, por ahora, estaban escondidos a mi vista. Salió un rato y trajo dos botellas de cerveza de algún lugar.
—Siéntate—, me dijo con su autoridad de ser la dueña del cuarto, de la ropa, de la cama, y de los calzones que estaban en algún lugar. Qué tal la música, me la prestó la Antonella..
Sonaba una canción de Montaner a medio volumen.
—Ah, la negrita.
—La morenita—, me aclaró. Oye, no seas racista pues, qué malo… (risas).
—Ya, ya, la morenita, pero a mi me cae espesa, no sé por qué…
—Es buena gente, tú no la comprendes, seguro…
—Sí, seguro es eso… pero más bien ella es la racista. No has notado que a algunos no les habla…
—Bueno, sí, es un poquito alzadita la negrita (risas).
Así estuvimos un buen rato mientras la canción y las cervezas hacían su efecto. Terminamos las dos botellas. Nos callamos un rato dejando a Montaner con su “Cima del cielo”, “Tan enamorados”, “Ojos negros”, y otras canciones que eran sus preferidas. Nos miramos de cerca y nos dimos un beso, aunque en verdad ella tomó la iniciativa. La abrazé hacia mí con cierto temor mientras ella mantenía su boca abierta. La besé con más confianza. Todo sucedía como una de esas noches con que soñana con ella y me pajeaba. Nos tendimos en su cama abrazados. Ella me sacó el polo y se soltó la blusa. Se sonreía mirándome. Encendió su lamparita y apagó la luz de su cuarto. Se veía rosadita, y sus cabellos ensortijados tomaron un brillo especial. La cinta terminó de golpe. Yo le dí vuelta (a la cinta). Nos seguimos besando sobre su cama diciéndonos “te quiero”, muchas veces. Ella comenzó a tocarme abajo y me ayudó a sacarle el sostén, dejándose ver los senos. No sabía qué hacer con ellos. Instintivamente puse mi cara sobre ellos y los chupé desordenadamente, pero con suavidad. Ella comenzó a gemir. Sin darme cuenta se sacó al pantalón y pude ver su pequeño calzoncito negro. Pensé que me pondría más duro pero algo pasó conmigo. No sabía si bajar a sus piernas y besarlas. No sabía si tenía que bajarle el calzón. Nadie hablaba. Me ganó la idea de que no tenía condón y la abrazé hacia mí como calmándola, con cariño, con ternura. Ella me desabotonó el pantalón y comenzó a sobarme de nuevo. Tenía los ojos cerrados y se bajaba el calzón lentamente. Entonces me asusté un poco y me llené de nervios. Nunca lo había hecho, y tenía ganas de orinar.
—Por favcor, quiero ir al baño—, le dije.
—No Armando—, me rogó dócilmente... por favor…
Y entonces solté mi mejor frase para quebrar, no sé si consciente o inconscientemente, de una vez la noche:
—Si no voy me meo en tu cama, amor…
Cuando regresé la luz estaba prendida y ella se había puesto su ropa interior. Me sentí más tranquilo, pero los nervios no me pasaban. La abracé por detrás y así nos quedamos toda la noche hasta que se durmió. Yo pensando en muchas cosas. Le ví algunas marcas en el culo desde atrás, pero no le restaban su encanto, sus formas. Era grande. Me saqué el miembro y lo comencé a rozar sobre su calzón, pero me sentí asqueroso por aprovecharme. Me la froté un rato mirándola. Me puse el polo y la deje dormida. Salí de su pensión como a la media noche. Ningún otro cuarto tenía luz.
Los siguientes días no la ví en clase, y no pasé por su pensión al salir como acostumbraba. Pensé que estaba enferma o algo así. Después de una semana fui a reclamar mi cuaderno y me encontré con un zambo en la puerta, junto a unos patas. Era su primo que estudiaba electrónica. Me dio el cuaderno que le había prestado. Me contó que Vilmita tal vez ya no estudiaría. Se iba a casar con un policía talareño que conoció en la pre. El asunto era casi obligado pues ella estaba embarazada, pero al parecer no lo quería. Además era mucho mayor.
Cuando esa tarde se lo conté al Gordo me dijo que esos patas eran unos pendejos, que todo se había organizado para hacerme corralito y me la cachara.
—¡Y ese hijo era tuyo, huevón!. Casualidad que nadie iba a estar en la pensión todo el día. ¡De la que te salvaste, maricón..!
En la noche revisé mi cuaderno. Encontré la servilleta de flores que le había regalado a Vilmita y me puse a llorar. “Para Vilmita Cuevas. Que nuestra amistad nunca se termine amix, siempre estaremos juntos mientras estemos cerca. Yo cuidaré de ti aunque no me lo pidas, y tu estarás siempre que yo te necesite. Que lo que ahora se inicia nunca tenga final… Por nuestra amistad más sincera, eternamente… Armando. Tuyo forever ;-P”.
Hola a todos,


CHINO RATA. La más reciente resolución del juez chileno Orlando Álvarez denegando la extradición de Fujimori no se la imaginaba ni el más fanático de sus seguidores. Y había que aplacar tan contundentemente la sorpresa, que nada mejor que un grupo de prehistóricos dirigentes del SUTEP cerrando las calles, bajo una lluvia de palos y detenciones de parte de la PNP, bajo el ojo vigilante de las botas militares. Humala y Diez Canseco fueron un poco los paracaidistas de esta fiesta, dado que advirtieron que otros rojos se iban sumando al desmadre, repicando arengas del mismo coro de su parroquia. Yehude también alentó al señor de las moscas. El ‘ultra alanista’ Mariátegui (cómo cambian los tiempos) escribió en su columna de Correo: “Es digno de aplauso que por fin tengamos un gobierno democrático con pantalones, pues a menudo nuestras democracias pecaron por blandengues y por reacción llegaron las nefastas autocracias. Es que la ley debe ser muy generosa en cuanto a derechos civiles, pero muy dura en cuanto a excesos. Y ya es hora de declarar la ley marcial y el toque de queda en Juliaca para poner en vereda con redadas masivas a esos mierdas que primero atacaron el aeropuerto y ayer casi provocan una tragedia con trenes cargados de combustible. Porque “Juliaca Vice” es un “Far West” lleno de extremistas alimentados por la ideología de Evo y la plata chavista, de narcos y de contrabandistas, no un bucólico pueblo andino”. Sólo faltaba la sonrisa del aceitunero Ricardo Letts, mismo anticristo entre las llamas del infierno, para coronar las noticias televisivas del fin de semana, y hacerle la guerra al ilustrado programa de Lúcar. Bravazo, Caballo Loco! Esa chiquita inmolación en Ciudad Travesti (en una Plaza más llena de policías que de huelguistas) fue la cereza que redondeaba el pastel del cambio del escenario, y un regalito adelantado al chato Acuña (de paso que te muestra hasta dónde pude crecer con Milo, que lo hace grande). Después de leer el resumen del fallo Álvarez que circula en la red, queda la sensación de que el Derecho es una moneda de dos caras, y que uno puede escoger los lados que le convenga a la hora de la ‘justicia’, máxime si se trata de una opinión para dar luz verde a un trámite (la extradición), y no un fallo en términos estrictos (sentencia). Un lado fue el ‘impecable’ dictamen de la fiscal suprema Mónica Maldonado, celebrado por la mayoría de juristas y la opinión pública (y que el mismo Álvarez elogió en contacto con CPN), y el otro ha sido este decreto del juez chileno que –como ha dicho Lauer en La República- le da algo parecido a un respiro a los tres gobiernos implicados, y por supuesto al acusado mismo. ¿Bachelet forzó la última vuelta de la moneda que decidió esta vez la suerte de Fujimori? No lo sabemos, y creo que esas cosas nunca se saben. Por eso existe la política según Maquiavello, que le dio su ‘estate quieto’ al estagirita Aristóteles, como me contó una vez el buen Juan Velit Granda. Lo que siempre debe llamarnos la atención en esta causa son las violación a los DD. HH., que no puede nunca soslayarse bajo ningún tipo de interés político o comercial. Por eso debe llamarnos la atención que todos –absolutamente- los puntos de la fiscal Maldonado hayan sido contradichos en el pronunciamiento del juez Alavarez, quien fue el mismo que se opuso a condenar a Pinochet por las cuentas del Banco Riggs, y por los casos de la Caravana de la Muerte y la Operación Cóndor. Su antitesis nuclear sobre los casos de Barrios Altos y la Cantuta ha sido que “las acciones militares que derivaron en estos hechos delictivos en caso alguno pueden haber sido autorizadas ni menos ser conocidas por el requerido”, o sea el mismo argumento de la defensa del Chino rata. Por último, Caretas ha revelado uno de los finales alegatos de la Procuraduria peruana ante el juez Álavarez, hecho por expertos americanos de las más prestigiosa escuelas de leyes gringas: “Sobre la tortura, el documento trae a colación el proceso de extradición que el propio Chile siguió ante las cortes inglesas en el caso del ex presidente Pinochet: “El propio Chile ha reconocido, en sus presentaciones relativas al proceso de extradición de Pinochet en Inglaterra, que ‘la prohibición de la tortura reviste el carácter de jus cogens o de obligación erga omnes’. Ello es igualmente cierto respecto de los graves delitos imputados al señor Fujimori en el proceso sub judice, entre los que se incluyen la tortura y los crímenes de lesa humanidad”. El informe también señala que en los documentos presentados por la Procuraduría anticorrupción se ha demostrado cabalmente los ‘indicios racionales’ de la culpabilidad de Fujimori, y por ello “se insta al Honorable Tribunal que dé cumplimiento a sus obligaciones nacionales e internacionales, resuelva a favor de la eficacia de la justicia penal –el pilar básico de su propia jurisprudencia en la materia, el Tratado de Extradición de 1932, y el Código Bustamante– y ordene la extradición del señor Fujimori al Perú”. Finalmente, el documento sostiene que “en síntesis, la gravísima naturaleza de los delitos que se imputan al señor Fujimori –entre los que se encuentran los crímenes de lesa humanidad, la tortura, las ejecuciones extrajudiciales y las desapariciones forzadas- las obligaciones erga omnes y el principio que consagra el deber de extraditar o juzgar (aut dedere aut judicare), así como las obligaciones de Chile en virtud de diversostratados, exigen que el mencionadoex presidente sea llevado lo más pronto posible ante la justicia peruana (…) deberá otorgarse a Perú, como el Estado en el cual se cometieron esos crímenes, prioridad para juzgar al señor Fujimori””.




ALBA. Tal es uno de los monstruos ‘ad hoc’ sobre el que quería escribir unas líneas esta semana, que Chávez inventó alguna noche que andaba jodiendo a ‘Mr. Danger’, gritándole borracho, mediocre, baboso, etc. Pero me ha ahorrado el trabajo el tío Paredes Castro, que desde hace unas semanas tiene el encargo de demoler, desde sus editoriales, todo lo que tenga que ver con el presidente venezolano. El ALBA chavista vendría a ser, en términos leninistas, “uno de los medios para azuzar la internacionalización del proletariado”, que Chávez no tiene empacho de ensayar con el dinero de los venezolanos. Aquí el artículo. “Sus patrocinadores, organizadores y operadores sostienen que no se trata de una cabecera de playa político-desestabilizadora montada por el régimen chavista, sino la expresión inocente de un voluntariado social destinado, entre otras cosas, a limpiar de cataratas los ojos de mucha gente pobre del sur peruano y a brindarle auxilios médicos básicos a quienes no solo no pueden ser atendidos en los hospitales nacionales sino que carecen de una mínima posta médica local. ¿Hay que estar agradecidos o preocupados de esta dinámica acción aterrizada entre el día y la noche, como su propio nombre, y dónde que penetra en el tejido social peruano bajo la siempre entendible motivación de la caridad? Si mañana una institución particular peruana que se oculta en el anonimato descubre que en ciertos barrios marginales de Caracas hay una degradación juvenil a causa del consumo de drogas, ¿su obra de caridad consistiría en llevar allí una brigada de Cedro para hacer lo que no puede o no quiere hacer el Gobierno Venezolano? Si de hacer caridad se trata, no faltaría una competencia grande entre quienes de aquí y de allá estarían dispuestos a entrar y salir sin permiso del país que se quiera con tal de impulsar en él cualquier acción encubierta. Si ALBA no tiene conexión con el Gobierno Venezolano, ¿entonces con quién la tiene, pese a las evidencias que demostrarían lo contrario? En resumen, de qué se trata, cuál es su origen, cuáles sus propósitos, quiénes sus directivos y responsables. La caridad no da para todo ni encubre todo. Si yo dono anteojos tengo que hacerme responsable de que estos no dañen la visión de quienes los usen. Si yo me comprometo a una prestación de salud caritativa, tengo que tener garantías de calidad y responsabilidad. Con toda la pobreza crítica que puede mostrar en muchas partes del interior, el Perú no es una carpa de campaña abierta a la arbitrariedad asistencial de cualquiera que con un brazalete en el brazo puede fungir de socorrista de nuestras deficiencias gubernamentales y estatales. Que alguien diga con toda franqueza qué es ALBA, que desea y qué quiere hacer aquí, en el Perú, y de qué se hace responsable y de qué no. Tampoco estamos para negar la caridad, pero comenzando porque esta sea franca y transparente.
Lo que no podemos aceptar son contrabandos políticos y desestabilizadores, menos de quienes podrían recibir ayuda caritativa en materia de democracia y libertades”.
* * * * * * * * * * * * * * * * *


Un fuerte abrazo a mi buen amigo y pintor de los pintores Jorge Mariátegui (ex bibliotecario UPN y motivador lechucero en PLURAL), que nos sorprende trabajando a su edad y nada menos que en la Municipalidad de Huanchaco. Bravazo, maestro! Jorge es Director de Cultura desde marzo de este año y, según me cuenta, tiene un nutrido programa de actividades de agosto a diciembre que serán la “envidia de otros ayuntamientos”. Este 20 de Julio se realiza la primera expo con 6 jóvenes pintores (muéranse de la envidiaaa!!!), y el 30 de agosto prepara una fiesta a lo grande para Santa Rosita de Lima. También hay cursos de correo electrónico e Internet para mayorcitos. Las inscripciones se dan en la Biblioteca Publica Municipal, de 8 a 4 p.m. Ahí nos vemos, Jorge.




Caray, no me lo esperaba. La jefa de ODICMA en Trujillo le salió al frente al académico “non plus ultra” de la judicatura liberteña, el ius filósofo y tratadista Víctor Burgos. “Diana Rodríguez Chávez pidió al magistrado no entrometerse en casos que no son de su competencia (epaaaa...!). Las declaraciones las hizo luego de que Burgos criticara la sanción de la Odicma al juez Giammpol Taboada Pilco (“5%”), por el caso de prevaricato. “Queda totalmente fuera de lugar las declaraciones de Víctor Burgos, ya que él no tiene porqué opinar, así sea indirectamente de una tema de la Odicma”. ‘Vitocho’ había declarado en la víspera que dicha sanción “era exagerada y peor aún no le compete al ente de la Ocma, juzgar y sancionar sobre casos de prevaricato”. Sin embargo, Diana Rodríguez contrastó dicha acusación, mostrando una lista de los delitos que puede sancionar la Odicma, y que dentro de sus competencias está el prevaricato”. “En la Odicma tenemos competencia de 30 motivos de queja por parte de cualquier quejoso en contra de cualquier magistrado”, adujo. Uyuyuyyy…




Nos sumamos al reclamo de algunos medios jurídicos de atender el reclamo del presidente de la Corte Suprema, Francisco Távara, que en enero pasado prometió una auténtica reforma del PJ, para que se respete la autonomía presupuestal de la institución, de acuerdo con lo que establece la Constitución. “Al respecto, es controversial que, en lugar de incrementar sus recursos, el Ministerio de Economía le haya recortado 70 millones del presupuesto para el 2008 a la partida de gastos corrientes. Este es un monto considerable en el momento actual, cuando este poder del Estado se encuentra embarcado en un proceso de crucial reforma y con una carga procesal que pinta el peor drama del cuello de botella de expedientes que exhiben los juzgados en su conjunto. Efectivamente, no se trata solo de implementar el Código Procesal Penal --que de por sí requiere un presupuesto especial si queremos que solucione el grave problema de la falta de celeridad de los procesos--, sino de una serie de metas relacionadas con la reestructuración administrativa, el alivio del curso de los trámites y la mejora de la calificación de los magistrados, todo lo cual deja mucho que desear desde hace mucho tiempo”.




Pucha, el blog de Alberto de Alarcón ya está dando que hablar, pues alguna gentita me ha escrito dándome sus impresiones sobre este dinosaurio del verso apasionado. Alberto apunta a tener una de las bitácoras más visitadas de Ciudad Travesti, ¡y es gratis! Este poeta enamorado, como algunos sabrán, tiene su Centro de Redacción y Corrección de Textos en Junín 757 of. 301 (frente al local de vinos Codein, de mi amigo David Reyes, otro de sus fans), con celu 9922079. Otro abrazo.



Hasta el próximo domingo…


Johnson Centeno

sábado, 14 de julio de 2007

LA CHICA JURIDICA DE LA SEMANA

Rachel Taylor, belleza heroina

Por ahora la tenemos con mas o menos ropita, pero esto será cuestión de tiempo pues esta preciosa australiana de 22 abriles ya vive sus primeros acosos de fama, a raíz de su papel de Maggie Marconi en la película Transformers de Michael Bay interpretando a una informatica que ayuda a la Agencia de Seguridad Americana a crackear un misterioso archivo de audio para salvar el mundo..

Ojla q pose p Interviu, me dice M. A. Ledezma, después de un juguito de caña... espero q sea cuestión de tiempo....


jueves, 12 de julio de 2007

RESUMEN DEL FALLO ALVAREZ

MINISTRO ORLANDO ALVAREZ RECHAZA SOLICITUD DE EXTRADICION DE ALBERTO FUJIMORI


El Ministro de la Corte Suprema, Orlando Alvarez, entregó hoy su fallo sobre el proceso de extradición del ex Presidente de Perú, Alberto Fujimori. En una resolución fundamentada por 122 considerandos, el Ministro Orlando Alvarez procedió a rechazar la solicitud de extradición formulada por el gobierno peruano en contra de Alberto Fujimori.

La resolución del Ministro Alvarez será revisada ahora por la Segunda Sala Penal de la Corte Suprema, en forma independiente a que alguna de las partes presente apelación a la resolución dictada. En espera que el caso sea visto por la Segunda Sala Penal, Alberto Fujimori se mantendrá con la medida cautelar de detención domiciliaria.

Resumen Fallo de Extradición

Se hace cargo de las defensas del requerido Fujimori; en el siguiente orden:
1) Inmunidad de jurisdicción: Que se funda en que el Derecho Internacional actual reconoce la inmunidad de los ex – Jefes de Estados. Se rechaza esta inmunidad, porque en nuestro ordenamiento jurídico no se contempla ni siquiera para los Presidentes de la República.
2) Falta de procesamiento: Que se funda en que el requerido no ha sido procesado en Perú conforme a los requisitos a que deben someterse los tribunales del país requerido, en este caso, Chile.
Se rechaza porque corresponde al juez que sustancia el proceso en Perú resolver si ha existido o no un procesamiento válido, conforme a la propia legislación peruana.
3) Violación de las garantías de un debido proceso: Que se funda en que hay evidentes ilegalidades en la tramitación del proceso en Perú.
Se rechaza, porque corresponde al juez que sustancia el proceso en Perú calificar si se han violado las garantías del debido proceso.
4) Infracción de los principios del Derecho Penal: Fundado en que en la solicitud de extradición se infringen los principios de proporcionalidad, Non Bis In Idem, Ultima Ratio y Especialidad.
Se rechazan, por cuanto esta imputación no pudo analizarse en términos generales, por lo que debe resolverse por el tribunal que conozca de la causa en Perú conforme a su propia legislación.
5) Reiteración de imputaciones, hechos y supuestos antecedentes incriminatorios para fundamentar acusaciones y casos distintos.
Se rechaza porque de hecho imputa infracción al principio Non Bis In Idem, que corresponde conocer al juez que lleva el proceso conforme a su propia legislación.
6) Delito de asociación ilícita: Fundado en que en la mayoría de los casos, el Estado requirente imputa esta figura delictiva, por lo que corresponde tratarlo en forma separada y antes de entrar al análisis de cada cuaderno.
Se rechaza, por cuanto los hechos descritos para configurar este delito, no constituyen tal ilícito, en nuestra legislación.


Análisis de cada uno de los casos en que se funda la extradición:

a) Allanamiento. Si bien se acredita el delito de usurpación de funciones, no se comprueba la participación de Fujimori. En cuanto al delito de abuso de autoridad, no procede la extradición por que tiene una pena no privativa de libertad, esto es, de suspensión del empleo público.
b) Caso Sunat – Borobio: Se rechaza la extradición por el delito de asociación ilícita por cuanto no corresponde a la tipificación de ese delito en nuestro Código Penal.
c) Interceptación Telefónica: Se rechaza la extradición por asociación ilícita por las razones ya señaladas.
Se rechaza el del artículo 161 – A En cuanto a los hechos ocurridos con anterioridad a la ley 19.423 de 20 de Noviembre de 1995, que incorporó esta nueva figura a nuestro Código. En cuanto a los hechos ocurridos con posterioridad a esta ley, también se rechazan porque no se acredita la participación de Fujimori. Otro tanto sucede con el delito de peculado.
d) Caso Faisal – Aprodev: Se rechaza el delito de asociación ilícita, por las razones ya dichas.
También se rechaza el delito de peculado, por no haberse acreditado la participación de Fujimori.
e) Tractores Chinos y Medios de Comunicación: Se rechaza asociación ilícita por razones ya señaladas.
Se rechaza usurpación de funciones, por cuanto el artículo 213 del Código Penal, no castigo a los funcionarios públicos, calidad que tenía el requerido, cuando se atribuyen las facultades de las que no se encontraban investidos.
Se rechaza el delito de peculado, por no establecer ni una apropiación de caudales públicos en parte del requerido, ni operación fraudulenta ni que se hubiera dado a fondos públicos una aplicación diferente.
Se rechaza el delito de peculado en “Medios de Comunicación” por no estar establecida la participación de Fujimori.
f) Medicinas Chinas: Se rechaza el delito de asociación ilícita, por las razones ya indicada.
Se rechaza el delito de peculado y falsedad ideológica, por no haberse acreditado la participación de Fujimori.
g) 15 Millones: Se rechaza el delito de asociación ilícita, por razones ya dichas.
Se rechaza los delitos de peculado y falsedad ideológica, por no haberse acreditado la participación de Fujimori.
h) Congresistas Tránfugos: Se rechaza el delito de asociación ilícita, por las razones expuestas precedentemente.
Se rechaza el delito de corrupción activa de funcionarios, por no aparecer acreditada la participación de Fujimori.
i) Desviación de Fondos: Se rechaza el delito de asociación ilícita, por razones ya dadas.
Se rechazan los delitos de peculado agravado, falsedad material y
falsedad ideológica, por no haberse acreditado la participación de Fujimori en ellas.
j) Sotanos S. I. E: Se rechazan los delitos de lesiones graves y secuestro de Susana Higuchi, Leonor La Rosa y Hans Ibarra por no haberse acreditado que incurrieron.
Se rechaza los secuestros de Gustavo Gomato y Samuel Dyer, por encontrarse prescrito su acción penal.
Se rechaza ampliación por desaparición forzada de personas por no acreditarse participación de Fujimori.
k) Barrios Altos – La Cantuta: Se rechazan los delitos de homicidio calificado, lesiones graves y desaparición forzada de personas por no aparecer acreditado la participación de Fujimori.


l) Decretos de urgencia: Se rechaza asociación ilícita por razones expuestas precedentemente.
Se rechaza colusión desleal, malversación de fondos y falsedad ideológica, por no aparecer acreditada la participación de Fujimori.
Se rechaza delito de traición a la patria, por cuanto los hechos en que se funda no resultan aplicables por el artículo 109 del Código Penal, Que sanciona al proveedor que maliciosamente faltare a su deber con grave daño del Ejército o la Armada.

DIRECCIÓN DE COMUNICACIONES
PODER JUDICIAL DE CHILE

HONORIS CAUSA CHANDUVI




El pasado 06 de Julio del presente, el Dr. Víctor H. Chanduví Cornejo fue honrado con el máximo título que confiere la Universidad Nacional de Tumbes, el Doctor Honoris Causa, como un reconocimiento a sus méritos académicos y profesionales al servicio de la educación universitaria del país.

El Dr. Víctor Chanduví es director de la Escuela de Post grado UPAO, presidente del Instituto de Derecho Indiano y Estudios Clásicos, y autor de varias publicaciones de la especialidad.

El Doctor Honoris Causa fue otorgado por acuerdo de Consejo Universitario, en una ceremonia que contó con la asistencia de las autoridades de la Universidad, académicos y familiares del galardonado.


Felicitaciones.

miércoles, 11 de julio de 2007


PARTIDO DEL CHINO CARECE DE ACEPTACION

Una encuesta publicada hoy miércoles por el diario nipón Tokyo Shimbun revela que esta agrupación solo cuenta con el apoyo del 0,4% de los japoneses.

La agrupación política Nuevo Partido del Pueblo (NPP), que apoya la candidatura a senador en Japón del ex presidente peruano Alberto Fujimori, sólo cuenta con el respaldo del 0,4% de los votantes, reveló una encuesta publicada hoy miércoles por el diario nipón Tokyo Shimbun.

Según la información difundida por la agencia AFP, en el sondeo participaron 2.400 votantes. De ese total, el 0,4% respondió que apoya al NPP, el 40% al gobernante Partido Liberal Demócrata (PLD), el 21% al opositor Partido Demócrata de Japón (PDJ) y el 2,7% al Partido Comunista. Asimismo, un 22% de los encuestados dijo que no se siente atraído a ningún partido.
Este es el panorama próximo a las elecciones senatoriales japonesas que tendrán lugar el 29 de julio, donde Alberto Fujimori participa en las filas del Nuevo Partido del Pueblo, una agrupación de compleja ideología, con puntos ultraconservadores e izquierdistas a la vez, fundado hace dos años por un grupo de disidentes del PLD encabezados por el veterano diputado Shizuka Kamei, gran admirador del ex presidente peruano.


En estos comicios se renovará la mitad de los 242 escaños de la Cámara Alta nipona, en la cual el NPP dispone actualmente de cuatro representantes.
Alberto Fujimori, que hace poco oficializó su doble nacionalidad japonesa y peruana, al aceptar su candidatura al senado de Japón, se encuentra actualmente bajo arresto domiciliario en Santiago a la espera de que la justicia chilena falle a favor de su extradición al Perú.
El ex presidente, de 68 años, es acusado de graves violaciones a los derechos humanos y actos de corrupción cometidos durante su régimen. (Fuente: El Comercio)

lunes, 9 de julio de 2007

CARTA DE AMOR A MERCEDES ARAOZ




Yo no escribí la carta pero me hubiera gustado hacerlo. Desde su juramentación en el Gabinete observé –como muchos, vamos- que era una tía deliciosa… acolchonadita, tetoncita, y que a pesar de todo Caballo Loco no tiene mal gusto. Se le ve bien rica. Su culo no es como el de una chiquilla perfumada, pero se bambolea alegre, seguro de sí. Sus ojitos tienen el brillo que hace levitar, y la fresa carnosa de sus labios se adornan de una lujuría discreta que invita a lamer, rozar, chupar… ahh.. En fin, nos contentaremos con volar cometa, supongo…



Aquí la carta que circula en los blogs:




Hola Mercedes

Acabo de verte hace unos minutos y me siento aquí, frente a mi computadora, a escribir una carta que jamás leerás, seguramente. Es una carta de redención, una carta que tratará de decir lo que significas para mí, una carta sincera, una carta de amor para usted señora ministra, para usted señora Araoz, mi Mercedes, mi Mechita.¿Puedo llamarte Meche? ¿Puedo llamarte mía? ¡Hey! Sé que no lo eres. Pero hoy lo serás en mis sueños, como la primera vez que te vi en tu despacho, tan lacia, tan linda, tan maquillada, lista para la foto, lista para mí. Fui para hacerte unos retratos por el Día de la Madre, tú sabes, las huachafadas que tenemos que sacar para esos días festivos. Anda, me dijeron, y renegué. Ok, lo acepto, me llegó ir a esa comisión y es que, en ese momento, hubiera preferido ir al Congreso a ver a Luciana León. Bueno, ¿me
odias? ¿Todavía? Espero que no. La verdad Meche, es que nunca te vi en persona, nunca me había percatado de lo preciosa que es tu sola existencia. Y te saludé, y me saludaste y allí empezó mi onanismo treintero.Sí, lo sé, no tienes el trasero de Lucy Liu, tampoco los senos de Drew Barrimore ni la sonrisa de Cameron Díaz, pero ¿Quién quiere que seas un ángel más de Charlie? Yo sólo quiero que seas mi ángel y protagonizar juntos una película taquillera de esas que salen entre inmensas páginas de diarios, largos trailers y muchos pop corns. Quiero ser tu hombre araña, tu Jack Sparrow, quiero ser tu Superman, pero sobre todo, más allá que seas una ministra, ya eres también, sin darte cuenta, mi Loisa Lane, mi Mary Jane o sólo mi Jane ¿puedo ser tu Tarzán?¡Vamos! Tú eres una ministra y yo soy un fotógrafo, tú estudiaste en la universidad de Miami y yo en San Marcos, tú tienes cuarenta y cinco años y yo treinta y uno, tú tienes una hija y yo tengo un precioso hijo. ¡Vamos! Yo puedo alquilarte un cuartito cerca del diario en el que trabajo, puedo invitarte un rico menú en el casero que tengo frente al hipermercado de la avenida Canadá, yo puedo llevarte los martes al cine (dos por uno), podemos ir juntos a Paracas en mi Daewoo (claro, si me ayudas con la gasolina sería genial) pero, sobre todo, podemos construir un castillo de arena frente al mar y vivir para siempre como dos muñequitos parados debajo del ardiente sol, felices, contentos, para siempre juntos, yo con mi cámara en el cuello y tu con el TLC bajo del brazo. Y tu hija me llamará papi y mi hijo te llamará mamacita.Esa es mi única ilusión, ese es mi único desafío. ¿Puedes cumplir mi sueño? ¿Puedes venir conmigo a comer un cevichito de luca en el mercado de mi barrio? ¿Puedes tomar una combi conmigo para ir al trabajo? ¿Puedo darte un beso frente al presidente? Si es así, pues dichoso seré y si no, pues sucumbiré entre mis alucinaciones por toda la vida. Y deja de sonreírme por favor, deja de tomarte fotos con todo aquel que te lo pida, modérate, date tu lugar, deja de ser tan linda, tan inteligente, deja de ser tan libre, tan deseable y aléjate de mi vida y aléjate de todos. Y ojalá que la lluvia deje de ser milagro cuando cae por tu cuerpo, ojalá que el deseo se vaya tras de ti, ojalá que muera Silvio Rodríguez y ojalá que se muera mi amor por ti.Sé, también, que puedo escribir los versos más tristes esta noche, escribir por ejemplo que la noche está estrellada y que Alianza Lima no va a campeonar este año, escribir por ejemplo que me encanta cuando callas porque estás como ausente, cuando tu presidente habla, o como cuando miras a Del Castillo mientras éste duerme en plena conferencia de prensa y allí estoy, en silencio, recitando en mi corazón, con mi cámara frente a ti, estos versos de Neruda.Acabo de verte hace unos minutos y me siento aquí, frente a mi computadora, a escribir una carta que jamás leerás, seguramente. Te acabo de ver hace unos minutos y te pedí que te tomaras una foto conmigo y aceptaste. Te abracé y tú no me abrazaste. Claro, hay mucha gente y tú eres una ministra y yo un simple fotógrafo. ¿Puede un plebeyo como yo estar con una mujer de noble cuna como tú? Pero bueno, sonríe por favor, que está tiritando mi corazón por ti. Sonríe que ya llega la foto, sonríe que yo también lo hago, sonríe y opaca con tu sonrisa todo lo que está a tu lado, incluyéndome.Adiós ministra, espero que salga el TLC, espero que tu hija duerma bien, espero que tus ojos sigan disparando encantos y derrochando sinceridad, mantenga usted la sonrisa en alto, mantenga usted esa humildad que la hace tan cercana y, a la vez, tan distante de éste, su fotógrafo.


Adiós.

Luis Iparraguirre

LEER DESCENLACE DEL AFFAIRE INTERRUPTUS



Hola a todos,


UN VIRUS LLAMADO CHÁVEZ. Alucinante comprobar la injerencia de Chávez desde el sur, aprovechando las pocas ideas de sus autoridades, y especialmente sus apremios inveterados: pobreza y abandono estatal. Las fotos de Chávez en las reparticiones de Puno no hablan de un pespunte ideológico sino de un embauque venenoso de consecuencias imprevisibles. Así compra espacios en Bolivia y Ecuador, mientras nada en billetes gringos producto de la venta de sus recursos primarios. Ese dinero se confunde –deliberadamente- con maniobras desestabilizadoras y órbitas pro terroristas como los círculos bolivarianos. Y entonces puede ser peligroso, incluso continentalmente. Así lo han advertido, además, los liberales reunidos en España, en la ONG de MVLL, Fundación Internacional para la Libertad (FIL), donde se jalaron los pelos por los pecados de Chávez. Jorge Quiroga, ex presidente de Bolivia ha dicho que Chávez “ha fundado la multinacional más grande de la Historia política de A. Latina, en la que Caracas es la sede central, pero que ha abierto sucursales en Quito, La Paz y Managua, y que busca extender el negocio a San Salvador y Guatemala”. El ex presidente rechazó por “excesivamente benigno” el término “populista” para referirse a Chávez y acuñó el término de “Tarzán político” para describir su desempeño, en el que le basta con un mensaje muy simple: “le dice a la gente que es pobre porque el otro es corrupto, neoliberal e imperialista, y que él viene a salvarles”. El colombiano Plinio Apuleyo alertó de que “grandes amenazas pesan sobre A. Latina”, y lamentó que ni Europa ni Estados Unidos se estén dando cuenta, y coincidió en pedir que “no se le subestime, porque tiene aspecto de payaso, pero representa un virus que no hay a peder de vista”. Aquí el eco sincronizado de Juan Paredes, editor de El Comercio. “La caída del Muro de Berlín no solo significó el fin del imperio soviético y del sostén que este representaba para el régimen de Fidel Castro en Cuba, sino también el fin de una "caja chica" detrás de la cual se movieron durante décadas muchas dirigencias políticas y sindicales de corte marxista-leninista. Hay demasiados indicios de que esa perdida "caja chica", ahora en manos de operadores del gobierno de Hugo Chávez, es la solvente arca de la alianza de cuanto movimiento político partidario aparece en América Latina, buscando precisamente surtirse de ella en dólares contantes y sonantes. Lo hacen desde posiciones generalmente nacionalistas, que en muchos casos son una envoltura coyuntural de lo que queda del viejo activismo izquierdista populista y sus seguidores de hoy. No es que la ideología radical de izquierda se haya movido de Lenin a Chávez, pasando por Mao y Stalin. Nada de eso. Chávez es producto de un cuartelazo oportunista que no le dio tiempo de llegar ni siquiera a coronel. No sabe lo que quiere Venezuela, menos lo que quiere América Latina, y peor todavía lo que quiere el mundo. No tiene de dónde copiar ni a quién enseñar. Lo que sí puede hacer, porque sumisa y cortesanamente se lo consienten políticos y líderes de este lado del planeta, es pregonar un modelo autocrático dispuesto a acabar a cualquier costo con la democracia y las libertades y aparecer camufladamente como el dueño y señor de esa "caja chica" que tanto puede financiar a un candidato por ahí como correr con los gastos de proselitismo de algún partidito por allá. Sin embargo, no deja de ser grave la posibilidad de que eso que podría parecer un plato de lentejas, se vuelva en el tiempo o ya forme parte desde hoy de operaciones más sofisticadas de injerencia interna en asuntos de otros estados, entre ellos el Perú, que justamente ha denunciado el primer ministro Jorge del Castillo, en una advertencia que vale para el régimen de Chávez como para nuestros servicios de inteligencia. Los seguidores de Chávez en el Perú probablemente lo único que buscan sea financiamiento para sus actividades políticas, que no tendría nada de malo si lo hacen de manera transparente. Su relación con el eje de Caracas se hace sospechosa porque operan en la oscuridad y porque muchos de sus más visibles flancos, como los viajes frecuentes de congresistas del humalismo a Venezuela, no son ni reportados ni explicados. Y así como podría haber la mayor ingenuidad en estos seguidores del chavismo --cosa que no creemos--, este puede ser capaz de meter peligrosamente las narices en nuestros asuntos internos”.



SEXO CON MENORES. La verdad que me sorprendió hace poco ver en los medios al ‘políticamente correcto’ “Tío Rebaza” (UPAO, y eterno delegado de mi salón hace un culo de años), sostener ardorosamente su proyecto para despenalizar las relaciones sexuales con menores de 18 y mayores de 14 (o sea chibolitas), siempre que medie consentimiento. Pensé que se trataba de una cortina de humo al estilo aprista (no lo descarto, pues hizo buena bulla un par de semanas) o acaso era la primera vez que el tío Rebaza (bailarín como el mismo diablo en las polladas de la U) se tiraba su primera tranca con sus asesores del Congrezoo, incluyendo la simpática Karinita. No he seguido con atención los debates, la verdad, pero era bastante bobo pensar que el proyecto se iba a aprobar tan alegremente, con una campaña morbosa en contra, y con los moralistas de siempre que se alistaban para saltar hasta el techo. Cuando el Tío ha tenido ocasión de defender su proyecto, lo ha hecho con tal apasionamiento y elegancia, que se diría que se trataba para él de un asunto de vida o muerte, o que se le iba de las manos la promesa de algún ministerio. No lo sé, pero al final cumplió con su trabajo: tuvo su apellido en los medios –desconocido todavía para la mayoría de los mortales- e instaló cierto aire desviado en las calles, especialmente en machos de alguna especie, que coquetearon fugazmente con la idea de acostarse con una menor (“siempre que logre su consentimiento, claro”) con una impunidad a prueba de Códigos. Yo no supe qué escribir. A la postre, Caballo Loco le bajó el dedo al proyecto, dando lecciones de indignación, paternalismo y vieja escuela, tal como se esperaba. Aplausos de la platea, y hay que darle alguito al “Tío Rebaza”, no? Actualmente, el art. 175 del ordenamiento penal sanciona a todo aquel que, mediante engañó, tiene acceso por vía vaginal, anal o bucal o introduce objetos o partes del cuerpo a una persona de 14 y menos de 18 años de edad, dispositivo que vino a sustituir al art. 201 del Código de 1924 que reprimía el acceso sexual voluntario, previa seducción, de un varón con una mujer de “conducta irreprochable”, mayor de 16 y menor de 21. En la literatura, algunas novelas hacen gala de amores apasionados con menores (mujercitas), precisamente en esa frontera que da paso a la más temprana adolescencia, especialmente en amores de tiempos remotos. Por ejemplo Del amor y otros demonios, de Gabo, o Eva Luna, de Allende, pero sobre todo ese exquisito profesor pedófilo que se enamora de una niña de 12 años (Charlotte Haze) en la inolvidable Lolita, de Nabokov. En fin, no podríamos desconocer que el sexo se descubre cada vez más a temprana edad en este país, pero creo que el proyecto –supuestamente muy bien fundado- adolecía de claras consideraciones respecto de las edades mínimas escogidas para el goce sexual, consentimiento, y soportes sicosociológicos serios más allá de lo que dice la calle o se presenta en los medios. Aquí un comentario aburrido del abuelo Flores Araoz, publicado en Expreso. “Para centrar el tema debemos recordar que el Código Penal es el cuerpo de leyes que tipifica las conductas delictuosas y las sanciones para quienes las perpetran. El Código tiene su lógica, cuando más grave es el delito más severa es la pena. Del mismo modo, cuando más leve es el delito o la falta, más benévola la sanción. Dicho Código data de 1991 y en sus pocos años ha sido modificado muchas veces, siendo la mayoría de ellas para elevar penas, que han roto la lógica vinculación del delito con la sanción. Tenemos hoy delitos con sanciones más graves que la del homicidio, cuando el bien más protegido debe ser la vida. Cada vez que se ha cometido algún horrible crimen, la respuesta ha sido aprobar leyes que hacen más severa la sanción, como si ello fuera a solucionar la situación. La mayor sanción no necesariamente es disuasoria y no impide que se vuelvan a cometer los mismos delitos. Uno de los más claros excesos de la sobre penalización fue la Ley 28704 que varió la normatividad de delitos vinculados con la libertad sexual, considerando en la práctica que bastaba relación sexual con menor de 18 y mayor de 14 años para que se configurara el delito de violación. No seducción, tampoco delito contra el pudor ni nada que se le parezca, se fue al extremo de calificar el hecho como violación. Para dejar de lado el exceso legislativo, se presentaron proyectos en el Congreso para considerar que la sola relación sexual entre un mayor de edad, con un menor de edad pero mayor de 14, no es violación si hay consentimiento del menor. Esto ha sido considerado por muchas personas e instituciones otro extremo, que puede propiciar o alentar las relaciones sexuales con menores entre 14 y 18 años, y que ello podría estimular mayor promiscuidad, existencia de relaciones temporales y debilitamiento de la institución familiar. En buena medida que al igual como hace siglos hubo la patente o autorización de corso, hoy tendríamos la patente de lecho. Todos los extremos constituyen exceso y hay que ir a lo que es racional. No puede considerarse que el menor entre 14 y 18 años tenga la madurez necesaria para dar su consentimiento a relaciones sexuales. Ese consentimiento por relativa madurez del adolescente que consintió, no puede hacer desaparecer el delito, pero si podría darle otra tipificación que hay que estudiar y valorar. También el tema podría llevarnos a buscar coherencia con otros hechos y acciones. Si considera la ley penal capaz de dar consentimiento a relación sexual a un menor entre los 14 y 18 años, por qué la misma ley no te hace ciudadano y con la misma capacidad y madurez puedas hacer ejercicio del voto en las elecciones. Si eres maduro para consentir una relación sexual, por qué también no te consideran maduro para afrontar penalidades y no simples medidas reeducativas para menores. Si eres maduro para el lecho, por qué no para trabajar sin necesidad de autorización paterna, para contratar, para viajar, para servir en las fuerzas armadas y tantos otros actos para los que la ley te exige otra edad. Si queremos estudiar el tema de la madurez y sus consecuencias, pues hagámoslo integral y multidimensionalmente y no sólo restringido al tema sexual. El tema tiene muchas aristas, y debe ser debatido no sólo por abogados sino por educadores, sociólogos, psicólogos, antropólogos y otros profesionales. El asunto interesa a toda la sociedad”.




LA EMPRESA Y LAS ARMAS. “Una empresa estadounidense de seguridad, con alto sentido de su responsabilidad moral y social, ofrece ejércitos privados para conflictos de baja intensidad. Estas tropas pueden ser usadas como fuerzas contrainsurgentes en cualquier parte del mundo. El director de la firma de mercenarios, J. Cofer Black, confió a los periodistas que su compañía puede proporcionar soldados listos para actuar bajo las órdenes del Estado o Gobierno que pague el precio del contrato. El señor Black, respetable vendedor de asesinos es, como nos lo figurábamos, un ex coordinador antiterrorista del Departamento de Estado de los EEUU, es decir un terrorista casi profesional coordinando antiterrorismo profesionalmente. En marzo de este año, el digno comerciante, presentó a la corporación militar Blackwater en una feria sobre operaciones castrenses celebrada en Amán, Jordania. De acuerdo a lo expresado por el jefe de los mercenarios, desde hace un año la dirección de la empresa comprendió que podía comercializar el concepto de ejércitos privados destinados a conflictos de baja intensidad. En la actualidad Blackwater es una de las principales compañías privadas de seguridad que brinda sus servicios en Irak (que no es estrictamente un conflicto de baja intensidad). J. Cofer Black precisó que su sociedad militar está capacitada para preparar "fuerzas de pacificación (sic) o brigadas especializadas", según las necesidades del cliente. Es decir que si un dictador decide eliminar a su oposición pueden contar con los generosos servicios de los muchachos de Cofer Black. Ellos no hacen distingos, como manda el mercado, están allí donde la demanda lo solicita. El señor Black ha encontrado que el mercado reclama este tipo de servicios pues los EEUU, que ha hecho de la guerra propia y de las guerras ajenas un lucrativo negocio, tiene actualmente problemas para reclutar gente para su misión en Irak. Uno de los hechos que iluminaron a este prohombre estadounidense que honra la pasión por los negocios, fue la negativa de dos mil reservistas estadounidenses a incorporarse al Ejército para combatir en Irak o Afganistán, lo que complica los sanos y patrióticos esfuerzos del Pentágono para suplir las bajas en ambas guerras y puede, incluso, llegar a mellar el sano idealismo del presidente Bush. Más aún, durante los últimos meses el comando castrense envió órdenes de movilización a cerca de cuatro mil miembros de la Reserva Individual, pero casi la mitad de ellos pidieron exenciones. Todo indica que la muerte de 2600 soldados y las bajas por heridas de otros 19.000 sólo en Irak han reducido el nivel de patriotismo de los jóvenes gringos que, en última instancia, si van a morir o a quedar baldados física o mentalmente por el resto de sus vidas, preferirán hacerlo por un sueldo más alto como es el que paga la prestigiosa corporación militar Blackwater. El mercado pide y la sociedad responde. La ilimitada creatividad del mundo de los negocios conduce a estas originalidades que países como los EEUU aceptan debido a su infinita pasión por la libertad. Sirven, de paso, estos ejércitos privados, a sembrar democracia y libre mercado en territorios que ni siquiera estaban muy enterados de qué se trataba. Espero que la “mano invisible” de estos necrófilos no apunte hacia quienes estamos convencidos que están rematadamente locos” (Tomado de informalisimo.com).


* * * * * * * * * * * * * * * * *


Las cosas definitivamente no cambian en la Corte Liberteña. Me escriben sobre el juez Giampol Taboada y su alegórica sanción por el delito de prevaricato, o aplicación indebida de la ley, mientras estaba al frente del Décimo Juzgado Penal. La queja que le interpusiera la empresa San Valentín S.A. ante la ODICMA determinó que se le imponga la “medida disciplinaria de multa de 5% de su haber mensual que por todo concepto percibe”. Dicho juez fue quejado “por haber dictado una resolución contraria al texto expreso y claro de la ley”, esto al haberse apoyado en una ley derogada al tramitar la autorización de la medida limitativa de derechos solicitada por la fiscal de la Sexta Fiscalía Provincial Penal. Se pensaría que un juez que aplica normas derogadas es un inútil para tal desempeño, y que no debería estar en la judicatura, pero a este juez (que de casualidad es hijo de la famosa Tía Pilco, una aprista sin mayor influencia en el foro, ejem) sólo le quitaron 5%. Suertudo, Giampol.




Fue un golazo casi anunciado la designación de nuestro Machu Picchu como una de las siete nuevas Maravillas del Mundo, en Lisboa, organizado por el millonario suizo Bernard Weber, cineasta y viajero adicto. Mientras los ‘bricheros’ hacían su agosto con las gringas en la Plaza de Armas del Cuzco y algunos izaban esa horrible bandera gay, la alcaldesa recibía la distinción en el Estadio de la Luz, en Portugal, ataviada en un traje de “abuela incaica” (un poco para seguir vendiendo a los extranjeros la idea de que aquí todavía se vive como en aquellos tiempos de la conquista), y Caballo Loco abría las puertas de Palacio a la plebe, y danzaba huaynitos mismo cachalote. El santuario inca fue elegido junto a La Gran Muralla China, Petra en Jordania, la estatua del Cristo Redentor en Rio de Janeiro, la pirámide de Chichén Itzá en México, el Coliseo Romano en Italia, y el Taj Mahal en India. Quienes no tuvieron suerte fueron los rotos, pues Brasil les metió una vergonzosa goleda, y sus Moais de Rapa Naui (misteriosas estatuas de lava volcánica, en la diminuta Isla de Pascua, que recibe miles de visitantes más que el Cuzco) no alcanzó los votos necesarios. “No necesitamos membretes pues ya somos una maravilla”, ha sido el consuelo de las autoridades de Santiago. ¡Bravo Machu Picchu!




¿Argentina- Perú? No, Argentina jugó contra un colegio secundario en el partido, especialmente en el segundo tiempo, y va a llevarse la copa, ni vuelta que darle. Menos mal que ellos no tiene ninguna maravilla en sus tierras, pues ellos descienden de los barcos, como decía el viejo Paz. No esperaba gran cosa de la campaña de Uribe (a parte que es bien huachafo llevar sus “Armani” a los estadios), y una pena por Mariño, Vilchez, García y otros chicos mal alimentados. Se sintió la ausencia del ‘maestrito’ en la dosificación, y los toques de la ‘foquita’. Falta imaginación y entrega. Hay mucho nerviosito. Bien por Guerrero (y Beto Ortiz). Mendoza necesita clases de oratoria. Pizarro sigue siendo un extranjero. Argentina y sus pelucones tienen arranque, lances precisos y pegan duro. Su entrenador cara de perro siempre para ‘duro’, como pasado de coca, pero sabe llegar a sus muchachos. Apuesto que bailarán tango en Venezuela.




Hay que ser imbécil para estar de acuerdo con los rojos dirigentes del SUTEP (capturado por los filosenderistas de Patria roja y Puka Llacta), que a cada marcha parece que retrocedieran décadas en el tiempo, como en los cuentos de Asimov. No me sorprendería que alguna vez veamos a ese Luis Muñoz y su séquito desfilar mismos picapiedras, desaliñados y con su mazo al hombro, gritando Yabadabaduuuu…..! Es una vergüenza que reclamen por una la Ley de Carrera Magisterial, y al otro día le tiren piedras y se hagan los locos. Leo que la norma aprobada les da hasta una tercera evaluación, antes de sacarlos de los Colegios, y aún les da la oportunidad de cargos administrativos si su cerebro nos les da para más. Considerando como está la educación pública, y la importancia de lo que significa para un país pobre como el Perú, los más de 320 mil maestros deberían ser evaluados rigurosamente, además de afianzarles en urbanidad, pues la ciudadanía cada vez los mira con fundadas suspicacias. Imagínense que en Ciudad Travesti, los docentes de la UNT, el día de su marcha en las calles, se enternaron para no mezclarse con ellos. Pucha.




Me da gusto que el vate Alberto Alarcón (Piura, 1949), amigo de los amigos, haya inaugurado su blog hace unos días, dispuesto a entregarnos su poesía y sus experiencias, especialmente a su Club de Fans de Ciudad Travesti, que ve en él al “último dinosaurio del verso barroco”. Visitar papelesdeproteo.blogspot.com Alarcón es un poeta por descubrir, penetrante, fugaz, pero sobre todo un exquisito prologuista ad honorem; incluso se acusa de “prologuista de Dios” en su entrega del 4 de Julio. Están muy buenas su crónica sobre Chambi y su defensa marxista de Vallejo. Un abrazo.



Hasta el próximo domingo (sin faltas)…



Johnson Centeno