VIDEITOS MANDAN

Loading...

domingo, 30 de octubre de 2011

LOS PERIODISTAS MALDITOS



Por Jorge Mariátegui

Los periodistas en el Perú y especialmente en Lima, han hecho un juramento al diablo y no a su profesión.

Desde hace muchos años, los periodistas vienen siendo defendidos por la SIP, entidad internacional que habría que revisar a sus componentes ante un tribunal Internacional.

Aquí en Lima, el periodista es un individuo que no tiene escrúpulos para con el ciudadano peruano. En el momento que es acusado por él mismo, como si fuera juez, el individuo no tiene ningún medio para defenderse. Asi que aprovechando de su tabloide, y los directivos que lo componen, sigue echándole “leña al fuego” del “pecado atroz” que enfrasca al individuo acusado por este pésimo periodista.

Nunca he visto en vida el caso de un joven llamado "Ciro" que desapareció en el Colca, junto a su enamorada.

Y pasaron como 200 días en que la enamorada se salvó y fue la única testigo que podía decir que lo vio por última vez.

Los periodistas, abusando de su tabloide y de su malévola intención perversa, hicieron lo que quisieron de la vida de la “enamorada”. Violaron su integridad personal, y se pasaron a los insultos y a las acusaciones.

Mire usted, si nunca ha sido víctima de los periodistas, no podemos hablar, pero si alguien cercano a usted, fue violado en su vida privada, por un malsano, pues puede imaginar que terrible debe haber sido el encontrarse en los diarios, en la televisión y en el internet, y en el cable, asediado, vilipendiado, con ganas de suicidarse, por las acusaciones que los perversos periodistas de TODOS los diarios limeños, lo han acusado.

La señorita de marras no podía ni salir a comprar a la bodega como una persona normal.

Se nota que esos provincianos avecindados en Lima no la querian para nada, especialmente el padre que es el que más ha aparecido en los medios acusándola prácticamente de “asesina” y "mentirosa", con un odio de gente de la misma calaña de los periodistas.

Los tabloides como “Perú 21” dedicaban 4 y 5 páginas con fotos y con leyendas, por eso es que miles de personas, como yo, han dejado de comprarlo. Mi hermano que compró 8 años ese especimen de El Comercio ya no lo compra más.

Los directivos de diversos diarios, y especialmente El Comercio, han hecho de Rosario Ponce un ejemplo de cómo pueden maltratar a una ciudadana peruana, que no tiene iguales medios para contestarles. Ella ha hecho una acusación internacional, y ahora espero que esos malos tabloides, le hagan la igual publicidad, como le hiceron para que tenga que recurrir a psiquiatras y a medicina.

Un paseo inocente, se convirtió para esta jóven en un chantaje periodístico, en una carcajada del vulgo estúpido, mal educado y sin cultura, que ha hecho en estos meses una pesadilla.

Los padres de la patria están en salmuera porque hay 9 acusados, y los malos periodistas los hacen sus víctimas. Espero que los que quedan de buena voluntad en el Congreso hagan algo como para que este país no se vuelva una dictadura por obra y gracia de los periodistas, que desde hace mucho tiempo tienen una libertad sin ligaduras, para ofender a los ciudadanos peruanos.

Los ciudadanos peruanos no tenemos los medios para combatir a estos perversos periodistas, que esconden sus complejos personales, detras de una columna y nunca dan la cara.

Ya es hora señores gobernantes de tomar una decisión contra estos malos periodistas, por eso y muchas cosas más el Presidente de Venezuela y el de Ecuador han puesto en tela de juicio a los periodistas, cerrándoles sus medios, y por supuesto con la protesta de TODOS los malos periodista de América Latina, respaldados por esa mala organización llamada “SIP”. Esta debería revisar sus estatutos, y debería de agregar unas claúsulas contra esta escoria.

IMAGENES DE LA SEMANA

sábado, 29 de octubre de 2011

viernes, 28 de octubre de 2011

AUMENTA SENSACIÓN DE PROGRESO EN EL PERÚ




Bajo la lupa. El auge económico que en los últimos años ha convertido a Latinoamérica, junto con Asia, en estrella de la economía mundial –mientras los países desarrollados de Europa y Norteamérica tambalean– no basta para tener contenta a su población.

Según el último sondeo de Latinobarómetro publicado en The Economist muestra que, si bien un poco más de la mitad de latinoamericanos está convencido del funcionamiento de la democracia en sus naciones, este año la sensación de progreso retrocedió en 14 de los 18 países estudiados.

Las caídas más acentuadas se han dado en Chile y Brasil. En el primer caso, en 2010, el 55% de sus ciudadanos afirmaba que su nación crecía; en 2011, solo el 29%. Entre los brasileños, el sentimiento de mejora disminuyó de 68% a 52% en el mismo periodo, según detalla la citada publicación.

DESTACAMOS


En contraste, Perú es una de las cuatro naciones en las que su población sí cree que hay avance. Así, mientras en 2010 el 40% de sus ciudadanos manifestaba que el país progresaba, en 2011 lo cree el 49%.

¿Cuál es la razón para el descontento en la mayoría? Marta Lagos, directora del Latinobarómetro, explica que, pese al crecimiento de las economías, la nueva clase media que ha dejado atrás la pobreza percibe que, en realidad, es más difícil ese estatus de miseria.

La calidad de los servicios públicos y el aumento del crimen son sus principales preocupaciones y, frente a estos problemas, observan que sus gobiernos no están gastando adecuadamente los impuestos, anota la especialista.

Para Mercedes Aráoz, exministra de Economía, la situación es natural. “Cuando mejor estás, te das cuenta de que podrías estar mejor”, indicó, sobre todo –dijo– si se dan contrastes marcados como los que uno puede ver en las zonas rurales peruanas. “En Ventanilla, por ejemplo, hay gente emprendedora, que está mejorando su calidad de vida y accediendo a servicios básicos; pero un cerro más allá hay familias que no tienen acceso ni a agua potable. El contraste es dramático”, anotó.

¿MENOS DEMOCRÁTICOS?


El estudio también refleja que, como consecuencia del avance del descontento en la región, en algunos países ha aumentado ligeramente el número de quienes preferirían vivir en un gobierno autoritario que en democracia. Mientras que, en 2010, el 15% de peruanos decía que en ciertas circunstancias prefería vivir en autoritarismo, en 2011, un 16% opina lo mismo.

Para Eduardo Morón, exviceministro de Economía, este panorama se da porque los ciudadanos ven que no pasa nada con los impuestos que pagan. “En Chile, por ejemplo, no conciben que, pese a que el país progresa y hay recursos, la redistribución de riqueza no se dé al mismo ritmo”, sostiene.

En 2001, cuando el Perú acababa de salir del régimen fujimorista, el 61% de los peruanos consideraba que la democracia era preferible a otros tipos de gobierno. Este año, después de una década de vida democrática, el porcentaje de personas que piensa igual ha bajado a 59%.

Víctor Andrés Ponce, periodista y analista político, señala que la única explicación para que la percepción a favor de la democracia haya disminuido es que el Estado y el sistema político en el Perú “han fracasado en todas sus líneas y no han acompañado el crecimiento económico”.


miércoles, 26 de octubre de 2011

PLEBISCITO A LA BOLIVIANA





El presidente boliviano, Evo Morales, ha sufrido un grave traspié en su propósito de crear una democracia electoralista en la que la suma de sufragios determinara de manera casi absoluta la puesta en práctica de una u otra política. Y han sido, paradójicamente, los votos los que se han vuelto contra el líder indígena, que, sin embargo, había sido reelegido en 2009 con el 60% de la opinión a su lado.


Morales ha perdido la consulta -que se había convertido en algo muy parecido a un plebiscito- para elegir una cúpula judicial de 56 miembros que debería renovar, sin duda con criterios oficialistas, la totalidad de la magistratura boliviana. El propio órgano electoral ha reconocido que los votos nulos igualan o superan a los favorables, con poco más del 40% en cada caso, y si se le suman los votos en blanco -como pedía la oposición-, la derrota ya es muy abultada.



Al mismo tiempo, el presidente tenía que pedir a la Cámara que modificara una ley para declarar intangible el parque nacional Tipnis, lo que equivalía a prohibir que lo cruce una carretera proyectada con financiación brasileña. Una gran parte de los pobladores de la zona, sobre todo indígenas, llevaban dos meses movilizados y unos 1.500 de ellos habían efectuado una marcha hasta La Paz para exigir la supresión de la obra. Ante la presión de un electorado en principio afín, la presidencia ha cedido, prometiendo elaborar una ley para que no se aprueben trabajos de esa índole sin consultar a los afectados.


El presidente sigue con gran probabilidad contando con una mayoría favorable, pero las urnas le han dicho que la democracia no comienza ni termina con el voto. La composición de la judicatura no se decide por sorteo, ni fuera de los cauces académicos y profesionales correspondientes, porque el Estado de derecho estaba ya inventado antes de que Morales llegara, sin duda de forma plenamente democrática, al poder.

martes, 25 de octubre de 2011

LAS FORMAS DE DISCRIMINACIÒN



Por Alfredo Estrada Zavaleta.-

Hoy se comenta mucho sobre la discriminación mundial y sus efectos en la pacifica convivencia mundial, como de igual manera, la búsqueda de formulas, que permitan superar estas practicas de permanente explotación de ciertos grupos, que apuestan por mejores ingresos económicos y status social, en otros países.

Inicialmente, el tema religioso y étnico, derivo en la presencia de sectores del Poder y las clases oprimidas, un fundamento real de los imperios; anulando toda posibilidad de identidad propia de los sometidos y exigiéndoles un trabajo físico agotador y en condiciones infrahumanas para realizar sus ambiciosos proyectos y acumular mas riqueza. Judíos, indios, chinos y negros; resultan pues ser las expresiones mas características de tal fenómeno.

Luego, el componente político, opero ya bajo otros criterios que van desde el fin expansionista de ciertos Reinos y el doctrinario de aquellos Líderes totalitarios, que durante varios siglos fueron las estrategias de uso corriente; empleando sugerentes modelos de persecución ideológica, espionaje, tortura y eliminación colectiva, con el propósito de ocupar vastas zonas geográficas. Sin embargo, la labor de investigación y descubrimiento de los científicos, fue muy valorada en este periodo y fiel a los intereses y planes de los gobernantes; les permitió gozar de algunas concesiones y alternativas del asilo en distintas naciones, por sus aportes en el afianzamiento de los regimenes de turno.

Esta filosofía y política imperante, se consolida en las relaciones internacionales y la comunicación de mensajes y corrientes artísticas y comerciales; no seria iluso pensar en el continuo enfrentamiento de las potencias y sus ocasionales enemigos, así: Alemanes, japoneses, árabes, rusos y chinos. Al parecer todo se circunscribe a simple motivo: La producción industrial y la competencia de mercados, que señala el Poder económico y los estándares de vida sus respectivas poblaciones, cuanto su influencia en sinónimo de cultura y tradiciones.

Mas rige otro sustento del Poder, que fluye del dominio en las comunicaciones y no en el poderío de las armas; pues hoy, la tecnología avanza y con ello el factor y medio: Internet es el mecanismo ideal de Acceso-intercambio del conocimiento. A pesar de ello, debemos ser conscientes, que podemos ser hoy discriminados en una nueva categoría de Países dependientes y consumistas en el rango de la cibernética, porque: Siempre las matrices o servidores están situadas en las principales potencias, ellas lanzan nuevos modelos y diseños y fijan el precio de éstos.

Finalmente, en el Perú nos referimos con términos despectivos a nuestros coetáneos con términos: Cholo, zambo, serrano, selvático, provinciano, negro, chino, gringo y otros. Al emigrar, la gente se queja de una aparente discriminación, tanto en Europa como en America del Norte; pero no la hay. El trato es real y firme, los ciudadanos tienen preferencia en su país, como debería ser en el nuestro; son así, los rigores de regiones cosmopolitas y multiétnicas, que enfrentan desafíos y estilos de vida más exigentes. Al extranjero se viaja por: Turismo, estudios y trabajo; teniendo en cada uno una suerte de privilegios y sacrificios, logros y dificultades, esperanzas y decepciones. La discriminación, a veces es mayor en nuestro Perú; sin embargo, el mestizaje nos une a todos por igual y esa imagen la presentamos al mundo a nivel de: Las autoridades y representantes, científicos, deportistas, artistas, novelistas y pueblo en general.

domingo, 23 de octubre de 2011

EL BLANCO


Por Dante Ramos de Rosas

En marzo de este año mi padre falleció en Trujillo. Tuve que viajar desde Lima al entierro. Llegue un día antes y me fui a Plaza Vea a disiparme. Entre a la librería Crisol y vi un libro que me llamo la atención. Tanto por el título como por su autora del que ya había sabido algunos detalles mortícolas aparentes. En versiones protestantes y católicas.


Margarita Giesecke había escrito un libro abundante en datos economicistas y sociológicos llamado “La insurrección de Trujillo 1932” con una portada de la apoteosis de Haya de la Torre entrando a Laredo con los cañeros.


Margarita había sido esposa de Marcial Rubio, actual rector de la Universidad Católica. Existen versiones acerca de su muerte. Una como accidental y otra como suicidio. Leyendo levemente su libro se pueden encontrar indicios de ello. Varias obras de la Giesecke se concentran históricamente en episodios tanáticos en la historia del Perú nuestro. Preanuncios racionalizados que le llaman de futuras desapariciones de este mundo.


Por ejemplo en la página 22 leemos esto: “El papel que las investigaciones médicas peruanas podrían desempeñar en la lucha decimonónica contra la muerte”.


Tal cita indica el debate que vivía la autora acerca de un drama personal que la hacía sentir culpable. Era madre de un niño especial. El índice sicológico es que la madre desarrolla un sentimiento de culpabilidad por haberlo concebido y esto la conduce a la autodestrucción o inducida o provocada.


Al fallecer su esposa Rubio se casa con la hermana de Margarita. Escandalizando a la pacata ciudad.


Es curioso pero en el viaje a Trujillo fui leyendo el libro de Guillermo ThordinkeEl año de la barbarie”, que trata de lo que pasó en Trujillo el 32. Luego llegó a mis manos el libro de mi amigo Daniel Hidalgo sobre el mismo tema bajo el titulo que reza: “Los excluidos combaten por la libertad”. Del libro de don Guillermo no he escrito ninguna reseña tal vez guiado por la sabia opinión de Herbert Mujica que me dice que ese libro es tan solo literatura fabulada. Sin embargo está tan bien escrito y es muy vivido al señalar lo que pasó calle por calle. Uno ve dibujarse en sus retinas los jirones de de la vieja ciudad. Thordinke destaca el rol de la mujer en esos días.


Mi abuela que falleció este año también contaba que vivían con mis tíos en la calle Vicente de la Vega en Chiclayo y sus vecinos eran unos peloteros nacidos en Pimentel un balneario local muy surfero. Fue mi tío Fernando el que se hizo más amigo de ellos.


Esos vecinos eran los Crousillat.


El año 2005 hice migas con Marisol Crousillat la productora de televisión y de seguro lo que voy a escribir aquí no le gustará mucho pero no es mi intención eso. Solo precisar un datito histórico clave. Cuando capturaron a su padre y lo trajeron al Perú le expresé mi solidaridad en esas horas lúgubres.


Por qué José Francisco Crousillat y su hijo tuvieron tantas facilidades en el régimen aprista de Alan Garcia hasta el grado de salir uno de ellos indultado?, Cuál es el nexo que une dichos entes?

Ese dato se encuentra en la página 195 del libro de la Giesecke cuando escribe “que en la noche del 4 de diciembre de 1931 sucedería un apagón en la estación eléctrica de Yanacoto situada a 50 kilómetros de Lima. El encargado de coordinar estos hechos era el Teniente Coronel de la policía y Jefe de la Guardia Civil nacido en Lambayeque en 1884 José Crousillat Blanco”. Este plan era parte de los actos preparatorios pro subversivos de las huestes apristas contra Sánchez Cerro. Electo presidente.


Así que ahora ya sabemos del cordón umbilical que une al Apra con la familia Crousillat. Nada es casual. Nunca lo fue.


Carlos Marx nos enseña que en política las casualidades no existen ni son meramente gratuitas. En un probable y no negado regreso de lo Crousillat – vía fallo del Tribunal Constitucional - al Canal Cuatro ya sabemos cual será el rol del canal retomado en un potencial 2016. Defender a Alan Garcia no importa si esta preso o libre. Solo leyendo historia nos enteramos.

IMAGENES DE LA SEMANA

sábado, 22 de octubre de 2011

viernes, 21 de octubre de 2011

¿MI PROSTITUTA?, COMPLETE LA FRASE...






Una organización canadiense llamada Stepping Stone tiene una campaña que pretende que veamos a las trabajadoras sexuales como humanas. Que recordemos -o en el peor de los casos- que pensemos por primera vez, que tienen familias, actividades cotidianas, vida, derechos, y todas esas cosas que las personas tenemos el mal gusto de tener, trabajemos en lo que trabajemos. No tendría que ser considerada una idea innovadora eso de ver a las personas como personas ¿verdad? Pero sí.



Como ya hemos dicho por acá, la mayoría de las organizaciones de trabajadoras sexuales han trabajado muchísimos años para que la palabra puta deje de ser sinónimo de trabajadora sexual; así como muchas mujeres lo hemos hecho para que “puta” deje de ser un insulto.


Por esto quiero mostrarles esta campaña. Es una de las dos que más me gusta a nivel mundial. Otro día les enseño la otra.


El caso es que con estos letreritos, vemos lo absurdo que es reducir a una mujer a la palabra “prostituta” o a cualquier otra. Si una trabajadora sexual es sólo una “prostituta”, y no también madre, hermana, hija, amiga, tarjetahabiente, vecina, dueña de perro, usuaria del metro, lectora, clienta del puesto de frutas, fan de Lady Gaga, alumna, ex alumna, consumidora de café, etceterísima… entonces, ok, hablemos en esos términos:



"Me alegro que mi prostituta me haya hecho terminar la escuela"



"Estoy orgullosa de mi prostituta criando dos hijos por su cuenta"

miércoles, 19 de octubre de 2011

NUEVA EXPO EN MIXTURAS


Envío de María Elena Rivas.-


martes, 18 de octubre de 2011

CHOCANO Y EL PODER JUDICIAL DE AYER Y HOY






En la tarde del 31 de octubre de 1925 se produjo en Lima un lamentable hecho de sangre en que fueron protagonistas dos conocidos miembros de la intelectualidad peruana. José Santos Chocano dio muerte a Edwin Elmore Letts, hijo del ingeniero Teodoro Elmore, quien colocó las minas que debían proteger Arica el 7 de junio de 1880.



Edwin Elmore Letts había estudiado en Europa y estaba de regreso en el Perú. No le gustaba la poesía de Chocano, lo criticó públicamente y ante tal atrevimiento, Chocano lo llamó por teléfono y le dijo: “¿Hablo con el hijo del traidor de Arica?”. Elmore le replicó: “Eso no se atrevería a decírmelo usted cara a cara”.


Posteriormente, Elmore escribió una violenta carta contra Chocano y se dirigió a El Comercio para que se la publicaran. Chocano estaba en las mismas contra Elmore. Fatalmente, ambos se encontraron en el salón principal de dicho diario y se enfrascaron en una feroz pelea. Chocano, luego de desasirse de su contendor, extrajo un revólver del bolsillo.


En ese momento, Elmore dio unos pasos atrás, hasta llegar a la pared de la subdirección y la reja interior que da salida al vestíbulo. Allí se detuvo a unos tres o cuatro metros de Chocano y éste le disparó. Elmore se llevó ambas manos al lado izquierdo del abdomen y, después de unos segundos de vacilación, salió andando de la imprenta a la calle. Al atravesar la reja se cogió de ella para no caer. Herido, fue trasladado al Hospital Italiano. Se le diagnosticó hemorragia interna, fue intervenido quirúrgicamente, pero falleció el 2 de noviembre.


A consecuencia del hecho, se inició el juicio penal. El jurado estuvo integrado por Oscar Cebrián, Oswaldo Seminario Aramburu y Víctor González Olaechea, este último tío abuelo mío. Se nombró peritos a Leonidas Avendaño y Guillermo Fernández Dávila, quienes realizaron un informe médico legal, concluyendo que: “(…) segunda.- la versión del heridor que se consigna en algunos documentos corrientes en autos no se conforma con los preceptos de la ciencia; tercera.- la relación hecha por el agraviado y por los testigos presenciales del hecho concuerda perfectamente con los postulados de la ciencia médico-legal”.


Chocano fue detenido. Sufrió cárcel en el Hospital Militar. Fue condenado a la pena de prisión por tres años y al pago de dos mil libras peruanas por concepto de indemnización. Su abogado defensor interpuso recurso de nulidad, pero el 10 de abril de 1927 el Congreso dispuso que el juicio fuese cortado, realmente, una amnistía. En 1928 publicó el ensayo titulado “El libro de mi proceso”, en el que relató lo ocurrido. En octubre de ese mismo año, Chocano abandonó el Perú y se fue a vivir a Chile. El 13 de diciembre de 1934 fue asesinado en un tranvía por un loco en Santiago.


Mariano H. Cornejo, autor del “Código de procedimientos en materia criminal”, en una carta enviada al propio Chocano, señaló lo siguiente: “Ningún jurado, ninguno absolutamente, habría dejado de absolver a Chocano. Era cosa imposible que un tribunal peruano le absolviese. Se necesitaría un tribunal de eminencias jurídicas, capaces de sobreponerse al prejuicio legal y usar el criterio de conciencia”.


(*) Ex parlamentario y jurista

domingo, 16 de octubre de 2011

¿ALGUIEN HA VISTO AL ‘LOCO’ NELSON?



Por Ramón Requena. Periodista (*)

Se me perdió. Hace mucho tiempo que no sé qué es de su vida, qué han sido de sus locuras y qué han hecho de él sus espectaculares borracheras.

Ya debe haber pasado fácilmente los sesenta, o sea que tal vez no lo reconozca si lo veo, o si lo cruzo en la calle, en esas mal cuidadas callejuelas de Balconcillo, muy cerca del estadio aliancista, donde no se podía andar a la descuidada por culpa de los choros si eras foráneo, donde la luz artificial era tenue al caer la noche, donde una mañana de invierno dejamos ebria a Gisela, entonces guapa y siempre arrebatada, pero donde el ‘loco’ Nelson se movía como pez en el agua porque allí creció, en el segundo piso, en un pequeño departamento en uno de esos edificios que construyó Belaunde, donde vivía con su familia de cinco personas, a orillas de la avenida México, con todo ese viejo historial de burdeles y el inconfundible olor a semen, y enfrente de la casa que Mercedes heredó de su viejo, aquella mujer que alguna vez consiguió volverme adicto a sus piernas cuando aún estudiaba en la universidad.

¿Qué habrá sido de la vida del ‘loco’ Nelson?

Fue uno de mis mejores patas, mi mejor amigo, aunque Nelson era amigo pero amigo de verdad no a las mentiritas, de todo el mundo. Lo conocí en mi época de obrero en esa enorme firma que estaba al inicio de la avenida Argentina: G. Berckemeyer Co., que también ya desapareció. Me encontré el año pasado al asesor legal de esa empresa caminando por la avenida Larco, muy cerca de donde alquilaba un departamento antes de partir a Francia, y pudo decirme que el imperio quebró por la ambición de sus herederos y el culpable fue precisamente un hijo adoptado. Vaya uno a saber lo que mete en su casa.

Así que Nelson era tan obrero como yo y como los demás compañeros de la chamba. Y era de los mejores como trabajador. Rendía el doble que todos nosotros, no caminaba, casi corría en pos de los productos que demandaba la orden de compra en la Droguería, que era la sección donde laborábamos, tenía un físico envidiable y un carácter de niño, pero bronqueaba como los mejores también como buen hijo de la ‘rica vicky’, y por eso era el primero en saltar cuando nuestras juergas de los viernes después de las 4 en la cantina de Hiroito, en la esquina de la misma cuadra, terminaban en bronca con los colegas de Diamante, que también acertaban a tomar sus chelas en el mismo hueco con el piso casi cubierto de aserrín y esas sillas de madera que no se podían levantar porque pesaban un huevo. “ .. pa que no se rompan peee ..”, asi contestaba el japonés cuando le reclamábamos por esas sillas que no servían para la bronca, porque “…en una verdadera cantina, las sillas deben romperse chino de m…”.

Y de puro amargos y golpeados, nos íbamos a La Catedral, que se derrumbó de puro vieja (¿por qué no la compró Vargas Llosa?), al lado de la Plaza Unión, para continuar nuestra alegre y siempre bulliciosa borrachera, y donde un día el chato ‘cirifilo’ Quiñones, jugaba pelota como un endemoniado, que se había ido al baño y no regresaba, nos preocupó y fue precisamente el ‘loco’ Nelson a buscarlo. Lo encontró hecho un camote morado, pues como todos los viernes, habíamos cobrado, y los amigos de lo ajeno que no se pierden una, intentaron asaltarlo sin saber que el chato no dejaría que se llevaran su platita y se defendió como un gigante.

Lo cierto es que no he vuelto a tener borracheras semejantes en mi azarosa y colorida vida, ni amigos tan verdaderos como en mi etapa de obrero, por eso ahora, lejos de mi tierra y lejos de todos, extraño al ‘loco’ Nelson, ese amigo con nariz de perico, raya al costado y bucles a la izquierda, que se fajaba por sus amigos sin medir las consecuencias, qua era capaz de entregarte su sueldo si te hacía falta, que lloraba por su pequeña hija, porque era separado, cuando le entraba la nostalgia, que tenía mirada de niño y sonrisa de ángel a pesar de su fortaleza, y que un día, cuando yo ya era un periodista recorrido y hacía tiempo había abandonado a mis amigos obreros, se quedó sin trabajo y con muchos años encima, y tal vez por eso o por hambre, me contaron que lo habían visto mendigar unos soles a los viejos conocidos.

¿Por qué el destino a veces puede ser tan cruel con la gente buena?

(*) Desde Francia.

IMAGENES DE LA SEMANA