VIDEITOS MANDAN

Loading...

domingo, 8 de noviembre de 2015

¿ESTE ES EL ESTILO ACUÑA?


El día viernes publicamos, a nivel nacional, una entrevista a la congresista Rosa Núñez, ex esposa del candidato presidencial César Acuña. La entrevista es, sin dudas, de una crudeza espantosa: la Sra. Núñez cuenta que su ex esposo, el Sr. César Acuña –líder de Alianza por el Progreso, dueño de sendas universidades, ex gobernador, alcalde y congresista–, la golpeaba, insultaba y escupía; que compra conciencias por donde va; que miente, soborna. En fin, una entrevista que es necesario tomar en consideración.

No es la primera vez que la Sra. Núñez denuncia estas atrocidades; en agosto del año pasado relató cómo el Sr. Acuña la aventó desde un segundo piso. “Una vez me tiró del segundo piso por las escaleras de su oficina, en Trujillo, cuando lo encontré con otra mujer”, contó en esa ocasión. Muchos se preguntaron si dichas denuncias llegaron al Poder Judicial; la Sra. Núñez sostiene que sí: “Lo he denunciado (a César Acuña) en varias oportunidades por agresión física en las comisarías de Bolognesi, Víctor Larco de Trujillo y en la Comisaría de la Mujer (departamento de La Libertad).”

Desde Perú21 tratamos en aquella época de conseguir un descargo; de hecho, distintos medios lo han tratado. Pero el Sr. Acuña se defiende alegando que prefiere no hablar de su vida privada. No entraremos al debate filosófico de dónde empieza y dónde termina la vida privada de un hombre público, y sobre todo cuando este busca el máximo cargo político de un país.

Lo cierto es que alguien, fuera o dentro del entorno del Sr. Acuña, desea que esta información no llegue a los peruanos. El viernes, como ya hemos denunciado, se agotó la edición Norte de Perú21; Chiclayo, Trujillo y Piura amanecieron sin la edición de Perú21 en quioscos y autoservicios. No fue difícil averiguar qué ocurrió: “Hombres bajaron de una camioneta negra y compraron toda la edición de Perú21, pagaron incluso dos soles por ejemplar”, sostuvo una canillita.

El diario en el norte vale cincuenta centavos; imaginen la desesperación y circunstancias. De hecho, es tan escandaloso el operativo que recordó a muchos cuando Vladimiro Montesinos, en los 90, compraba diarios al peso para evitar la difusión de denuncias contra el régimen fujimorista.

No es, por cierto, la primera vez que ocurre algo ‘llamativo’ cuando se trata del Sr. Acuña. En agosto del 2014, al día siguiente de las declaraciones de la Sra. Núñez, preguntamos en la web de Perú21si las denuncias descalificaban ética y moralmente (o no) al Sr. Acuña. Respondieron que no 12,189 personas y tan solo 1,659 creían que sí. ¿Qué hay de raro? Pues que a la pregunta respondieron 13,848 personas cuando el promedio del año 2014 fue de 1,283 respuestas. Saquen ustedes sus conclusiones.

Casualidades de la vida, ayer sucedió lo mismo. Preguntamos en la web si creían, como decía la Sra. Núñez, que el Sr. Acuña era “un lobo disfrazado de oveja”. Temprano, cerca de las 10 a.m., el 88% de los casi 600 votos creía que sí. Pero para las 4 p.m. todo había cambiado: 81% de los casi 5,000 votos creía que no. Fascinante, ¿verdad?

En Perú21 creemos que nuestro principal objetivo es informar, servir a nuestra comunidad con información, a través de notas, análisis y opiniones, de tal modo que los peruanos tomemos nuestras decisiones con el mayor conocimiento posible. Creemos que es inaceptable, por ello, cualquier mecanismo que procure silenciar a un medio, sea de manera directa o indirecta. No sabemos quién o quiénes están detrás de esta maniobra burda y mafiosa, pero sí tenemos muy claro cuál es nuestro deber. 

Por ello, ayer volvimos a publicar la entrevista a la Sra. Núñez en los diarios del norte, algo inédito en este diario; pasado el mediodía hemos constatado que la venta (y, por lo tanto, la lectoría) fue regular, dentro de lo habitual. Pudieron comprarlo todo un día, pero no podrán comprarlo todo y todos los días.

Desde estas líneas exhortamos –y ofrecemos como siempre el espacio– al Sr. César Acuña para que responda las serias denuncias de su ex esposa, la Sra. Núñez; nos explique, además, si estuvo directa o indirectamente relacionado con los hechos aquí descritos.

A 5 meses de las elecciones generales del 2016, y con serias posibilidades de establecerse como un contendiente importante en las mismas, el Sr. Acuña y su partido deben establecer cómo quieren ser percibidos, y –por supuesto– cuáles serán las formas y procedimientos en un eventual gobierno. Si este es el estilo Acuña, pues que Dios nos coja confesados.

(*) Director Peru21


No hay comentarios: