VIDEITOS MANDAN

Loading...

lunes, 28 de diciembre de 2015

OSBORNE- A MI MANERA

FUJIMORI Y LE PEN



Fuerza Popular, con Keiko Fujimori y el Frente Nacional con Marine Le Pen, tienen posibilidades de llegar al poder en el Perú y Francia,respectivamente, liderando sendos partidos personalistas. En ambos casos se trata de las hijas de los fundadores de sus respectivas corrientes políticas, Alberto Fujimori y Jean-Marie Le Pen. La aparente construcción de estas dinastías políticas pasa, sin embargo, por resolver la difícil y compleja relación que establecen hijas y padres. 

Keiko Fujimori acompañó a su padre cuando reemplazó a su madre, como primera dama, en 1994. Fue congresista en el 2006 y, en el 2011, llegó a la segunda vuelta presidencial, siendo derrotada por Ollanta Humala. Las limitaciones para crecer debido al antifujimorismo, anclado en temas de rechazo a la corrupción y la violación de los derechos humanos, fue más fuerte.

Marine Le Pen llegó a la cabeza del Frente Nacional luego que su padre, Jean-Marie Le Pen, lograra alcanzar la segunda vuelta, en el 2002, para luego ser estrepitosamente derrotado por Jacques Chirac. El rechazo al conservadurismo y la xenofobia que encarnaba Jean-Marie Le Pen, fue más intenso que su crecimiento.

Si bien Keiko como Marine fueron escogidas por sus padres para liderar sus respectivos partidos, el tránsito fue progresivo. Keiko unificó a todos los fujimoristas bajo su mando en Fuerza Popular y Mariene logró ser elegida presidenta del Frente Nacional. Sin embargo, fue la opinión pública, primero, y los votantes después, quienes legitimaron sus carreras políticas.

En ambos casos las hijas necesitaron ampliar el radio de acción de sus respectivos partidos a sectores que antes rechazaban a sus padres. Pero existía la necesidad de mantener a los cuadros históricos y sus logros políticos, pero también la de cambiar el alcance y la imagen de un partido más abierto.

Un dilema crucial del que no podían evitar dar respuesta. Qué hacer y qué evitar, qué tomar y qué descartar, qué decir y qué callar, fueron algunas de las interrogantes que Keiko Fujimori y Mariene Le Pen han tenido que enfrentar, con mayor razón si ambas se nutren de un votante agradecido e identificado con los padres y de un apellido que, si no lo hubieran tenido, estarían lejos de ser protagonistas de estas historias.

Reconocen de los padres lo central pero han debido evolucionar, produciendo un inevitable choque con sus progenitores. En el caso francés, Jean-Marie Lepen fue expulsado del Frente Nacional, lo que significó, en términos freudianos, matar al padre, para así sobrevivir y ampliar su base electoral, haciéndose autónoma como una adulta, recreando el Frente Nacional.

Keiko Fujimori ha tenido a un padre ausente, primero prófugo y luego sentenciado a 25 años de prisión, lo que le ha facilitado desplazar progresivamente a los llamados albertistas, tanto de la dirección de Fuerza Popular como de las listas regionales y locales con motivo de las elecciones del 2014.

Distanciarse del padre requirió organizar Fuerza Popular, de manera estructurada y disciplinada alrededor de ella y tomar nuevas posturas en temas de corrupción y violación de los derechos humanos, imputadas al gobierno de su padre. Pero, a diferencia del caso francés, estos cambios no han terminado. La presión del fujimorismo tradicional y del mismo Alberto Fujimori para que acepte en su lista a congresistas que quería reelevar y para que reivindique el gobierno autoritario de los noventa, es fuerte. El capítulo aún no se cierra, pero Keiko Fujimori se juega su futuro en estas semanas. Si rompe con el padre, podría perder un sector de su electorado. Si no lo hace, podría perder nuevamente la elección. Pero ella ya debe saber que el arte de la política, es tomar decisiones.



domingo, 27 de diciembre de 2015

ALIANZA POPULAR



Alianza Popular es la unión de dos partidos con ideología e historia por la gobernabilidad y para el crecimiento con seguridad ciudadana, educación y justicia social. Es una alianza con el pueblo, con la clase media y los más pobres. Con las pymes, para impulsar su crecimiento y formalización con créditos y tecnología, con los jóvenes para apoyar su profesionalización, su empleo y participación. Con los asentamientos humanos para un programa integral de titulación, agua potable, pistas y veredas. Con las comunidades andinas para su canon comunal. Es una alianza por la esperanza.

El Perú vive una grave situación que puede empeorar sin un programa integral y eficaz. La economía y el empleo declinan, crece el déficit fiscal, las exportaciones decaen y nos amenazan la delincuencia y la desconfianza social. Ante ese peligro hemos escogido la unión como una respuesta, compartiendo programas y responsabilidades, porque el país, cansado de insultos y enfrentamientos, pide madurez y unidad.

La política ha perdido credibilidad y espacio. El Estado es, para el ciudadano, una institución indiferente y, muchas veces, enemiga del emprendedor. Sin embargo, no existe sociedad sin una Política que, con mayúscula, señale las metas colectivas y genere confianza en ellas. Por eso, nos unimos con el pueblo para rescatar la Política responsable y evitar, a nuestra patria, otro capítulo de improvisación o aventurerismo.

La ideología de nuestros partidos tiene por centro y objetivo el ser humano y la superación de la miseria y la explotación. La democracia social de Haya de la Torre afirma la libertad, el fortalecimiento nacional antiimperialista y la justicia social orientada al bienestar de los que menos tienen. El social cristianismo tiene por raíz las encíclicas papales para las que la actividad económica debe encuadrarse en un orden jurídico y ético que promueva la libertad integral del ser humano y la difusión de la propiedad para todos. Es decir, la economía al servicio del hombre y no el hombre al servicio de la economía.

Esa coincidencia se expresó en la Asamblea Constituyente de 1978 que permitió el rescate de la democracia y puso fin a doce años de autoritarismo. Y la Constitución de 1979, que es reconocida por su avance en los derechos humanos y sociales, fue firmada por Haya de la Torre, que presidió la asamblea gracias al desprendimiento de Luis Bedoya Reyes. En ella, se estableció que la iniciativa privada se ejerce dentro de una economía social de mercado, se consagró el pluralismo económico, los derechos en favor de los trabajadores y la descentralización regional.

Los personeros de la izquierda marxista se negaron a firmar la Constitución afirmando que era producto de una alianza conservadora. Grave error, porque años después, son ellos, y hasta el humalismo, quienes la reclaman por ser la más avanzada. Y ahora, son los dos mismos partidos de esa constituyente los que se unen en la Alianza Popular para cumplir metas concretas en favor de la mayoría y evitar el divorcio del pueblo con la inversión y el Estado. Es una alianza con los campesinos y comuneros para que el canon comunal les dé participación en la riqueza minera pues es una injusticia que, muchas veces, la mayor pobreza se encuentre en las zonas en las que existe minería. El canon comunal permitirá la compra de tractores y camiones, las obras en canales y represas directamente ejecutadas por los pobladores, sin demoras burocráticas. Además, la educación superior de sus hijos. Y así, en muchos lugares aún no trabajados por la minería, serán los comuneros quienes la promoverán.

Una alianza con las familias de los asentamientos humanos no titulados para modificar la legislación y avanzar velozmente en la titulación, que dé valor real a cientos de miles de viviendas que no existen ni ante la ley ni ante los bancos. Eso multiplicará el patrimonio y el crédito, apoyando el emprendimiento popular en esas zonas. Una alianza con las pequeñas y microempresas para su formalización sin persecución, con apoyo crediticio, compras estatales e innovación tecnológica.

Pero también, una alianza con todas las instituciones y grupos que trabajan en la seguridad. Con la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas, el serenazgo, la vigilancia privada y las rondas campesinas para coordinar su trabajo y, junto con los alcaldes, cumplir en doce meses la meta de reducir la inseguridad y arrinconar a la delincuencia como lo exige el país. Una alianza con los padres de familia y los maestros del Perú para reiniciar, de verdad, la transformación meritocrática de la educación con evaluaciones y capacitación.

Alianza Popular es una alianza con la juventud para su profesionalización y titulación, para financiar sus iniciativas y emprendimientos; para ayudarla en su primer empleo sin recortar sus derechos laborales, para convertir sus organizaciones culturales y deportivas en núcleos de difusión del deporte y de construcción de la infraestructura de sus distrito
s. Una alianza con los jóvenes para ofrecerles mayores espacios de comunicación digital y libertad, sabiendo que ellos serán los grandes promotores del Estado online, desde el hogar y sin papeles ni colas, gracias a las nuevas tecnologías.

Alianza Popular impulsará esos temas sociales dentro de una economía que crecerá mas del 6% anual, sin las trabas actuales, con más libertad e inversión, con más empleo y consumo. Porque es una alianza para recobrar la confianza de quienes producen y crean. Y para que el sistema internacional, de donde vienen tecnologías y capitales, vuelva a ver al Perú como un país competitivo y ejemplar en el crecimiento y la modernización. Ocurrió hace pocos años cuando el nuestro fue el país de mayor crecimiento y reducción de la pobreza en Latinoamérica, y volverá a ocurrir, con una alianza que es unión, responsabilidad y conducción. 

Dice el Eclesiastés: “Mejores son dos que uno, porque si cayeren, el uno levantará a su compañero” (4:9-10). Por eso, confío en la sabiduría del pueblo peruano y sé que, finalmente, respaldará este esfuerzo de unión para el que toda enemistad o discrepancia queda atrás, por el bien de la patria y por el bienestar del pueblo. La historia prevalecerá sobre la anécdota.



CREEP

martes, 22 de diciembre de 2015

lunes, 21 de diciembre de 2015

JOSE CHLIMPER LLAMÓ MALNACIDOS A LOS TRABAJADORES DEL CALLAO ...



ESPAÑA 2015: FIN DEL BIPARTIDISMO


QUIÉN GOBERNARÁ ESPAÑA?


Las urnas han confirmado lo que todos los sondeos apuntaban: el Congreso de los Diputados será multicolor. A pesar de que el Partido Popular ha ganado las elecciones con el 28,7% de los votos y 123 escaños, esto no le va a garantizar poder gobernar. La posibilidad de que otras fuerzas políticas pacten hace que los próximos días las negociaciones en los despachos de los partidos sean más importantes que nunca.

Es el artículo 99 de la Constitución el que establece que el candidato que quiera formar gobierno debe solicitar la confianza de la Cámara. Si no logra mayoría absoluta en la primera votación (176 escaños), transcurridas 48 horas le bastaría con mayoría simple (esto es, conseguir más «síes» que «noes») y el plazo para formar gobierno es de dos meses, por lo que, de no conseguirse, deberían volver a convocarse elecciones en este tiempo. Empiezan unas semanas clave para futuros pactos electorales, y estos son los posibles escenarios que pueden darse:

Gobierno en minoría del Partido Popular

Para que el PP pueda formar gobierno, aunque sea en minoría, no le basta solo con sus votos a favor. Debe alcanzar más votos positivos que negativos. La abstención de Ciudadanos no le bastaría, porque PSOE y Podemos sumarían 159 «noes», más que los 123 del PP. Solo podría gobernar si una de las dos formaciones de izquierda también se abstiene, pues no le bastaría buscar apoyos de las formaciones minoritarias (PNV ha obtenido 6 representantes y Coalición Canaria 1).

Que Rivera diga «sí» a un Ejecutivo popular

Si los de Rivera apoyan la investidura de un gobierno con Rajoy, sumarían163 votos contra los 159 negativos de PSOE y Podemos. La abstención del resto de fuerzas nacionalistas o el voto positivo del PNV (con 6 asientos) y Coalición Canaria (1) les bastaría para gobernar. Sin embargo, Albert Rivera ha dicho en multitud de ocasiones que no apoyará ningún gobierno presidido por Mariano Rajoy o por Pedro Sánchez, aunque sí se abstendría. Mariano Rajoy le ofreció, en cambio, un pacto de gobierno para toda la legislatura, algo que, de aceptarlo, iría en contra de todo lo que ha dicho Rivera hasta el momento.
Un frente de izquierdas de Podemos y PSOE

Los 69 escaños de Podemos y los 90 del Partido Socialista sumarían 159 «síes» en una hipotética investidura. Si Izquierda Unida (con sus 2 votos) o alguno de los partidos periféricos (ERC y sus 9, Democracia y Libertad con 8 o Bildu y sus 2 representantes) vota también de manera favorable, podrían formar un gobierno de izquierdas, frente a la abstención o votos negativos de los populares y los de Ciudadanos (sus «noes» sumarían 163, aunque Rivera ya dijo que facilitaría la investidura de otros partidos absteniéndose). Pablo Iglesias ha repetido durante la campaña que le gustaría llegar a acuerdos puntuales con otras formaciones y que, para negociar, sus cinco ejes principales son: nueva ley electoral, independencia judicial, derechos sociales, medidas anticorrupción y el derecho a decidir.

Tripartito de las tres fuerzas perdedoras

El denominado estos días «pacto de los perdedores» sumaría 199 escaños, aunque parece una opción poco probable y que deja abiertas muchas incógnitas sobre quién presidiría este hipotético gobierno. Ciudadanos ha dicho en reiteradas ocasiones que no entraría a un gobierno donde Albert Rivera no fuera el presidente, por lo que las negociaciones serían duras e, inevitablemente, alguno de los partidos tendría que ceder, aunque Ciudadanos, que ha quedado cuarto en los comicios, tendría la posición más desfavorable para imponerse al resto.

Una Gran Coalición de PP y PSOE

Aunque parece una opción poco probable, durante la campaña algunas voces han apuntado cómo el PP estaría dispuesto a llegar a un acuerdo con el PSOE, una opción descartada por todos los socialistas e incluso calificada «patético y de perdedores» por Susana Díaz. Juntos, sin embargo, lograrían 213 escaños, aunque el pacto apuntalaría a un PSOEque ha obtenido uno de sus peores resultados.

EDITORIAL DE EL PAÍS: CAMBIO Y ESTABILIDAD


El PP logra —con enormes pérdidas— una corta victoria en votos y diputados, mientras el PSOE resiste como segunda fuerza parlamentaria pero cosecha los peores resultados de este partido en unas elecciones generales. La dimensión del retroceso de aquellos refuerza a los dos partidos emergentes, Podemos y Ciudadanos —sobre todo al primero—, que entran con fuerza en el nuevo Congreso de los Diputados, consumándose así un cambio de envergadura en el sistema español de partidos.

Un dato importante para la toma de decisiones será la constitución del nuevo Gobierno catalán, prevista para próximas fechas, un factor que sin duda pesará, y quizá de forma decisiva, en las negociaciones encaminadas a formar el futuro Gobierno de España.Los líderes de los cuatro partidos principales apenas han dado pistas sobre los posibles pactos que aseguren la gobernabilidad en España. Se puede comprender que, en plena campaña, no quisieran aclararlo. Pero una vez celebradas las elecciones, Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera tienen que mostrar sus cartas para intentar formar un Ejecutivo de uno u otro signo.

Rajoy proclamó anoche la victoria del PP y su voluntad de intentar la formación de Gobierno, un derecho que minutos antes le había reconocido Pedro Sánchez en su comparecencia tras el anuncio de los resultados. El PP gana, en efecto, aunque se confirma el considerable deterioro de su capital político. El PSOE ha perdido mucho menos que el PP respecto a 2011, si bien el desgaste de su tarea de oposición le afecta como uno de los pilares del sistema de partidos democráticos.

Podemos y su líder, Pablo Iglesias, han logrado un buen resultado con un discurso que pretendía mantener la cohesión de su heterogéneo electorado —en realidad producto de heterogéneas coaliciones— al tiempo que trataba de evitar la movilización de los votantes socialistas. Y Ciudadanos no alcanza el listón de resultados que le auguraban las encuestas previas, si bien su fuerte entrada en el Congreso de los Diputados es más que estimable y sin duda es una fuerza llamada a jugar papeles de importancia.

La legislatura estará centrada en un Parlamento de minorías, en el que ningún partido tendrá fuerza suficiente para actuar por sí solo al haber quedado todos lejos de la mayoría absoluta. El nuevo sistema determinado por las urnas no supone una revolución, pero sí un cambio importante. De entrada refleja los deseos de los españoles, que piden negociación y consenso, en buena parte hartos de los enfrentamientos sin salida a los que condujeron en el pasado las situaciones muy polarizadas.

Hay que aprender a convivir en un escenario de minorías parlamentarias, que deben dar lo mejor de sí mismas para dotar de estabilidad al sistema. No hay duda de que habrá negociaciones complejas para formar Gobierno, pero es de esperar que los principales actores constitucionales aborden esta tarea con ánimo constructivo. Muchas de las esperanzas depositadas por los electores en las urnas se verían frustradas si el proceso desembocara en exigencias maximalistas o bloqueos que impidan sacar partido al cambio de sistema. Los ciudadanos quieren que se consensúen las políticas principales, y no que cada nuevo equipo en el poder utilice las cuentas pendientes del pasado para bloquear las soluciones de futuro.

En definitiva, después de cuatro años en los que el diálogo político ha brillado por su ausencia, los partidos tienen que retomar la vía de la negociación para acometer los problemas que tiene nuestro país. Esta es la mejor manera

Iglesias rechaza hablar de pactos y antepone la reforma constitucional


Podemos se afianza desde esta noche como tercera fuerza política. La formación emergente y sus alianzas en Cataluña, Galicia y Comunidad Valenciana lograron 69 escaños en el Congreso, confirmaron la remontada, aunque quedaron lejos de disputar la segunda posición al PSOE, uno de los objetivos de Pablo Iglesias. El líder partido, que se fundó en enero de 2014 para romper el bipartidismo, evitó hablar de pactos pero prometió “tender la mano” a cambio de reformas.

Iglesias habló rodeado de su ejecutiva, en nombre de Podemos y de sus tres coaliciones territoriales. Aunque la formación no consiguió elsorpassodel PSOE, su primer análisis del resultado reflejó una palpable satisfacción por haber logrado un cambio profundo en el mapa político. “Hoy ha nacido una nueva España que pone fin a una etapa política”, proclamó. “Somos la primera fuerza política [en votos] en Cataluña y en el País Vasco, y la segunda en la Comunidad de Madrid, en la Comunidad Valenciana, en Navarra, Baleares y Galicia”. “El PSOE”, prosiguió, "ha obtenido su peor resultado electoral de toda la democracia y el PP, el peor desde 1989. Se acabó el sistema del turno en España”.

Podemos, recordaban ayer sus dirigentes, “nació para esto”. Es decir, para lograr una sensación de “victoria” en las elecciones generales. La formación contaba de antemano con quedar muy por debajo del Partido Popular, aunque siguió hasta el final de la campaña electoral con su aspiración fundacional prácticamente intacta: competir con el PSOE. No lo consiguió, aunque su proyección refleja una importante caída de los socialistas.

“Se constata una vez más que cada vez que hay elecciones, las fuerzas del cambio avanzan. Tenemos 69 diputados de las fuerzas del cambio, que están par defender la justicia social y combatir la corrupción”, insistió Iglesias, apuntando ya a la función de Podemos en un Congreso que, tras estas elecciones, queda más fragmentado que nunca.
Pactos y referéndum

Fue tajante el secretario general de la formación con respecto a la posibilidad de alcanzar acuerdos de investidura. Ahora no toca. “No toca hablar de entendimiento con partidos, toca hablar de reforma constitucional. Nuestros 69 diputados van a tender la mano para hablar de esos cambios constitucionales y políticos”. Iglesias fijó tres prioridades. Las calificó de “inaplazables e imprescindibles”. Se trata del “blindaje de los servicios sociales” en el futuro texto constitucional, de reformar electoral y de aprobar un mecanismo revocatorio “para que haya una moción de confianza ciudadana al Gobierno que no cumpla su programa”. Iglesias habló de la defensa de una “España plurinacional”, incluyéndola como cuarta condición para el diálogo, pero no fue explícito con respecto al referéndum. “Estas elecciones”, dijo, “han dejado claro que el nuestro es un país plurinacional”. Y se atribuyó el mérito de liderar “la única fuerza política de ámbito estatal capaz de liderar la concreción de ese nuevo acuerdo territorial”.

Iglesias aseguró que intentará dialogar con todo el mundo y evitó decir con quién tiene más probabilidades de entenderse. Con todo, la lectura de los resultados puede obligar ahora a Podemos a repensar, en el corto plazo, su relación con el PSOE. Las dos fuerzas comparten, en el fondo, algunos ejes programáticos. Ambas han hecho hincapié durante la campaña en la lucha contra la desigualdad y la corrupción, y ambas están convencidas de que la próxima legislatura estará marcada por el diálogo en torno a la reforma de la Constitución. 

En este contexto, Iglesias tiene posibilidades de entenderse con Sánchez a propósito del blindaje de los derechos sociales en la Ley Fundamental, y con Albert Rivera, líder de Ciudadanos, para lograr una reforma de la Ley Electoral y otras medidas de regeneración. Ni el PSOE ni Ciudadanos aceptan, en cambio, la defensa del referéndum catalán del que Podemos ha hecho bandera durante la campaña, y que en el Congreso de los Diputados será uno de los objetivos de las alianzas territoriales alcanzadas en Cataluña (En Comú Podem); en la Comunidad Valenciana (Compromís-Podemos-És el moment) y en Galicia (En Marea).

Ciudadanos: Rivera no logra su meta de encarnar el cambio


Albert Rivera cerró el año de la expansión nacional de Ciudadanos lejos de la meta que se había marcado: con un 13,9% de los votos y 40 diputados, su partido entró con fuerza en el Congreso, pero él no pudo competir por La Moncloa. Tras llegar a la campaña a una décima del PP, según un sondeo de Metroscopia, la formación quedó ayer en cuarta posición, perdió su duelo con Podemos por encarnar el cambio y desaprovechó el impulso de los comicios catalanes. “Hoy [por ayer] empieza todo”, dijo Rivera, que antes del 20-D llegó a pedir un cara a cara con Mariano Rajoy y a valorar sus opciones como líder de la oposición.

“Hoy [por ayer] empieza todo”, aseguró Rivera. “Nadie como nosotros va a saber pensar más en España que en nuestro partido”, continuó. “Justo hace ahora un año dimos un paso valiente, de gigante: presentarnos en toda España. Hoy [por ayer] celebramos que 3,5 millones de españoles nos han votado”, añadió Rivera, que explicó el éxito de Podemos, sin nombrarlo, por sus coaliciones con otros partidos y “plataformas independentistas”. 

En el cara a cara entre las dos formaciones emergentes, el partido de Pablo Iglesias sumó menos votos y dos diputados más que el de Rivera.“España empieza una etapa de esperanza e ilusión, una nueva etapa política, porque millones de españoles han decidido que España va a cambiar”, dijo anoche Rivera entre los gritos de los cientos de afiliados que acudieron a la sede electoral de Madrid (“¡España, unida, jamás será vencida!” y “yo, soy español, español, español”, cantaban). El candidato argumentó que la verdadera lucha contra el bipartidismo empieza con la entrada de Ciudadanos en el Congreso, donde peleará, dijo, por cambiar una ley electoral “injusta”; por conseguir un pacto nacional por la educación; y por despolitizar la justicia.

Mal resultado en Cataluña

Con 40 representantes, Ciudadanos entró con fuerza en el Congreso, pero se quedó lejos de cumplir las expectativas que se habían marcado el partido y su líder, que llegó a cifrar el número de votantes de centro en unos cinco millones.

Durante la campaña electoral, el líder de la formación empleó los sondeos para argumentar su candidatura a la presidencia, o, como mínimo, al liderazgo de la oposición. Finalmente, sin embargo, Rivera no optó a ninguno de esos puestos, entre otras razones porque no aprovechó el impulso de las elecciones catalanas de septiembre, en las que Inés Arrimadas, su candidata, logró 25 diputados autonómicos, casi tantos como el PP y el PSOE juntos.

En los despachos de la formación calcularon entonces que la traslación de esas cifras a las generales debía permitirle colocarse por delante de Podemos y al menos aspirar a luchar con el PSOE por ser la segunda fuerza. La primera encuesta de Metroscopia tras las catalanas certificó esa impresión: Rivera pasó del 16% de los votos del sondeo de septiembre al 21,5% en octubre.

El 20-D, sin embargo, ha dejado al candidato muy lejos de esa meta (13,9%). Ciudadanos solo consiguió atraer a su núcleo duro de votantes, como reflejó el estancamiento en las cifras de diputados que calcularon sus estrategas antes de que las elecciones catalanas dispararan las expectativas. Fuentes de la Ejecutiva fijaron entonces un suelo de 35 diputados y un techo de 50 y especificaron que el peso de los electores de centro debía traducirse en 43. Un traje casi hecho a medida de los resultados de ayer, especialmente negativos en Cataluña: Ciudadanos pasó del 18% de los votos cosechados en las autonómicas de septiembre al 13% de ayer. Cinco puntos menos. “Pensábamos que allí aguantaríamos mejor”, reconocieron fuentes del partido.

La relevancia de la formación no se medirá ahora por su capacidad para hacer valer el peso de sus diputados en la investidura del presidente, en la que será irrelevante. Su momento llegará durante la legislatura, en las negociaciones que se sucederán en un Congreso hiperfragmentado.

¿De qué habrá servido votar a Rivera para que consiga esos 40 diputados, que le dejan a una distancia sideral de la victoria? Así contestó el candidato a esa pregunta en una entrevista con EL PAÍS durante la campaña: “¿Quién va a impulsar una reforma de la ley electoral? ¿Quién va a impulsar una reforma de la justicia? ¿Un pacto por la educación? ¿Una reforma de la ley de partidos?”, se preguntó. “Tendrá que llegar Ciudadanos. Si lo hacemos todo desde el Gobierno, todo será más rápido. Si no, seremos un grupo importantísimo del Parlamento con la capacidad de liderar esos cambios”, dijo. “Somos más útiles que nunca”.

El valor de los votos

Esta es la realidad de los números. Para impulsar un referéndum sobre la reforma constitucional se necesitan 35 diputados. Para modificar la ley electoral, que es uno de los objetivos del partido, se necesitan 176 votos. Para cambiar el Tribunal Constitucional o el Consejo General del Poder Judicial, otra de las metas de Ciudadanos, 210. Y para reformar la Constitución no se pueden sumar menos de 210 votos a favor (o 234, dependiendo de la modificación). En la mayoría de esos casos, Rivera no tendrá la fuerza suficiente para encabezar reformas convenciendo solo al PP, al PSOE o a Podemos, y tendrá que atraer como mínimo a dos de esos tres partidos.

“Es un día histórico en el que se abre una nueva etapa en la que la vieja izquierda y la vieja derecha ya no tienen el poder”, valoró al respecto José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos y jefe de gabinete de Rivera. “Un espacio político nuevo se ha vuelto a abrir paso, el centro político, que había desaparecido desde la Transición”.

El partido se enfrenta ahora a la entrada en el Congreso de profesionales sin experiencia política. Ciudadanos ya trabaja en expandir sus estructuras y en intentar que su presencia en la Cámara Baja no introduzca voces discordantes que hasta ahora ha monopolizado Rivera. El primer reto será gestionar las expectativas incumplidas.

Fernando Olivera presentó a su plancha presidencial

domingo, 20 de diciembre de 2015

CORO DEL CALL EN NAVIDAD

El elenco musical de Colegio de Abogados La Libertad, participo el sábado 19 a las 3.00 p.m. en la reunión por Navidad en el Local de Covicorti, con repertorio de villancicos, como: Llegaron ya (taquirari), Marinera navideña y Villancico negro. Forman parte del grupo: Isabel Cevallos, Roxana Porturas, Susana Prieto, Clever Barreto, Daniel Vasquez, Victor Vargas, Samuel Vasquez y Alfredo Estrada.



sábado, 19 de diciembre de 2015

Elecciones en España: Urnas se preparan para unos comicios llenos de incertidumbre

Más de 36 millones de españoles están llamados mañana a las 210,000 urnas electorales en el país para elegir a los representantes del Congreso y Senado, que elegirán al nuevo Gobierno, una cita electoral cargada de incertidumbre por el ascenso de nuevos partidos que han puesto contra las cuerdas al bipartidismo.

Son cuatro líderes políticos los que se disputan las elecciones generales españolas de este domingo. En representación de los dos partidos tradicionales están Mariano Rajoy, del Partido Popular (centroderecha), y Pedro Sánchez, del PSOE (socialistas). Además, compiten Albert Rivera, de Ciudadanos (centro liberal), y Pablo Iglesias, de Podemos (Izquierda).

Aunque las encuestas oficiales apuestan por el Partido Popular (en el poder) como la lista más votada, es muy probable que necesite el apoyo de otra formación para formar gobierno. En segunda posición se encuentra el socialista PSOE, seguido de cerca por el emergente Ciudadanos (liberales centristas), y en cuarta posición, Podemos (izquierda), el partido nuevo, nacido del movimiento de indignados del 15-M.

PP y PSOE —que se alternan en el poder desde 1982—, asisten con cierto desconcierto a esta cita electoral sin pronóstico claro, generado por el auge de las dos nuevas formaciones que han sabido capitalizar el descontento ante los ‘viejos partidos’.

Todas las conjeturas posibles se evalúan con cautela debido al alto nivel de indecisos —que la última encuesta oficial cifró en un 41%—, y los acontecimientos de una campaña electoral intensa y agitada.

¿QUIÉNES SON LOS CANDIDATOS?

Mariano Rajoy: Presidente del Gobierno y líder del Partido Popular (PP), aspira a la reelección. Con 60 años, es el candidato más veterano, ya que también se presentó como cabeza de lista en 2004, 2008 y 2011. Ese último año ganó con mayoría absoluta. El PP ha gobernado España doce años desde la restauración de la democracia tras la dictadura franquista y ha tenido dos presidentes de Gobierno: José María Aznar (1996-2004) y Mariano Rajoy (2011-2015).


Pedro Sánchez: Se presenta como candidato socialista y aspira a recuperar el Gobierno para el PSOE, después de cuatro años en la oposición. Con 43 años, Sánchez era un total desconocido para los españoles hasta su elección como secretario general en 2014. Desde entonces, ha recorrido España para hacerse conocer, primero como candidato a las primarias socialistas y este año como cabeza del lista del PSOE para las elecciones generales.


Albert Rivera: Líder de Ciudadanos. Se ha convertido en una referencia para la política nacional española en poco más de un año, después de haber hecho carrera en el Parlamento de Cataluña desde 2006, donde centró su discurso en la defensa de la unidad deEspaña ante el auge del independentismo. Con 36 años, es uno de los candidatos más jóvenes de la carrera electoral y el mejor valorado por los españoles, según las encuestas. Ciudadanos se define como centro liberal y aspira a superar a los partidos tradicionales, a los que responsabiliza de viejas prácticas como el bipartidismo y la corrupción.


Pablo Iglesias: Candidato de Podemos. Ha pasado de criticar a los políticos tradicionales a los que calificaba de “casta” a aspirar a ser presidente del Gobierno. A sus 37 años y con un estilo desenfadado, empezó a forjar su popularidad en las tertulias televisivas para llegar, durante esta campaña, a debatir con los principales líderes políticos de España, a los que aspira a ganar mañana en las urnas. Podemos nació para ser la voz de los movimientos de “indignados” surgidos en 2011. Tres años más tarde, ya como partido, consiguió 5 escaños en el Parlamento Europeo y ahora pretende arrebatar alPSOE el liderazgo de la izquierda.


Hija del presidente del JNE trabajó para universidad de César Acuña


El candidato presidencial de Alianza Para el Progreso (APP), César Acuña, y el titular del Jurado Nacional Elecciones (JNE), Francisco Távara, no solo estarían relacionados por un reconocimiento honoris causa que el juez supremo recibió de manos del dueño de la Universidad César Vallejo.

Y es que la hija del actual presidente del JNE trabajó para Acuña hasta hace unas semanas.Se trata de Lois Cecilia Távara Espinoza, quien se desempeñó como jefa de Imagen Institucional de la Universidad Autónoma del Perú, ubicada al sur de Lima. Esta es una de las universidades que pertenecen al empresario, hoy candidato presidencial de Alianza Para el Progreso.

Correo conoció que hasta hace unas pocas semanas la hija de Francisco Távara estaba a cargo del equipo de imagen de dicha casa de estudios, pero renunció luego de una permanencia de al menos dos años.

Este medio se comunicó con el área de Prensa de la Universidad Autónoma del Perú, donde nos indicaron que en efecto Távara Espinoza era la jefa de Imagen Institucional, pero que en ese momento se encontraba “de vacaciones”.

LO ACEPTAN. Es por ello que recurrimos al propio presidente del JNE, quien a través de un vocero oficial reconoció que la menor de sus hijas trabajó para César Acuña en la ya referida universidad.

Sin embargo, aclaró que hace un mes presentó su carta de renuncia.

“Efectivamente, su hija trabajó en dicha universidad. Ella se presentó por concurso convocado de manera pública. Ella es padre y madre de su hija y ha tenido que renunciar por este tema y ha quedado sin trabajo”, comentaron voceros del JNE.

Asimismo, el vocero aclaró que desde un punto de vista legal “no hay incompatibilidad de que una hija o un sobrino del presidente del JNE trabaje en una entidad privada y quiera postular”.

“Tampoco hay incompatibilidad de que sus hijos trabajen en instituciones privadas y estas estén involucradas en temas electorales”, comentó.

Cabe indicar que el pleno del JNE, presidido por Távara, podría evaluar en su momento la denuncia que existe contra César Acuña por el presunto uso de sus universidades en la campaña electoral.

Dicha denuncia viene siendo evaluada por el Jurado Electoral Especial, a cargo de Manuel Merino, pero la segunda instancia es la que compete al pleno del JNE, que preside Francisco Távara.

viernes, 18 de diciembre de 2015


El cuerpo de Frida Kahlo, desnudo, bello y juvenil, antes de la pasión por el dolor.


FRIDA KAHLO, hay en su pasión por el dolor físico una herencia católica, en especial del barroco hispánico, que se contrapone a su comunismo ideológico, a su voluntad de revolucionaria marxista traducida a lo latinoamericano. 

Ella, la mujer emancipada y libre en el amor en todas sus variantes, con ambos sexos, y hombres como Trotzky, que residió en su casa y con quien tuvo una aventura amorosa a ojos de la esposa del ruso, no se desprendió nunca de su otra pasión, Diego Rivera, artista mayor, gran muralista del continente hispanoamericano, quien nunca ocultó sus accesos amorosos y sexuales con múltiples mujeres, siempre enamoradas de alguien “tan feo” como el artista, según palabras de la misma Kahlo. 

Su tercera pasión, el arte, la pintura, fue una parte de su salida al sufrimiento físico, pero siempre he pensado que las otras dos, el cuerpo doliente y Rivera, se impusieron como formas de amor-castigo por ser terrena y de amor carnal y afectivo. Los españoles, mucho antes, cuando vieron el hedonismo carnal del Barroco de Francia y ante la imposibilidad de detener la ola que traspasaba las fronteras de la península ibérica, rígida, atrasada, goda y católica, optaron por su respuesta de siempre: la absorción del cambio que les garantiza la supervivencia. Y tradujeron los ondulantes cuerpos desnudos de carnes, pechos y nalgas rosadas y blancas como sombríos retorcimientos de carnalidades que duelen, como Cristo en la cruz, como un preso político bajo la picana eléctrica militar y policial. 

Los cuerpos desnudos están, pero no para ondularse de placer sensual sino para padecer espirales dolientes. Y así, el cuerpo de Frida Kahlo, tras su accidente se convirtió en una sustancia finita implacable consigo misma en su crueldad de sensaciones no analgésicas, sino todo lo contrario. No es casual que su herencia cultural y artística, se mencione masivamente, primero, como un largo sufrimiento del cuerpo encamado, pero no en el lecho de Venus sino en el de la sufriente que paga por algo. 

La tradición católica, sin alegría, purificadora por las llamas y el martirio, al decir de Chavela Vargas. Lo opuesto a todo el tiempo con la María en el trigal. (AMILCAR MORETTI)





EL BESO DE LA ALIANZA


jueves, 17 de diciembre de 2015

Marco Aurelio Denegri entrevista a César Hildebrandt

XIV CONCURSO DE VILLANCICOS


Por: Alfredo Estrada Zavaleta

El Auditorio del Hospital Belén de Trujillo, es el escenario protagónico para la realización del XIV Concurso de Villancicos del lunes 21 del presente y desde las 10:30 a.m.; con la participación de los elencos corales representativos de cada departamento, cuyos integrantes en la posibilidad de ensayos y alegorías, ofrecen sus singulares mensajes navideños en la tradición de paz y amor.

Fundado el 11 de mayo de l,551 con el nombre de Santiago en una área contigua a la Ermita de Santa Ana y luego por traslado, a su locación actual de casi una manzana; dispuesto con espacios para funcionamiento asistencial y administrativo de distintos servicios. Con el paso de los años, ya por gestión estatal y donaciones, su estructura fue ampliada por las nuevas exigencias científicas y tecnológicas en salud pública, cuanto implementadas las especialidades con equipos más sofisticados y oportunos. 

Asimismo, esto dio impulso a una integración real de los trabajadores, no solo formativa sino de cooperación y colaboración mutua, destinada a cumplir con los fines institucionales y sociales; donde los trabajadores provenientes de otras regiones, aporten ideas tras la fusión cultural lugareña, compartida con alegría y gratitud ya por sus ocasionales pacientes. Esto se percibe, a través de algunos grupos como: El Cuerpo Médico y el Sindicato.

El clima de Esperanza y Fe, se acrecienta en estas fechas y aunque la dinámica de emergencias y otras atenciones es permanente; hay un programa especial, al legado de las monjas que reseña el himno del Hospital, constituido por: Las bendiciones de las Coronas de Adviento, el concurso de nacimiento, el compartir belenista y la Misa Navideña. 

Nuevamente y con sorpresas de las ediciones anteriores, el Concurso de Villancicos; estará plasmado de color, simpáticas coreografías, cautivantes ritmos interpretados por los elencos y la algarabía del público asistente; los cuales con su festivo aplauso y vítores, lograran en su conjunto una fiesta de gran significado y trascendencia, signada con: Cumbias, huaynos, marineras, festejos, rock y otras formas musicales.




Presidente del JNE admite que fue distinguido por universidad de Acuña


El presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Francisco Távara, descartó este miércoles que exista una relación de compadrazgo entre él y el candidato presidencial de Alianza para el Progreso (APP), César Acuña, como se señaló en las redes sociales.

“No hay compadrazgo alguno y no hay ninguna razón ni motivo que pueda limitar mi imparcialidad, mi autonomía e independencia con ningún partido político”, remarcó Francisco Távara, tras participar en la firma del Pacto Ético Electoral entre los partidos políticos que participarán en los comicios de 2016.

No obstante, Távara admitió que sí recibió la distinción de doctor honoris causa por parte de una de las universidades de César Acuña, así como de varias otras casas superiores de estudio, hecho que consideró irrelevante.

En ese sentido, el funcionario garantizó la absoluta imparcialidad, transparencia y objetividad del JNE en lo relativo a la denuncia contra César Acuña por el supuesto uso electoral de las universidades de su propiedad.

Francisco Távara agregó que corresponderá al Jurado Electoral Especial de Lima Centro resolver la denuncia contra Acuña por el caso antes mencionado, por lo que aprovechó la ocasión para hacer un llamado a la celeridad a esta instancia del JNE.

martes, 15 de diciembre de 2015

César Acuña: No estoy pendiente de quién aporta al partido


El candidato presidencial César Acuña dijo hoy que no conoce con exactitud las finanzas de su partido cuando fue consultado acerca de la denuncia de 127 aportes fantasmas a su partido, Alianza para el Progreso (APP), en el año 2014.

"En el tema de los aportes, el personero legal tendrá que explicar porque el presidente del partido no está pendiente quién aporta y quien no aporta. Tendrán que preguntarle al responsable y que él explique. Además, esa información está en la ONPE", dijo.

César Acuña dio estas declaraciones durante una conferencia de prensa en la que presentó a César Villanueva, ex primer ministro de Ollanta Humala, como parte de su equipo de campaña para las elecciones del próximo año.

“Lo que sí les puedo garantizar que todos los recursos que tiene APP son lícitos [...] Aquí hay un secretario general, pregúntenle, vayan a la ONPE. Yo soy fundador y no tengo conocimiento de quién aportó y quien no aportó. Hay mecanismos", reiteró.

En respuesta, César Acuña expresó: "El señor que se encargó de la investigación ha ido casa por casa a chantajear a los posibles aportantes. Hay gente que ha dicho que sí ha aportado y han publicado que no ha aportado. Hay que tener mucho cuidado con los medios".

Alberto Borea, abogado del ‘Loco David’, con periodistas de RPP TV



Asaltan diario La Industria y se llevan S/. 22.000


Un grupo de delincuentes armados asaltó hoy a las 5:30 a.m. el centro de distribución del diario La Industria de Trujillo, ubicado en la cuadra del jirón Gamarra, en el centro histórico de la ciudad.

Fuentes encargadas de las investigaciones indicaron que los malhechores se llevaron S/.22.000, tras maniatar y amenazar de muerte al vigilante que resguardaba el local de la empresa periodística.

El jefe de la Región Policial La Libertad, general PNP César Gentille Vargas, dijo que no se descarta que el audaz atraco haya sido dirigido por un ex trabajador de la compañía, pues los facinerosos al parecer conocían la clave de la caja fuerte y la abrieron sin forcejearla.

Los delincuentes aprovecharon que se iniciaba la distribución del diario para perpetrar el robo.

lunes, 14 de diciembre de 2015

ASÍ LUCE HOY EL COMPLEJO DEPORTIVO MOCHICA CHIMÚ, EXCHICAGO


El Estado construyó el complejo deportivo Mochica Chimú sobre el principal centro de esparcimiento que tenía Trujillo para la inauguración de los Juegos Bolivarianos 2013. Dos años después, la obra está abandonada. 

Actualmente, la obra se encuentra en arbitraje en la Cámara de Comercio de Lima. El consorcio constructor Chicago II –integrado por la empresa Málaga, vinculada al ex asesor de campaña Martín Belaunde Lossio– sostiene que la MPT incumplió “su obligación esencial de pago”. El municipio, en cambio, afirma que la empresa no cumplió con los plazos de ejecución y resolvió el contrato el 24 de abril del 2014.