VIDEITOS MANDAN

Loading...

domingo, 8 de mayo de 2016

Hernando de Soto: "Mario Vargas Llosa está más en 'Chollywood', está en otro mundo"


La candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, presentó ayer como su flamante jale al prestigioso economista Hernando de Soto. Esta es la primera entrevista que ofrece luego de su sorpresiva incursión en la política peruana. Mario Vargas Llosay Ollanta Humala son algunos de los personajes a los que alude de manera crítica.

¿Su presencia es pasajera o se queda hasta el final de la campaña? 

Mi compromiso es con Keiko, no con el partido, y busco ayudarla a montar la organización y el sistema que permite, a nivel de la Presidencia de la República, formalizar toda la economía y no solo la minería, que es un caso emblemático y fácil de ilustrar.

¿Desde cuándo ha tenido conversaciones con ella? 

Soy amigo de ella a pesar de la diferencia de edad. Como ella dice, “somos cercanos”, y el tema viene, desde mi interpretación, cuando yo trabajaba con su papá y era el primer asesor. Mi título oficial era bien informal: representante personal del presidente. Me separé con una gran carta de renuncia cuando vi tomar el poder por Vladimiro Montesinos. Ella también ha sido una persona que ha luchado contra Montesinos. Keiko me hace una propuesta. Le dije mis condiciones: que no quiero que me falten herramientas, que tenga cierto nivel. Necesito que la Presidencia tenga prioridad, y ella me dio las mejores condiciones. Ella, entre los contendores, es la que más entiende el asunto, y eso es importante para mí. Esa fue la razón por la cual cerré un trato con Keiko en los últimos 10 días.

¿Qué candidatos lo convocaron? ¿Uno de ellos fue PPK? 

He conversado creo que una vez con Pedro Pablo, a quien conozco hace mucho tiempo. Hemos coincidido en varias cosas, no somos amigos íntimos, pero nos respetamos y con su gente sí he conversado. Hay gente muy valiosa en su equipo: (Alfredo) Thorne, Pedro Olaechea y Susana de la Puente, a quienes les tengo la más alta estima.

¿Qué ve en Keiko que no observa en otros candidatos? 

Veo en Keiko a una persona que asume y que está convencida de que la informalidad es cruel y condena a la pobreza e incita a la violencia, ya que provoca resentimiento. Ella sabe eso absolutamente y tiene su manera de evaluar las cosas. Está comprometida y para mí una buena parte de las medidas que se tienen que tomar no solo requieren del Parlamento sino de la Presidencia. He encontrado que Keiko es excepcional, que uno diría que es raro porque es la más joven, pero en un jefe de Estado no se requieren detalles técnicos sino manejo político.

PPK ha cuestionado las propuestas económicas de Keiko porque son muy endebles y gaseosas... 

Creo que Keiko, por su experiencia en Foncodes, como Primera Dama y obras de caridad, como hija de su padre, está más inmersa en la calle. En 1992 acompañé a Alberto Fujimori a una actividad electoral. Me dijo: “A ver, doctor, camine conmigo. ¿Ve lo que es este baño popular?”. Creo que era Arequipa, nos fuimos al mercado San Camilo y me dijo: “Creo que acá conseguimos el 70% de votos, hay un 30% que no me quiere mirar y lo hace con hostilidad, y hay otro 70% que sonríe”. Y eso fue lo que consiguió. Entonces, estos Fujimori recogen percepciones de la calle. Es obvio que se necesita escritorio, pero Keiko tiene esquina y su contendor no la tiene. El 70% del Perú es pura calle y creo que ella pone una pica en Flandes, lo cual no cuestiona el profesionalismo de PPK, que es un muy buen profesional.

¿Qué opina de que Mario Vargas Llosa haya calificado a los electores de Keiko como ciegos a los que no les interesa la corrupción?

No, no es cierto. Vargas Llosa está, y es obvio, emocionalmente vulnerable. Es un gran artista español-peruano y por cualquier razón que sea él detesta a la familia Fujimori y no hay manera. Para mí, alguien que comienza a criticar por herencia, como si fuera una dinastía, como si el ADN determinara todo, no me parece; no hay nada que justifique esa ceguera y esa acusación. La verdad es que no tiene mucha importancia. Él está en otro mundo. Ha pasado de su relación con el Perú y sus inclinaciones al mundo intelectual a un mundo más de “Chollywood”, de Hollywood; está más por ahí. No creo que sus ataques sostenidos vayan a tener un efecto, muy contrario a lo que él cree. Le juro que no me parece una parte importante ahora, pero sí fue importante el 2011, porque le salvó la vida a Humala, pero ahora no.

No hay comentarios: