VIDEITOS MANDAN

Loading...

jueves, 2 de marzo de 2017

Juan Borea deja su cargo de director tras acusaciones de tocamientos


“Juan Borea me usó para su placer cuando yo solo era un niño. Tenía menos de 10 años”. Esa línea, escrita por Rafael Camilo Salgado (33), detonó el escándalo que ha puesto en la mira a quien, hasta hace unos días, era considerado un renombrado educador.

Sobre Juan Borea Odría, ahora ex director del colegio Héctor de Cárdenas, en Jesús María, pesan acusaciones de tocamientos indebidos y maltrato físico y psicológico contra menores de edad.

Camilo Salgado, ex estudiante de dicha institución, fue el primero en denunciar a Borea a través Facebook. Y aunque no faltaron voces que intentaron desacreditarlo, al menos otros seis testimonios coinciden en la forma en que actuaba el ex director.

“Yo también sufrí la misma experiencia de abuso sexual por parte de Juan Borea. Hace no mucho pensé en hacerla pública, pero entre la vergüenza y no saber qué caminos tomar, el impulso se diluyó”, escribió Gabriel Acevedo Velarde.

Otros usuarios apuntaron en la misma dirección: “Era un secreto a voces”, “escuché esas historias durante buena parte de la secundaria”, “no es la primera vez que escuchamos de esto”, “definitivamente hay más casos”, escribieron.
"Cosquillas"

Sobre las acusaciones, Borea aseguró que solo les hizo “cosquillas” a sus alumnos. Tras pedir disculpas, “asumir su responsabilidad” y decir que se someterá a las investigaciones, el ahora ex director anunció que ha renunciado a su cargo y que se retira de la actividad educativa .

Rodrigo Gutiérrez Morcos, otro ex alumno, contó que, ante supuestas indisciplinas, Borea ofrecía dos salidas: una suspensión o las “cosquillas”: “(...) te pedía que apoyes tu pie en su pierna y empezaba a hacer las cosquillas en la planta... poco a poco acercaba tu pie hacia su zona genital y seguía intensamente con las cosquillas hasta que sentías que tu pie chocaba con algo duro. Era el pene de Borea que estaba en el clímax”, narró.

Igual de crudo es el recuerdo de Daniel Mercado, quien también tuvo que elegir entre los dos “castigos”. “Me tocó el cuello como examinándolo, luego me pidió que me sentara en su regazo y continuó haciéndome esa especie de examen físico que según él eran cosquillas. Luego de eso me pidió (que) ponga uno de los pies en su muslo (...) lo noté presuroso a hacerme cosquillas, noté entonces que lo hacía cada vez más rápido y que cambiaba su rostro, hasta que asumo llegó al clímax”, escribió.

Otros testimonios, como el de Daniel Kudō, indican que Borea también tenía otro recurso de acción.

“A mí me hizo lo de las cosquillas, pero empezó un día con las axilas y luego con el pie sobre su muslo. Vi una intención de ir tanteando a ver qué tan lejos podía llegar (...) Juan Borea me eligió como presa con el pretexto contrario: el de incentivar mi potencial como líder”, narró.

Borea respondió que entonces “no pensaba que este comportamiento pudiera hacerles daño a los alumnos”.

El ex congresista Sergio Tejada y otros ex estudiantes aseguran que Borea era violento, recurría al castigo físico y los insultaba.

El colegio Héctor de Cárdenas asumió la “responsabilidad institucional” en el caso, mientras que los padres de familia exigieron que se rompa el vínculo entre el colegio y la comunidad religiosa del mismo nombre. Ex colegas de Borea, que trabajó en el Foro Educativo y en el Consejo Nacional de Educación, dijeron que todo es una “sorpresa dolorosa”.

Aunque al compartir sus experiencias algunos dijeron sentir liberación, hoy evalúan formalizar una denuncia.

No hay comentarios: