VIDEITOS MANDAN

Loading...

domingo, 5 de marzo de 2017

SHYAMALAN Y EL SUEÑO NIETZSCHEANO


Por Johnson Centeno.-

‘Fragmentado’ es la nueva entrega del guionista, director y productor M. Night Shyamalan, con la cual vuelve por sus fueros después de una larga temporada en el traspatio de las producciones de medio pelo, con una historia basada en los laberintos de una mente fracturada, que te dejará completamente satisfecho. O no.

1999 es el año que sitúa a Shyamalan como el nuevo profeta de las historias de culto, a partir de Sexto sentido, que remeció las cansinas producciones americanas de terror, dándole un giro imprevisible, singular y fantástico. Desde entonces, salvo un par de títulos rescatables (Señales (2002), La joven del agua (2006)), su filmografía dejó de interesar a los críticos, cosa que desde hace un par de años parece revertirse de la mano del experimentado productor Jason Blum (Actividad paranormal, La noche del demonio), con quien desde Los huéspedes (The visit, 2015), ha dado a su carrera un nuevo punto de ascenso.

Fragmentado (Slipt, 2017), escarba en aquellos meandros de la mente humana no explorados del todo, y que la psicología cognitiva, a partir de estudios de Breuner y Freud, han denominado trastornos de personalidad múltiple (TPM) o de identidad disociativa (TID), esto es, la coexistencia en un solo sujeto de dos o más personalidades independientes.

Shyamalan expone el fenómeno con un agregado cautivante y estremecedor: una nueva personalidad generada a partir de la connivencia de todas, que las dirige y observa, y que debe ser alimentada de espíritus jóvenes. Es ‘La bestia’, cuya aparición en escena desata el clímax que justifica todo el rollo narrativo, con uno que otro cabo suelto inevitable para lograr el efecto esperado.

James McAvoy, se luce en el papel central de la cinta, administrando cuidadosamente cada una de las 23 personalidades que concentra Kevin, una de las cuales ha secuestrado a tres bellas adolescentes a quienes mantienen encerradas, y que padecerán cada una de las personalidades que se turnan en afligirlas, desde el pequeño Hedwing hasta la moralista Patricia o el calculador Dennis. La trama, escudriñada de a pocos por la impasible Dra. Flectcher (Betty Buckley), provoca la ansiedad de los distintos perfiles reunidos en Kevin, avivando una lucha por la sobrevivencia donde la enigmática Casey (Anya Taylor- Joy, protagonista de La Bruja (2015)) resucita los demonios de su breve pasado, demostrando una fortaleza de piel y ánimo en el momento crucial.

El secuestro de tres jovencitas, pues, no tendría mucho de especial más allá de esperar una violación sistemática, un rescate excepcional o un ejercicio ‘lecteriano’ de comerlas vivas. Shyamalan se regocija en invitar al espectador a una cena tenebrosa donde el plato de fondo es una bestia apocalíptica, a la cual le rinden pleitesía las numerosas personalidades del protagonista, y cuyo juicio definitorio equivale a la más alta evolución lograda por el hombre. El sueño nietzscheano.

El director lo ha hecho otra vez no cabe duda, y con esta peli retoma los demonios que una vez lo hicieron brillar. ‘Fragmentado’, se inscribe por sí sola entre sus mejores aportes al género, a pesar del sabor de boca en la escena final, puesto a propósito para desmoralizar a sus seguidores con una futura entrega de la cinta o un vanidoso cosquilleo a lo Hitchcock. Shyamalan ha regresado.

No hay comentarios: