VIDEITOS MANDAN

Loading...

martes, 16 de mayo de 2017

OJO CON MI VIVIENDA



En el Perú, el déficit de viviendas crece a razón de 100 mil unidades al año. El déficit de viviendas en el Perú ronda los 1.8 millones y, al cierre de 2016, solo en Lima dicho déficit es de más de 610 mil. La demanda insatisfecha por viviendas de menos de S/190 mil (aproximadamente US$57 mil) representa el 71% del total.

El Fondo Mivivienda articula al sector financiero, inmobiliario y estatal para ofrecer viviendas a una parte importante de la población con condiciones especiales. La desaceleración económica afecta al sector y era previsible.

Por eso resulta extraño que en febrero de este año, Mivivienda realizara una emisión de deuda por S/1,500 millones (7.2%) y US$150 millones (3.8%). ¿Por qué extraño? Porque no hay demanda suficiente de créditos y el dinero que Mivivienda no coloca tiene un costo financiero que deberá asumir el Estado. O sea, usted y yo.

Lo más extraño es que esta emisión se realizó con la recomendación en contra de la gerente financiera de la institución, despedida luego de la colocación. Es más, la proyección de colocación de créditos del directorio de Mivivienda, presidido hasta el mes pasado por Jorge Niezen Sarmiento (ver caso Yactayo), para justificar esa emisión, era que esperaban colocar 18 mil créditos este año.

Pues bien, el nuevo presidente de Mivivienda, Jorge Arévalo, ha estimado que en un escenario muy optimista se podrían colocar 8 mil. En un escenario conservador, 4 mil créditos. ¿Qué harán con toda esa plata? Cuando en una institución del Estado el funcionario responsable de los fondos “se olvida” de rentabilizar ese dinero durante un fin de semana largo, lo empapelan y hasta lo enjuician. ¿Y qué pasa por emitir deuda por encima de lo necesario? ¿Quién se beneficia de eso? ¿Quiénes compraron la deuda emitida? Todas, preguntas para la Contraloría.

No hay comentarios: