VIDEITOS MANDAN

Loading...

jueves, 25 de mayo de 2017

VIVIR EN 'CHACLA'


Por Jorge Mariátegui.-

Despertarse a las cinco de la mañana con un trinar de aves, sonreír y acomodarse para seguir durmiendo. Salir a la ventana y no ver nada, no ver nada porque la neblina desaparece el río, los cañaverales que borden al Rímac en todos los valles de la Yunga, región que puntualizo mi sabio profesor Javier Pulgar Vidal, todas las casas prendidas en los cerros frente a mi ventana, los grandes árboles que salen entre tanta maleza, todo cubierto por la espesa neblina londinense. A las diez el sol rompe las nubes y empieza a cubrir como una sábana todo el valle. A las tres un fuerte viento te esconde en tu casa, y el sol desaparece, luego en muchos días, vuelve a aparecer, y termina atrás de los grandes cerros, que señalan el Océano Pacífico.

En las mañanas las garzas reales de Villa, atraviesan el cauce del Rímac y se van volando hasta Chosica. Allí hay un matadero y un lavadero para peces, que chorrea al río y lo vuelve insalubre.

Vuelan las mariposas amarillas de hoja en hoja, y los nerviosos colibríes vuelan y se posan en todas las flores que orillan en el Rímac. La falta de alimento ha permitido que los "guardacaballos" aves negras de largas colas, introduzcan sus largos picos, en las bolsas de basura. Los perros que abundan en cientos, ya no pueden abrir las bolsas que se ponen en estantes metálicos altos. Cada criollo y paisano tiene de uno a 8 perros por casa. En mi edificio hay 8 en el tercer piso y dos canivales en el primero. Son perros mal educados que ladran cuando pasa por afuera otro perro desconocido. En Berlin me comunica Alisa que los perros en la calle y en las casas "No ladran", son educados. Aquí la gente tiene perros y jamas, jamas los llevan a veterinarios, que los eduquen.

Palomas en bandadas surcan por docenas muchos lugares de la ciudad y no se chocan al volar, deben tener un sentido de guía que nadie ha descubierto. Pero, pero hay gavilanes negros y de cola roja, que se encargan de bajar la población dedicándose a saciar, con esas aves, sus sagrados alimentos.

Y las ardillas, que estoy seguro las han traído ex-profeso de Lima, para arruinar los jardines chaclacainos, están abundando. Y esas depredadoras no dejan anidar en los árboles, porque se comen los huevos y los pichones. Entonces muy pronto las especies que abundan acá desaparecerán. Y una especie de loros hermosos, que vuelan en bandadas chillando, también son víctimas de los halcones. Los he visto persiguiéndolos en el espacio. Es una visión fantástica, como los loros y palomas, huyen cambiando de rumbo, peor, la velocidad de las aves de rapiña es mas rápida y feroz. Y no podían faltar los gallinasos, que vuelan en pareja. Dicen los especialistas que son un modelo de apareamiento, nunca son infieles y viven con su pareja hasta la muerte.

Y apropósito nunca encuentras un ave muerta en el piso, deben tener sus cementerios exclusivos.

Todavía pasan a cualquier hora, gritando en parlantes inventados, motos con carretas, comprando fierro, vendiendo fruta, verduras y peces. También pasan con rondines los afiladores de cuchillos, y a las 5 de la tarde pasa el panadero, para el lonchecito. Y los heladeros con sus estridentes cornetas, se reúnen en la Plaza de Armas, que siempre esta con mucha gente y ellos tienen muchas opciones. Los sábados y los domingos, dos estantes con libros "bambas" se colocan en una esquina de la Plaza mayor, y son visitados por muchos lectores y traen los títulos de moda.

La plaza de armas o plaza mayor, está rodeada de varios cafés simpáticos con vista a la calle, donde puedes consumir batidos, infusiones, cafées, sanguches de toda variedad. Hay cinco chifas tres restaurantes arequipeños, otros de comida criolla que ofrecen menúes entre ocho y diez soles. Peluquerias, bazares y tiendas de ropa. Dos grandes mercados, Metro y Vea, ferreterias y varios negocios con materiales de construcción.

Hay sesentaiseis órdenes religiosas posesionadas en casonas envidiables, que les han donado los viejos ricos que se fueron al mas allá, o han sido compradas por ellas. Hay una parroquia muy bella dedicada a la Virgen Misericordiosa, con misas los sábados y domingos.

Muchos colegios algunos de ordenes religiosas para jóvenes y niñas. No hay taxis, pero hay una hemorragia de mototaxis, que te transportan por la red de calles. 

Los buses, los colectivos parten de Chosica.

Chaclacayo cuya traducción aymara es Chacla que significa cañaverales. Estoy haciendo una investigación sobre los orígenes aymara e inca de Chaclacayo porque hay muchas huacas en sus cerros.

Nos atraviesa una red ferrocarrilera, que antes perteneció al Perú y a los peruanos, que nos íbamos a Huancayo.

El Ferrocarrril Central del Perú, ya no lo es, gracias a que un señor apellidado Olaechea, se ha hecho cargo y dueño de la Empresa. Hoy el ferrocarril de todos los peruanos pagado por el estado peruano a Meighs, quien lo convirtió en el ferrocarril mas alto del mundo, donde viajabamos miles de miles de turistas que enriquecieron el erario nacional, y que fue transporte de miles de peruanos que sacaban sus mercaderías de sus lejanos pueblos, como vegetales, granos, cuyes, aves y ricos quesos y calentitos panes y muchos productos de panllevar que alimentaban a la ciudad de Lima y a otras ciudades aledañas. Nunca mas. gracias a que el señor Olaechea ha alquilado a los mineros, los mas ricos del Perú, para que transporten sus minerales de Huancayo, Cerro de Pasco hasta el Callao. Los ferrocarriles, que pasan jalando de 45 a 60 vagones tres a cinco veces en el día y la noche, no nos dejan dormir por sus bocinas escandalosas que tocan en plenas ciudades. El señor Olaechea, nos "ha permitido viajar en nuestro ferrocarril" una vez al mes, cobrándonos precios exorbitantes, arguyendo que el pasaje de antes era oneroso para el estado, y ahora él se divierte con nuestras heredades, como un millonario.

A él se debe que arrojados los que llenabamos el tren, hoy no tengamos en qué viajar, dando un giro dramático a todos los que viajamos en "buses de la muerte", en colectivos y en bangs o camionetas. Y ha permitido que la gran congestión de la carretera central, no permita que turistas nacionales y extranjeros, vengan a pasar los fines de semana y gozar de sol. Hay que procurar que ese señor Olaechea no se apropie de las playas de la Costa Verde, sino tampoco tendremos sol de verano en Lima.

Ojalá que alguien del gobierno lea esta protesta de todos los peruanos que vivimos entre Chaclacayo, Chosica y bellas ciudades mas arriba hasta Huancayo.

Mientras tanto Chaclacayo es una apacible ciudad rural, con parques, con calles llenas de árboles,que en las noches nos trasmite una paz, con gente simpática provinciana, que tiene sus casas prendidas en todos los cerros. Te cruzas con religiosas y religiosos con hábitos multicolores, y que rezan por ti, para que conozcas el cielo y no el infierno, donde deberías ir.

No hay comentarios: