sábado, 17 de febrero de 2018

PODER JUDICIAL: CUANDO LA DIGNIDAD VALE 100 MI SOLES


No hay Justicia. El Colegiado Penal de Huamanga resolvió absolver por mayoría a Adriano Pozo de los delitos de tentativa de feminicidio y violación sexual. Las partes han apelado la resolución del juez, mientras que la fiscal del caso denuncia a sus propios peritos de cambiar su versión. Arlette Contreras seguirá firme en su lucha para buscar justicia.

Su agresor quedó absuelto por el Poder Judicial. Ella se siente humillada y piensa que la lucha que lideró con la movilización #NiUnaMenosdurante tres años no sirvió de nada. Pero no se da por vencida. Apelará la decisión del colegiado y seguirá su lucha.

Los hechos se remontan a una noche de julio del año 2015, cuando Adriano Pozo la agredió físicamente en el hotel Las Terrazas, en Ayacucho, después de haber acudido a una fiesta. Ella pensó que esta pesadilla no volvería repetirse, pero se equivocó.

Después de más de un año del segundo juicio oral, el juzgado colegiado de la Corte Superior de Justicia de Ayacucho absolvió a Adriano Pozo Arias de la acusación fiscal por los delitos de feminicidio y violación sexual, ambos en grado de tentativa, en agravio de su ex pareja Arlette Contreras Bautista, en julio del 2015 dentro del hotel, en la ciudad de Huamanga.

La decisión judicial fue por mayoría. Los magistrados Karina Vargas Béjar (presidente) y Rubén Pantaleón Zegarra Huayhua (miembro) fallaron a favor de dejar sin efecto los cargos imputados por el Ministerio Público. Sin embargo, el juez Alfredo Barrientos Espilco emitió un voto discordante, es decir, sentencia condenatoria con pena efectiva.

En la resolución se determinó que Pozo Arias deberá pagar una reparación civil de 100 mil soles. Mientras tanto, el Ministerio Público apelará la decisión, la fiscal Ítala Farfán Wilson formalizará esta posición en los próximos días al no estar de acuerdo con el fallo.

Razones del Juzgado para la absolución

¿Cuáles son las razones que encontraron los jueces para absolver a Adriano Pozo? La sentencia indica que el testimonio de Arlette Contreras no es creíble y ‘carece de corroboración’.

La sentencia indica que “pericialmente se ha probado que las lesiones proferidas por el acusado en el cuello fueron muy leves a tal punto que días después ya habían desaparecido”. Por ello, los jueces no consideraron este hecho como feminicidio.

La fiscal Ítala Farfán precisó que para acusar a Adriano Pozo se basó, como uno de los medios probatorios, en los dictámenes periciales de los médicos legistas, sin embargo, durante el proceso del juicio oral los peritos cambiaron su versión y con base en ello los magistrados de este juzgado emitieron un fallo favorable a Adriano Pozo Arias.

“Que los investiguen”

En este contexto, la fiscal Farfán cuestionó duramente la actuación de los médicos legistas, Luis Gabriel Castillejo Melgarejo y Juan Barrón Munaylla. Señaló que durante las investigaciones estos peritos emitieron dictámenes que acreditaban lesiones de dígito presión ocasionados por el agresor de Arlette Contreras; sin embargo, durante el juicio oral cambiaron su versión y de eso se valió el juzgado colegiado para tomar esta decisión.

“A nivel de la fiscalía, estos médicos emitieron su dictamen pericial acreditando que hubo dígito presión (en el cuello de la víctima) y a nivel de juicio cambiaron lamentablemente su versión”, dijo la fiscal tras la lectura de sentencia.

Explicó que durante el juicio se encontró desvalida, al notar que había peritos de su institución que han trabajado “de manera sucia” en este tipo de hechos. Indicó que no es el primer caso, hay varios ejemplos similares. Fue enfática en solicitar que los peritos sean no solamente investigados, sino separados de la institución.

“Que estos médicos legistas no sigan trabajando en la institución perjudicando al Ministerio Público. Pediré que se abra investigación, hay varios casos en los que los médicos vienen a juicio y dan otra versión de la que han puesto en sus propias pericias”, declaró Ítala Farfán.

Por ejemplo, el perito Juan Guillermo Barrón Munaylla señala que las lesiones no son de naturaleza mortal. Argumentó que la víctima solo tuvo una lesión superficial.

“No sé cuánto le habrá costado la libertad”

Durante la lectura de sentencia, Arlette Contreras sentía que la absolución iba a ser el destino final de este juicio.

Tras salir de la Corte Superior dijo que está volviendo a vivir un momento tan incómodo e injusto, ya que el Poder Judicialnuevamente le volvió a dar la espalda al absolver de todos los cargos a su agresor Adriano Pozo Arias.

“Me siento muy indignada. Frente a tanta evidencia, es repugnante la decisión de este juzgado colegiado al haber absuelto de los dos delitos a Adriano Pozo, como si nada hubiera pasado. Esto es realmente asqueroso, no sé cuánto dinero le habrá costado su libertad”, dijo, muy molesta, Arlette Contreras.

Argumentó que el video fue un medio probatorio claro y evidente, pero no fue tomado en cuenta como otras pruebas por los operadores de justicia, antes de emitir su decisión jurisdiccional.

“Realmente es asqueroso. Es abominable la decisión del Poder Judicial, me siento muy indignada en nombre de todas las mujeres del Perú porque esto es inconcebible. Por eso estamos tan mal. A las mujeres las violan, las matan y aquí no pasa nada”, acusó, muy indignada, Arlette Contreras.

A pesar de esta injusticia, ella aseguró que seguirá firme en su lucha en defensa de los derechos de las mujeres hasta que las instituciones tengan decisiones firmes.

“¿Qué mensaje está dejando el Poder Judicial para combatir la violencia contra las mujeres? Solo demuestran que para llenarse la boca en fechas específicas como institución, para decir que están en contra de la violencia contra la mujer, para hacer sus campañas... ahí sí tienen gracia. Para manifestarse contra la violencia de la mujer... ahí sí lo hacen hipócritamente. Esto es un atropello a mis derechos”, finalizó.

Claves sobre el caso

- Reparación Civil. El abogado de Adriano Pozo, Juan Carlos Portugal, manifestó que su defendido apeló el pago de la reparación civil de 100 mil soles, argumentando que, al ser absuelto, a su defendido no le corresponde pago alguno.

- Videos. El abogado indicó que los videos de la agresión no fueron tomados en cuenta por la fiscal que investigó el caso. Se basó en la pericia.

Sentencia absolutoria señala graves deficiencias de la fiscal

- Tras la lectura de la sentencia, los jueces solo atinaron a informar que la falta de pruebas hizo que nos prosperara la acusación por tentativa de homicidio y violación.

- Pidió disponer la investigación de la actuación de los fiscales que investigaron el caso.

- “Esta sentencia absolutoria señala graves deficiencias en la investigación fiscal de la agresión sufrida por Arlette Contreras, como el no recoger oportunamente las prendas de vestir de la agraviada. Recién se entregaron 5 días después del suceso”, manifestaron los jueces.

- Detallaron que el juzgado reconoce que el inculpado causó un grave daño al honor y la dignidad de la víctima, por el video que registra las agresiones. Debido a eso se le impone el pago de una reparación civil de 100 mil soles.

- “El video prueba la agresión sufrida por Arlette Contreras, pero no un intento de feminicidio ni violación sexual”, dijo.


No hay comentarios: